Fu­tu­ro po­lí­ti­co local El re­par­to de co­mi­sio­nes en

El Sol de Durango - - Analisis -

el Con­gre­so local y otros fac­to­res ha­cen pre­sa­giar có­mo se­rá la nue­va co­rre­la­ción de fuer­zas po­lí­ti­cas en el es­ta­do. Si bien es cier­to cuan­ti­ta­ti­va­men­te el re­par­to de co­mi­sio­nes se ve equi­li­bra­da­men­te dis­tri­bui­do a ra­zón que de las 40, el PT y MO­RE­NA pre­si­di­rán 20, 10 ca­da uno; el PAN 9; el PRI 9 y el Ver­de 2.

Cua­li­ta­ti­va­men­te MO­RE­NA se que­da con la co­mi­sión de Ha­cien­da, Pre­su­pues­to y Cuen­ta Pú­bli­ca, pre­si­di­da por Pa­blo Cé­sar Agui­lar Pa­la­cio, ¿y qué sig­ni­fi­ca eso?, a pri­me­ra ins­tan­cia ana­li­za, pro­ce­sa y co­mo no, ne­go­cia, la pro­pues­ta del Eje­cu­ti­vo local de la Ley de In­gre­sos-Egresos, o sea, te doy pe­ro tú me das. Es la pri­me­ra vez que di­cha co­mi­sión es­tá en ma­nos de un par­ti­do de opo­si­ción, es de­cir ajeno al par­ti­do en el po­der, es­que­ma que go­ber­na­do­res an­te­rio­res ni en pe­sa­di­llas lo vie­ron y va­ya que lo se­rá pa­ra el ac­tual; “ahí se ne­go­cia­rá sin pie­dad ni leal­tad, mu­cho me­nos por in­te­rés co­mu­ni­ta­rio”. En se­gun­da ins­tan­cia lo ana­li­za­do ne­go­cia­do se va al pleno a su vo­ta­ción don­de si no me fa­llan los nú­me­ros MO­RE­NA cuen­ta con 10 dipu­tados, PT con 4, lo que les da ma­yo­ría re­la­ti­va (14) y pa­ra ma­yo­ría ca­li­fi­ca­da, o sea (16), re­quie­ren dos más, que por la su­ma no se­rá di­fí­cil y ha­blo de la su­ma de bi­lle­tes; de lo­grar­lo po­drán apro­bar re­for­mas cons­ti­tu­cio­na­les.

Aho­ra bien, tam­bién di­cha co­mi­sión tie­ne la fa­cul­tad de fis­ca­li­zar las cuentas pú­bli­cas de los mu­ni­ci­pios y del go­bierno del es­ta­do, ¿y ahí qué pa­sa? por lo ge­ne­ral, ab­so­lu­ta­men­te na­da. La en­ti­dad de Au­di­to­ría Su­pe­rior del Es­ta­do del Con­gre­so por lo ge­ne­ral em­pie­za re­cha­zan­do las cuentas y ha­ce se­ña­la­mien­tos, lo que le da fes­tín a los me­dios y a ene­mi­gos po­lí­ti­cos aga­za­pa­dos pa­ra que ata­quen con to­do. En pocos ca­sos se lle­ga a la de­man­da pe­nal y son gar­ban­zos de a libra cuan­do se pro­ce­sa por esa vía, acla­ran­do que por lo ge­ne­ral son con los re­cur­sos fe­de­ra­les. Al fi­nal es un cir­co de tres pis­tas que no pa­sa de un es­pec­tácu­lo me­diá­ti­co re­cu­rren­te, pe­ro lo que sí con la co­mi­sión de Ha­cien­da en ma­nos de la opo­si­ción MO­RE­NA ha­bre­mos de vi­ven­ciar un es­ce­na­rio don­de el equi­li­brio o des­equi­li­brio de po­de­res se pon­drá de ma­ni­fies­to, tan­to que pu­die­ra ma­nia­tar al Eje­cu­ti­vo local, y pa­ra ce­rrar la pin­za con el te­ma de los di­ne­ros ha­brá que es­tar aten­to a ver las fa­cul­ta­des con que con­ta­rá el representante de la Fe­de­ra­ción, En­ri­que No­ve­lo So­lís, coordinador de Pro­gra­mas de De­sa­rro­llo en la en­ti­dad. Al res­pec­to se di­ce que a tra­vés de él se con­cen­tra­rá y re­par­ti­rán los di­ne­ros y es­tos se ca­na­li­za­rán di­rec­ta­men­te y sin es­ca­la a sus des­ti­na­ta­rios (ten­den­cio­sa con­cen­tra­ción). De ser así, di­cho pues­to ten­drá una in­fluen­cia inusi­ta­da y exa­cer­ba­da que da la che­que­ra, con­se­cuen­cia de ello pu­die­ra po­ner de ro­di­llas a las au­to­ri­da­des lo­ca­les.

Más allá de lo plan­tea­do, pe­ro si­guien­do por el hi­lo con­duc­tor de un nue­vo es­que­ma en el ejer­ci­cio del po­der, aho­ra ha­brá que ver el Du­ran­go de hom­bres y gru­pos más allá de las ins­ti­tu­cio­nes, que es el es­que­ma real im­pe­ran­te en la co­rre­la­ción de fuer­zas po­lí­ti­cas. Em­pe­zan­do por MO­RE­NA y alia­dos es­tos cir­cuns­tan­cial­men­te de­pen­de­rán en mu­cho elec­to­ral­men­te pa­ra el 2019 del arran­que del go­bierno de AMLO, que el ban­de­ra­zo ofi­cial se­rá el pri­me­ro de di­ciem­bre pró­xi­mo, no obs­tan­te el ta­bas­que­ño co­mo pre­si­den­te elec­to con su hi­per­ac­ti­vi­dad y su agen­da que pa­re­ce que sigue en cam­pa­ña ya es­tá su­frien­do des­gas­te. Ve­re­mos si su ca­pi­tal po­lí­ti­co que es mu­cho le da pa­ra in­fluen­ciar las co­mi­cios ci­ta­dos, de ser así los mo­re­nis­tas que con­tien­dan pa­ra las al­cal­días ten­drán el vien­to a su fa­vor, que pa­ra la ca­pi­ta­li­na se es­cu­chan Otniel Gar­cía aun­que el can­da­do an­ti­cha­pu­lín no le ayu­da­rá, Héc­tor Ve­la y ya en­tra­dos ple­na­men­te en el plano local Gon­za­lo Yá­ñez, amo y se­ñor del PT, muy cer­cano a AMLO y coordinador de los pe­tis­tas en el Se­na­do y con más ta­blas que un ase­rra­de­ro, por to­do ello y

si con­ti­núa la bue­na ra­cha bien pu­die­ra na­ve­gar vien­to en po­pa ha­cia el 2022 y no se ve quién por la iz­quier­da le ha­ga som­bra, y por la de­re­cha creo que tam­po­co, aun­que con el arre­glón en Ac­ción Na­cio­nal don­de Mar­co Cor­tes (Ana­ya) se­rá el pre­si­den­te del par­ti­do y Héc­tor La­rios (Mo­reno Va­lle) secretario ge­ne­ral y el po­blano coor­di­na­rá el se­na­do desafa­nan­do al gan­da­llón de Damián Ze­pe­da, tal es­ce­na­rio apa­ren­te­men­te le abre una ren­di­ja al ga­leno Jo­sé Ra­món Enríquez en di­cho par­ti­do, no obs­tan­te ve­re­mos qué di­ce Ró­mu­lo Cam­pu­zano y afi­nes, que no quie­ren al ci­ta­do ni en fo­to; no obs­tan­te es un per­fil en el ta­ble­ro del aje­drez po­lí­ti­co que mu­cho se di­ce que su fu­tu­ro es­tá con MO­RE­NA, ¿se­rá?

Y por el PRI ahí no es cues­tión de per­fi­les, que siem­pre los hay, sino del par­ti­do. Su ma­la ima­gen es tal que res­ca­tar­lo re­pre­sen­ta una la­bor ti­tá­ni­ca, sin em­bar­go hay que de­cir que en ese te­rri­to­rio po­lí­ti­co con el for­ta­le­ci­mien­to de Is­mael Hernández De­ras al fren­te na­cio­nal de la CNC le da una fuer­te pre­sen­cia e in­fluen­cia local, lo que lo po­ne co­mo gru­po do­mi­nan­te al in­te­rior del par­ti­do, que de he­cho ya lo tie­ne en ma­nos de En­ri­que Be­ní­tez y una só­li­da re­pre­sen­ta­ti­vi­dad e in­ter­lo­cu­ción con el go­bierno del es­ta­do y otras ins­ti­tu­cio­nes, por ci­tar una la UJED, la que­ri­da y desea­da ($$$) al­ma má­ter. En cuan­to al gru­po de Jorge He­rre­ra Cal­de­ra, en caída li­bre y con un pa­ra­caí­das mo­re­nis­ta pequeño; de los otros ex­go­ber­na­do­res na­da más pa­ra pro­to­co­lo ofi­cial.

An­te to­do lo plan­tea­do, sin du­da ha­brá cam­bios don­de se pon­drá de ma­ni­fies­to la di­vi­sión de po­de­res y una nue­va con­fi­gu­ra­ción en el ta­ble­ro po­lí­ti­co de ca­ra al 2019 y 2022.

NO­TAS COR­TAS NO TAN COR­TAS

Que el plan de austeridad en San Lázaro se dio ba­jo la ló­gi­ca de siem­pre: En casa de he­rre­ro, cu­chi­llo de pa­lo, que en fast track to­dos los lí­de­res par­la­men­ta­rios me­nos el del PRD acor­da­ron su acuer­do de austeridad pa­ra lo­grar una aho­rro de 409 mi­llo­nes de pe­sos du­ran­te los úl­ti­mos 4 me­ses del año, pe­ro sin re­du­cir las die­tas men­sua­les de los le­gis­la­do­res, la cual se man­tu­vo en 73 mil 764 pe­sos, más asis­ten­cia le­gis­la­ti­va 45 mil pe­sos y otros 28 mil de aten­ción ciu­da­da­na, que si su­ma­mos to­do en­ton­ces ha­ce pre­gun­tar ¿dón­de que­dó la austeridad republicana?

Que el pre­si­den­te elec­to AMLO dio a co­no­cer un pro­gra­ma pa­ra de­to­nar el de­sa­rro­llo en 15 ciu­da­des que pre­sen­tan al­tos ín­di­ces de mar­gi­na­ción y vio­len­cia, pa­ra tal es­tra­te­gia se ca­na­li­za­rán 10 mil mi­llo­nes de pe­sos, des­ta­can­do que los pun­tos se en­cuen­tran en Ja­lis­co, Que­ré­ta­ro, Gue­rre­ro, Es­ta­do de Mé­xi­co, Na­ya­rit y Ba­ja Ca­li­for­nia Sur, y ni con lu­pa se ve Du­ran­go. Mal y de ma­las.

Que el pre­si­den­te elec­to AMLO po­si­ble­men­te vi­si­te Du­ran­go en es­te mes, es­pe­re­mos y en su es­tan­cia, que se­rá cor­ta y ac­ci­den­ta­da, se le pre­sen­ten pro­yec­tos con­tun­den­tes pa­ra el de­sa­rro­llo del es­ta­do. Uno pu­die­ra ser que se de­cla­re Zo­na Eco­nó­mi­ca Es­pe­cial.

MO­RE­NA pre­sen­tó la ini­cia­ti­va de ley de la fis­ca­lía ge­ne­ral: pri­me­ro el fis­cal y lue­go las re­for­mas cons­ti­tu­cio­na­les, sin du­da ha­brá fis­cal a mo­do. En es­te país pa­ra com­ba­tir la co­rrup­ción, for­ta­le­cer el Es­ta­do de De­re­cho y la di­vi­sión de po­de­res se re­quie­re un Po­der Ju­di­cial 100% au­tó­no­mo. Nues­tro sis­te­ma pre­si­den­cial pi­ra­midal con fa­cul­ta­des me­ta­cons­ti­tu­cio­na­les del Eje­cu­ti­vo no lo per­mi­ti­rá, de tal ra­zón se­gui­rá la dic­ta­du­ra per­fec­ta y for­ta­le­ci­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.