No hay pla­zo que no se cum­pla

Ma­ña­na do­min­go ini­cian cam­pa­ñas nues­tros fla­man­tes can­di­da­tos pre­si­den­cia­les.

El Sol de León - - Local -

¡Y Arran­ca la ‘es­po­ti­za’ con to­da la car­ga de pro­me­sas que, ya sa­be­mos, no se­rán cum­pli­das, y que no se las cree ni su ‘pa­rá­si­ta abue­la’, di­je­ra Chen­te Fox!

Pe­ro ni mo­do, a diz­que dar­se con to­do, pa­rá­si­tos, ¡per­dón!, can­di­da­tos, pa­ra que to­do si­ga igual… ¿Quién se pa­re­ce a quién?.

El pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la, Ni­co­lás Ma­du­ro, eli­mi­nó tres ce­ros al bo­lí­var pa­ra en­fren­tar la cri­sis eco­nó­mi­ca en Ve­ne­zue­la. Su de­ci­sión, de ca­ra a la elec­ción del pró­xi­mo

20 ma­yo.

¡Tsss! Y lue­go por qué di­cen que nos va­mos a pa­re­cer a Ve­ne­zue­la, ¡más bien!, Ve­ne­zue­la se es­tá me­xi­ca­ni­zan­do, si­guien­do el ejem­plo de Car­los Sa­li­nas de Gor­ta­ri pa­ra que no im­pac­ta­ra la de­va­lua­ción frente al dó­lar…

Hay de mu­ros a mu­ros

Di­na­mar­ca cons­trui­rá un “mu­ro fron­te­ri­zo” de 70 km

de lar­go con Ale­ma­nia. Es­to pa­ra pro­te­ger a sus cer­dos de una epi­de­mia de gri­pe afri­ca­na que se es­tá ex­ten­dien­do en su po­bla­ción por­ci­na.

El “Mu­ro”, de ape­nas me­tro y me­dio de al­tu­ra, se cons­trui­rá con el fin de “no co­rrer ries­gos” y evi­tar que cer­dos sal­va­jes pue­dan cru­zar con la en­fer­me­dad a te­rri­to­rio da­nés.

¡Óra­le! ¡que lo co­pie el “ya sa­ben quién grin­go”, no'más, pa­ra que no se que­de con las ga­nas!, con esa al­tu­ra, va a ser un ‘día de cam­po’ pa­ra los que to­da­vía creen en el sue­ño ame­ri­cano...

Se hu­bie­ra esperado

A más de 100 años de re­dac­ta­do se subas­ta­rá el úl­ti­mo men­sa­je que en­vió a la po­li­cía bri­tá­ni­ca, Jack El Des­tri

pa­dor, an­tes de ma­tar a su quin­ta y úl­ti­ma víc­ti­ma, la se­xo­ser­vi­do­ra Mary Kelly.

"Mi cu­chi­llo aún fun­cio­na. Cui­da­do, hay dos mu­je­res que quie­ro. Son bas­tar­das y quie­ro te­ner­las. Soy Jack el

Des­tri­pa­dor", di­ce el ‘es­ca­lo­frian­te’ men­sa­je.

Días des­pués, el 9 de no­viem­bre de 1888, des­cu­brie­ron el ca­dá­ver de la chi­ca qué ma­tó JED (Jack El Des­tri­pa­dor).

Es­ta­ba so­bre su ca­ma. Las pa­re­des es­ta­ban lle­nas de san­gre y en la me­sa ha­bía una pi­la de car­ne hu­ma­na.

El ‘’po­lé­mi­co’’ tex­to se­rá subas­ta­do el pró­xi­mo 30 de abril por la ca­sa Grand Auc­tions, con un pre­cio ba­se que os­ci­la­rá en­tre los 23 mil 184 pesos.

Bah, no ca­be du­da que aquí en Mé­xi­co, Jack El Des­tri

pa­dor se­ría ‘niño de kín­der’, y se­ría in­com­pe­ten­te an­te el nú­me­ro de fe­mi­ni­ci­dios que ocu­rren dia­ria­men­te en es­te país.

¡Jack se hu­bie­ra co­mi­do su men­sa­je an­te las mi­les de ve­ja­cio­nes, des­apa­ri­cio­nes y vio­la­cio­nes, en con­tra de las mu­je­res!

¡Láaas­ti­ma!

Pe­ro és­te sí, aun­que en fun­cio­nes, ca­yó. El ex­pre­si­den­te pe­ruano Pedro Pa­blo Kuczyns­ki se con­vir­tió en el pri­mer man­da­ta­rio in­ves­ti­ga­do por el ca­so Ode­brecht, no pue­de sa­lir del país y sus ca­sas en Li­ma fue­ron alla­na­das ape­nas a tres días des­pués de su re­nun­cia al pues­to.

Chin. Otro que de­jó en lu­gar equi­vo­ca­do la ci­güe­ña: si hu­bie­ra si­do me­xi­cano, todas sus co­rrup­te­las con Oder­brecht, le ha­ría lo que el vien­to al Be­ne­mé­ri­to, o ya hu­bie­ra si­do sal­va­do por un ‘Virgilio in­ca’…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.