En Oti­lio Mon­ta­ño se “apli­ca bien” el Im­pues­to Mi­ne­ro

En el res­to de los mu­ni­ci­pios no hay pre­ci­sión res­pec­to al des­tino de los mi­llo­na­rios re­cur­sos que genera el gra­va­men: Mar­tín Ra­mí­rez

El Sol de Durango - - Portada - VÍC­TOR BLAN­CO

La co­rrec­ta apli­ca­ción del Im­pues­to Mi­ne­ro, cu­yo be­ne­fi­cio de­be des­ti­nar­se, acor­de con la le­gis­la­ción de la ma­te­ria, a co­mu­ni­da­des con ac­ti­vi­dad ex­trac­ti­va, de­pen­de de dos fac­to­res: Que las empresas cum­plan con es­ta con­tri­bu­ción y, que los be­ne­fi­cia­rios exi­jan su pun­tual eje­cu­ción; en Du­ran­go, con 15 mu­ni­ci­pios que con­fi­gu­ran, so­la­men­te hay un ejem­plo de éxi­to: el del po­bla­do Oti­lio Mon­ta­ño en el mu­ni­ci­pio de San Juan del Río, don­de se asien­ta la mi­na Real del Oro de Ar­go­nat Gold, y don­de so­la­men­te del año 2014 se in­vier­ten cer­ca de 19 mi­llo­nes de pe­sos.

La co­rrec­ta apli­ca­ción del Im­pues­to Mi­ne­ro, cu­yo be­ne­fi­cio de­be des­ti­nar­se, acor­de con la le­gis­la­ción de la ma­te­ria, a co­mu­ni­da­des con ac­ti­vi­dad ex­trac­ti­va, de­pen­de de dos fac­to­res: Que las empresas cum­plan con es­ta con­tri­bu­ción y, que los be­ne­fi­cia­rios exi­jan su pun­tual eje­cu­ción; en Du­ran­go, con 15 mu­ni­ci­pios que con­fi­gu­ran, so­la­men­te hay un ejem­plo de éxi­to: el del po­bla­do Oti­lio Mon­ta­ño en el mu­ni­ci­pio de San Juan del Río, don­de se asien­ta la mi­na Real del Oro de Ar­go­nat Gold, y don­de so­la­men­te del año 2014 se in­vier­ten cer­ca de 19 mi­llo­nes de pe­sos.

En el res­to de los mu­ni­ci­pios no hay pre­ci­sión res­pec­to al des­tino de los mi­llo­na­rios re­cur­sos que genera el Im­pues­to Mi­ne­ro, sub­ra­yó Mar­tín Ra­mí­rez, ve­cino y re­pre­sen­tan­te de es­ta po­bla­ción san­jua­ne­ra.

Oti­lio Mon­ta­ño, ade­más de otras obras con­so­li­da­das a par­tir del Im­pues­to Mi­ne­ro, se en­cuen­tra a po­co de ser el úni­co po­bla­do en to­do el te­rri­to­rio es­ta­tal, con pa­vi­men­to hi­dráu­li­co en el cien por cien­to de sus ca­lles.

Ayer jue­ves por la ma­ña­na, en con­fe­ren­cia de pren­sa en la que es­tu­vie­ron pre­sen­tes fun­cio­na­rios de Ar­go­nat Gold, así co­mo el re­pre­sen­tan­te del men­cio­na­do po­bla­do, se apor­ta­ron da­tos in­tere­san­tes.

De en­tra­da, en es­te en­cuen­tro con los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, el res­pon­sa­ble del área de pren­sa de Ar­go­nat Gold, Gus­ta­vo Álvarez, ex­pli­có que el ob­je­ti­vo de la con­fe­ren­cia es informar con de­ta­lle lo re­la­ti­vo a la apli­ca­ción del ci­ta­do im­pues­to, pe­ro ade­más, el ca­so elo­cuen­te de éxi­to de Oti­lio Mon­ta­ño.

Gus­ta­vo Álvarez fue es­pe­cí­fi­co al ex­pli­car que el Im­pues­to Mi­ne­ro, su co­rrec­ta apli­ca­ción de­pen­de de dos fac­to­res fun­da­men­ta­les: 1.- Que la em­pre­sa lo pa­gue, y 2.- Que la co­mu­ni­dad lu­che por la apli­ca­ción de es­te im­pues­to.

Re­for­zó al res­pec­to, que un ejem­plo so­bre­sa­lien­te y exi­to­so de la co­rrec­ta eje­cu­ción de es­te re­cur­so, es sin du­da el mul­ti­ci­ta­do po­bla­do, ubi­ca­do en el mu­ni­ci­pio de San Juan del Río, don­de se ope­ra la mi­na Real del Oro.

Se tra­ta, di­jo, de una co­mu­ni­dad to­tal­men­te di­fe­ren­te, con una ca­ra ama­ble, con sus ca­lles pa­vi­men­ta­das, con un ac­ce­so des­de la ca­rre­te­ra Pa­na­me­ri­ca­na con pa­vi­men­to hi­dráu­li­co y con otras obras que se han ve­ni­do desa­rro­llan­do du­ran­te los úl­ti­mos dos años.

Se tra­ta, rei­te­ró, de una his­to­ria de éxi­to, don­de el pró­xi­mo año 2019, la co­mu­ni­dad con­ta­rá al cien por cien­to con sus ca­lles pa­vi­men­ta­das.

Sin em­bar­go, pa­ra que el desa­rro­llo lle­ga­ra, las co­sas no han si­do sen­ci­llas, acla­ra el re­pre­sen­tan­te de Oti­lio Mon­ta­ño, el pro­fe­sor Mar­tín Ra­mí­rez, quien sub­ra­yó que el se­cre­to es­tá en la apli­ca­ción ho­nes­ta de los re­cur­sos.

Re­cor­dó que hu­bo de ha­cer mo­vi­li­za­cio­nes pa­ra que el di­ne­ro viera un des­tino jus­to, co­rrec­to, lo cual se log ró -ad­mi­te- gra­cias a la bue­na vo­lun­tad del go­bierno y de Ar­go­nat Gold, de tal for­ma que hoy la co­mu­ni­dad cuen­ta con un serie de obras so­cia­les que mar­can un an­tes y un des­pués; “hoy nos sen­ti­mos or­gu­llo­sos de un pue- blo di­fe­ren­te”.

De igual ma­ne­ra, na­rra que per­dió la amis­tad con el pre­si­den­te mu­ni­ci­pal de San Juan del Río, quien en efec­to, era su ami­go; “to­do es­to no es pro­duc­to de la ca­sua­li­dad, tu­vi­mos que pe­lear con el al­cal­de, siem­pre con el apo­yo de una co­mu­ni­dad que su­po y sa­be de­fen­der lo que le co­rres­pon­de, por­que es­te re­cur­so, de acuer­do con la ley, de­be ejer­cer­se, no en las ca­be­ce­ras mu­ni­ci­pa­les, sino en las co­mu­ni­da­des con ac­ti­vi­dad ex­trac­ti­va, co­mo es el ca­so”, rei­te­ró.

Se­ña­ló que en el es­ta­do de Du­ran­go hay 15 mu­ni­ci­pios con es­te be­ne­fi­cio; “la­men­ta­ble­men­te hay pi­llos en las pre­si­den­cias mu­ni­ci­pa­les, y no se dis­tri­bu­ye es­te re­cur­so de ma­ne­ra co­rrec­ta, so­bre to­do por­que la ma­yo­ría ig­no­ra que exis­te y de ello se apro­ve­chan las au­to­ri­da­des”.

Ci­tó el ejem­plo de San­tia­go Pa­pas­quia­ro, en la co­mu­ni­dad Cié­ne­ga de Es­co­bar, don­de el año an­te­rior se ge­ne­ra­ron 30 mi­llo­nes de pe­sos pa­ra obras. El Mu­ni­ci­pio en­tre­gó so­la­men­te 200 mil pe­sos “y la gen­te se ma­ni­fes­tó muy con­ten­ta”.

Den­tro del mis­mo mu­ni­ci­pio de San Juan hay otro po­bla­do, Ato­to­nil­co, en el que tam­bién hay ac­ti­vi­dad ex­trac­ti­va, em­pe­ro, el im­pues­to no se re­fle­ja en obras de la mis­ma ma­ne­ra.

Pa­ra el pró­xi­mo 2019, dos co­mu­ni­da­des más se aña­di­rán al pro­gre­so en San Juan, pro­yec­tó Ra­mí­rez Mo­reno, re­pre­sen­tan­te le­gal de Oti­lio Mon­ta­ño: San Agus­tín y San Lu­cas, que ha­brán de exi­gir el co­rrec­to em­pleo del im­pues­to.

Lue­go, pa­ra Oti­lio Mon­ta­ño, el pa­no­ra­ma pin­ta po­si­ti­vo tam­bién pa­ra el pró­xi­mo 2019, don­de se tra­ba­ja ya en la rea­li­za­ción del pro­yec­to pa­ra la cons­truc­ción de un pro­yec­to tu­rís­ti­co.

Fi­nal­men­te, Mar­tín Ra­mí­rez lan­za la re­fle­xión: “Si for­ma­mos un blo­que en to­do el es­ta­do, al igual que con no­so­tros, cam­bia­rían su fi­so­no­mía y ca­li­dad de vi­da to­das las co­mu­ni­da­des con ac­ti­vi­dad ex­trac­ti­va mi­ne­ra”.

Oti­lio Mon­ta­ño, es­tá a pun­to de ser el úni­co po­bla­do en to­do el es­ta­do con pa­vi­men­to hi­dráu­li­co en el 100% de sus ca­lles.

Mar­tín Ra­mí­rez, ve­cino y re­pre­sen­tan­te de la po­bla­ción san­jua­ne­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.