En la UJED: ¿Sa­lió más ca­ro el re­me­dio que la en­fer­me­dad?

Los es­tu­dian­tes que to­ma­ron Rec­to­ría y otros edi­fi­cios de nues­tra al­ma má­ter, co­mo no co­me­tie­ron nin­gún ilí­ci­to, no fue­ron to­ca­dos ni con el pé­ta­lo de una rosa. Al con­tra­rio, las au­to­ri­da­des en­ca­be­za­das por el en­car­ga­do del des­pa­cho de la Rec­to­ría, Alán

El Sol de Durango - - Analisis - Ál­va­ro San­juán

No se ha que­ri­do en­ten­der: La UJED es au­tó­no­ma pe­ro no un Es­ta­do den­tro de otro Es­ta­do co­mo es­tá con­si­de­ra­do el Vaticano en Ita­lia. Con la pe­na: “Re­suel­to el mo­vi­mien­to” aho­ra sí, co­mien­za la lu­cha en nues­tra má­xi­ma casa de es­tu­dios por el po­der po­lí­ti­co, fi­nan­cie­ro, por­que ese es, el fon­do de la lu­cha por la Rec­to­ría.

La FEUD, “El gi­gan­te que des­per­tó” se­gún las pa­la­bras de su pre­si­den­te Fa­bián Arrie­ta, con el ex­rec­tor Erasmo Ná­var “hai­ga si­do co­mo hai­ga si­do” no lo pu­sie­ron de ro­di­llas, pe­ro aho­ra en unos cuan­tos días si más les hu­bie­ran pe­di­do, más les hu­bie­ran da­do. Di­ce Ra­món Ayala “qué ca­sua­li­dad, qué ca­sua­li­dad”. Tam­po­co lo es, que el di­rec­tor de la FECA Melchor Ve­láz­quez, en unas ho­ras lan­za­ra la con­vo­ca­to­ria pa­ra ele­gir al nue­vo di­rec­tor de esa Ins­ti­tu­ción. Si Alan Arro­yo ya nom­bró a la nue­va Sub­se­cre­ta­ria Aca­dé­mi­ca de la UJED, que de acuer­do a al­gu­nos maes­tros uni­ver­si­ta­rios no tie­ne fa­cul­ta­des pa­ra ex­ten­der nom­bra­mien­tos, ¿por qué en­ton­ces Melchor Ve­láz­quez no pue­de ade­lan­tar la elec­ción de di­rec­tor que se ten­dría que ce­le­brar en mar­zo de 2019? Co­mo na­die ven­de un ca­ba­llo por bueno, ni te ha­cen ri­co que­dán­do­se po­bres, es­ta ma­nio­bra tie­ne un des­ti­na­ta­rio: Ru­bén So­lís. Pa­ra na­die es un se­cre­to, el dos ve­ces di­rec­tor de esa Fa­cul­tad y por las cir­cuns­tan­cias actuales que vi­ve la UJED, re­sul­ta el idó­neo pa­ra la Rec­to­ría y mu­cho te­me­mos que si to­dos los aspirantes se unen en su contra, lo pue­den con­ver­tir en már­tir.

Den­tro de los po­si­bles a con­ver­tir­se en

Rec­tor, hay de to­do co­mo en bo­ti­ca. Exis­ten de pri­me­ra, se­gun­da, ter­ce­ra y de cuar­ta. Y por si fue­ra po­co, tam­bién as­pi­ran al­gu­nos que hi­cie­ron un guar­da­di­to cuan­do fue­ron di­rec­to­res de una Fa­cul­tad, co­mo es el ca­so de Jorge Cis­ne­ros que quie­re lle­gar a la Rec­to­ría a ba­se de ca­ño­na­zos co­mo aque­llos que hi­cie­ron fa­mo­so a un ge­ne­ral en la Re­vo­lu­ción Me­xi­ca­na. ¿Us­ted pien­sa que la FEUD se aven­tó co­mo el “Bo­rras” a to­mar la Rec­to­ría? ¿Us­ted les cree? No­so­tros tam­po­co. De que hu­bo una mano que me­ció la cu­na no ca­be la me­nor du­da; la so­cie­dad du­ran­guen­se es no­ble, pe­ro no ton­ta. Son tan­tos los ru­mo­res en torno a la elec­ción del Rec­tor, que ya se em­pie­za a co­men­tar que la toma del edi­fi­cio cen­tral fue pro­mo­vi­da por un per­so­na­je que des­pa­cha en el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia pa­ra be­ne­fi­ciar al en­car­ga­do del des­pa­cho Alán Arro­yo y no se que­de só­lo tres me­ses co­mo de­be ser. Y están uti­li­zan­do al maes­tro Gar­cía Ca­rran­za co­mo fa­cha­da del plan A pa­ra ocul­tar el plan B.

Y ya en­ca­rre­ra­do el ga­to, se di­ce que el ex­ma­gis­tra­do Jo­sé de la Luz Ló­pez Pes­ca­dor es­tá con­si­de­ra­do co­mo par­te de es­te plan, es de­cir, per­so­na­jes que ocu­pa­ron pues­tos no ha­ce mu­cho al in­te­rior de la UJED, hoy des­de fue­ra, a tra­vés de uno de sus in­con­di­cio­na­les, quie­ren ma­ne­jar la Uni­ver­si­dad. Melchor Ve­láz­quez re­pre­sen­ta una pie­za muy im­por­tan­te pa­ra ce­rrar­le el ca­mino a Ru­bén So­lís, el que por su­pues­to no se que­da­rá cru­za­do de bra­zos. Si co­mo di­ce el corrido, ese Melchor Ve­láz­quez fue el que la me­cha en­cen­dió, Ru­bén tie­ne que te­ner la fór­mu­la y la in­te­li­gen­cia pa­ra des­ac­ti­var esa es­pe­cie de TUCOM en su contra. Otra vez: ¿Y la Au­to­no­mía ‘apá?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.