Se va Ma­nuel Ve­las­co pe­ro de­ja pen­dien­tes

Ma­gis­te­rio y sec­tor sa­lud, los úl­ti­mos afec­ta­dos, y an­tes Ve­las­co Coe­llo de­jó en ban­ca­rro­ta a pro­vee­do­res

El Sol de Irapuato - - Nacional - RU­BÉN ZÚ­ÑI­GA Dia­rio del Sur

Ter­mi­nó la ges­tión de Ve­las­co Coe­llo, pe­ro exis­te mo­les­tia de la sociedad, en es­pe­cial del sec­tor sa­lud y el ma­gis­te­rio; am­bas agru­pa­cio­nes sin­di­ca­les exi­gen el pa­go de deudas, sa­la­rios, bo­nos y pres­ta­cio­nes.

TAPACHULA, Chis.ter­mi­nó la ad­mi­nis­tra­ción de Ma­nuel Ve­las­co Coe­llo, pe­ro exis­te mo­les­tia por par­te de gran par­te de la sociedad, en es­pe­cial el sec­tor sa­lud y el ma­gis­te­rio es­ta­tal, am­bas agru­pa­cio­nes sin­di­ca­les que exi­gen el pa­go de deudas, sa­la­rios, bo­nos y pres­ta­cio­nes.

Au­na­do a es­to, el ex­go­ber­na­dor chia­pa­ne­co tam­bién de­jó en Tapachula com­pro­mi­sos sin cum­plir, en­tre ellos la reha­bi­li­ta­ción to­tal del li­bra­mien­to sur, ar­te­ría vial que per­mi­ti­ría agi­li­zar el tras­la­do de mer­can­cías ha­cía Gua­te­ma­la.

El li­bra­mien­to se en­cuen­tra en di­ver­sos tra­mos com­ple­ta­men­te des­trui­do, otros pe­rí­me­tros que son in­tran­si­ta­bles, pe­ro de­bi­do a la ne­ce­si­dad la po­bla­ción de­be uti­li­zar es­ta vía.

Ade­más, en la ciu­dad de Tapachula no so­lo que­da el li­bra­mien­to sur ol­vi­da­do por Ve­las­co Coe­llo, tam­bién ca­lles y ban­que­tas ubi­ca­das en el cen­tro y las co­lo­nias po­pu­la­res de la Per­la del So­co­nus­co.

So­lo bas­ta vi­si­tar la 4a Po­nien­te, ca­lle que fue par­te de la mo­der­ni­za­ción de ca­lles de con­cre­to hi­dráu­li­co lan­za­da por Ve­las­co Coe­llo, quien por adeu­dos a los cons­truc­to­res pro­vo­có que las ban­que­tas que­da­ran en obra ne­gra.

Sin em­bar­go, exis­ten lu­ga­res afec­ta­dos co­mo los de la 28a Ca­lle Orien­te Pro­lon­ga­ción, co­lo­nia Be­ni­to Juá­rez, a es­ca­sos me­tros de la Uni­dad Ad­mi­nis­tra­ti­va, don­de la obra de ca­lle de con­cre­to no se reali­zó y só­lo se lle­va­ron a ca­bo los tra­ba­jo de re­mo­ción de es­com­bros y des­truc­ción de ca­lle, así co­mo ban­que­tas, pe­ro no se vol­vie­ron a re­pa­rar y hoy se encuentran en to­tal ol­vi­do.

Otra de las pro­me­sas in­cum­pli­das de Ve­las­co Coe­llo fue las clí­ni­ca de la mu­jer, pro­yec­to que se­gún los mis­mos tra­ba­ja­do­res

A par­tir de hoy las puer­tas de la Ca­sa de Go­bierno es­tán abier­tas al pú­bli­co, que po­drá dis­fru­tar de un es­pa­cio cultural y so­cial, he­cho iné­di­to en Chia­pas

de sa­lud ya no exis­te de­bi­do a que no lo­gró pa­sar la acre­di­ta­ción por la fal­ta de in­fra­es­truc­tu­ra, me­di­ca­men­to y equi­po, in­clu­so, lue­go de la mu­dan­za del hos­pi­tal re­gio­nal ha­cía sus nue­vas ins­ta­la­cio­nes, esa clí­ni­ca des­apa­re­ció.

Ade­más, el ac­tual hos­pi­tal re­gio­nal de Tapachula pa­de­ce de­fi­cien­cias co­mo el sis­te­ma de dre­na­je, lo cual pro­vo­ca un he­dor en los al­re­de­do­res del re­cién inau­gu­ra­do no­so­co­mio, así co­mo fa­llas en to­dos sus ele­va­do­res, au­na­do al des­abas­to de me­di­ca­men­tos e in­su­mos mé­di­cos para dar aten­ción a los pa­cien­tes de la en­ti­dad.

En di­cha obra es­tu­vo pre­sen­te el ex­pre­si­den­te de Mé­xi­co, En­ri­que Pe­ña Nie­to, a quien Ve­las­co Coe­llo le pre­su­mió el hos­pi­tal de al­to ni­vel que aho­ra re­sul­ta con tan­tas in­con­sis­ten­cias.

Tam­bién al ol­vi­do se su­ma

Ca­cahoa­tán, mu­ni­ci­pio en el que Ve­las­co in­vir­tió 30 millones de pe­sos para una ter­mi­nal de cor­to re­co­rri­do que re­uni­ría a to­do el sec­tor del trans­por­te en ese pun­to geo­grá­fi­co de la fron­te­ra sur, pe­ro el lu­gar con­ti­núa sin ope­rar.

En el cam­pa­men­to de pro­tes­ta de los tra­ba­ja­do­res de sa­lud afue­ra de la Ju­ris­dic­ción Sa­ni­ta­ria aún se pue­de ver al­gu­nas con­sig­nas con la fra­se “Güe­ro ra­te­ro, te ro­bas­te el di­ne­ro”, lo mis­mo su­ce­de en los cam­pa­men­tos de maes­tros tan­to de la CNTE y de la SNTE, don­de la­men­tan que Ve­las­co Coe­llo no ha­ya pa­ga­do a sus acree­do­res.

Por aho­ra, el ex­go­ber­na­dor y tam­bién se­na­dor cie­rra su se­xe­nio y se­rá re­cor­da­do con un mal sa­bor de bo­ca, ya que la en­ti­dad, así co­mo la re­gión y la ciu­dad, se encuentran su­mi­das en el to­tal aban­dono es­ta­tal.

/EDUAR­DO TO­RRES

Gra­ves molestias de­ja ad­mi­nis­tra­ción de Ma­nuel Ve­las­co en el es­ta­do chia­pa­ne­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.