RE­CO­RRIEN­DO

El Sol de Durango - - Laguna - Mar­coM A. Ro­drí­guez

RE­GIÓN SIE­RRA, Dgo. (OEM).- En es­te día die­ci­séis de sep­tiem­bre es­ta­rá la na­ción ce­le­bran­do un aniver­sa­rio más del ini­cio de la gue­rra de In­de­pen­den­cia en el año 1810, la cual cul­mi­nó de ma­ne­ra ofi­cial el día 27 de sep­tiem­bre del año 1821.

Lo que po­co di­ce la his­to­ria ofi­cial es que el día on­ce de sep­tiem­bre del año1829 se li­bró la úl­ti­ma ba­ta­lla in­de­pen­den­tis­ta, cuan­do el bri­ga­dier es­pa­ñol Isi­dro Ba­rra­das in­ten­tó re­cu­pe­rar el país, sien­do de­rro­ta­do por el ge­ne­ral me­xi­cano An­to­nio Ló­pez de San­ta An­na, en la ba­ta­lla de Pue­blo Vie­jo, Ta­mau­li­pas.

Al ser San­ta An­na un per­so­na­je la­pi­da­do por la his­to­ria ofi­cial, to­do lo que hue­la a él se ig­no­ra, al­go así co­mo acon­te­ce con per­so­na­jes co­mo Agus­tín de Itur­bi­de y el pro­pio ge­ne­ral Por­fi­rio Díaz, a quien le de­be­mos que la ce­le­bra­ción del Gri­to se ha­ya ade­lan­ta­do un día, del die­ci­séis al quin­ce de sep­tiem­bre, originado en el tiem­po en el que el hé­roe oa­xa­que­ño era pre­si­den­te de la re­pú­bli­ca. Pe­ro bueno ¡Vi­va Mé­xi­co!

El me­xi­cano bien pue­de de­fi­nir­se por fe­chas: El 15 de sep­tiem­bre más me­xi­cano, el 20 de no­viem­bre más re­vo­lu­cio­na­rio; el 12 de di­ciem­bre el más gua­da­lu­pano; el 24 de di­ciem­bre el más fa­mi­liar y ho­ga­re­ño; el 28 de di­ciem­bre el más inocen­te, el 14 de fe­bre­ro el más enamo­ra­do y el diez de ma­yo el me­jor hi­jo.

En lo que to­ca a Ca­natlán, el día 15 de sep­tiem­bre por la no­che el jar­dín Juárez es­tá ple­tó­ri­co y al día si­guien­te, en la ce­re­mo­nia cí­vi­ca con­me­mo­ra­ti­va al ini­cio de In­de­pen­den­cia no acu­den ni las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les, mu­cho me­nos la ciu­da­da­nía, muy a fuer­za los con­tin­gen­tes es­co­la­res.

El día 27 de sep­tiem­bre, aniver­sa­rio de la con­su­ma­ción de la In­de­pen­den­cia de Mé­xi­co, ni quién se acuer­de de ce­le­brar­la.

Al­go pa­re­ci­do a la fies­ta gua­da­lu­pa­na; el día do­ce de di­ciem­bre to­dos muy emocionados por la fies­ta de la vir­gen mo­re­na y el res­to del año ni quién le re­ce un ro­sa­rio. En fin, es la me­xi­ca­na ale­gría.

Es­tas ac­ti­tu­des se pre­sen­tan de ma­ne­ra cí­cli­ca en la vi­da po­lí­ti­ca: Cuan­do las cam­pa­ñas elec­to­ra­les, los can­di­da­tos son las per­so­nas más sen­si­bles, aten­tas, sa­lu­da­do­ras y pro­me­te­do­ras. Cuan­do se ter­mi­nan pa­re­ce que se aca­ba el en­can­to y el sa­lu­do pier­de emotividad y las pro­me­sas mu­chas ve­ces quedan en eso, só­lo pro­me­sas de cam­pa­ña.

¿Có­mo an­da­mos en tu­ris­mo por Ca­natlán? Es­te sá­ba­do quin­ce de sep­tiem­bre quien es­cri­be acu­dió a la ri­sue­ña co­mu­ni­dad de La Sau­ce­da, a vi­si­tar la ima­gen del Divino Pas­tor; on­ce y me­dia de la ma­ña­na y la ca­pi­lla ce­rra­da.

A ochen­ta me­tros de ahí, el mu­seo Ar­tes de Mé­xi­co, co­mo es­tá ro­tu­la­do el in­mue­ble, tam­bién ce­rra­do. Pa­re­cie­ra que las in­ver­sio­nes mi­llo­na­rias gu­ber­na­men­ta­les no cum­plen su co­me­ti­do.

Qui­zá es­to ex­pli­que par­te del por­qué eso del tu­ris­mo re­li­gio­so y pro­yec­tos que tie­nen que ver con es­to se quedan só­lo en la in­ten­ción, al no exis­tir el in­te­rés ni de los ha­bi­tan­tes de la co­mu­ni­dad por bus­car ge­ne­rar un re­cur­so eco­nó­mi­co y tam­po­co el in­te­rés de otras au­to­ri­da­des en pro­mo­ver realmente el tu­ris­mo. Pe­ro bueno, es fies­ta na­cio­nal es­te día. ¡¡Vi­va Mé­xi­co!!!

Has­ta la pró­xi­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.