Cul­pa­ble de to­dos los car­gos, lí­der de Nxivm

Keith Ra­nie­re re­ci­bi­ría ca­de­na per­pe­tua tras un jui­cio de es­cán­da­lo que in­vo­lu­cró a me­xi­ca­nos y fa­mo­sos es­ta­dou­ni­den­ses

El Sol de León - - Mundo - EFE, AFP, Notimex y Re­dac­ción

NUE­VA YORK. Un ju­ra­do de una cor­te fe­de­ral de Nue­va York ha­lló cul­pa­ble de to­dos los car­gos, en­tre ellos trá­fi­co se­xual y cri­men or­ga­ni­za­do, a Keith Ra­nie­re, fun­da­dor de la or­ga­ni­za­ción de au­to­ayu­da y sec­ta se­xual Nxivm, en un ca­so que in­vo­lu­cró a fa­mo­sos.

Tras só­lo cin­co ho­ras de de­li­be­ra­ción, los do­ce miem­bros del ju­ra­do al­can­za­ron un ve­re­dic­to tras ha­ber con­clui­do el mar­tes la ex­po­si­ción de ar­gu­men­tos por par­te de la Fis­ca­lía y de la de­fen­sa, en un jui­cio en la cor­te fe­de­ral de Brooklyn, que se ex­ten­dió por po­co más de un mes.

Ra­nie­re, de 58 años, que fue arres­ta­do en Mé­xi­co en mar­zo de 2018, en­fren­tó jui­cio por 11 de­li­tos, en­tre ellos trá­fi­co se­xual con adul­tos y me­no­res, po­se­sión de por­no­gra­fía in­fan­til, ex­plo­ta­ción se­xual de un me­nor y chan­ta­je, por los que se­ría sen­ten­cia­do a ca­de­na per­pe­tua el 25 de sep­tiem­bre, se­gún The New York Ti­mes.

“Du­ran­te las pa­sa­das sie­te se­ma­nas es­te jui­cio re­ve­ló que Ra­nie­re, que se des­cri­bía a sí mis­mo co­mo sa­bio y ge­nio, fue en reali­dad un maes­tro ma­ni­pu­la­dor, y el je­fe cri­mi­nal de un cul­to que ac­tua­ba co­mo or­ga­ni­za­ción, in­vo­lu­cra­do en el trá­fi­co se­xual, por­no­gra­fía in­fan­til, ex­tor­sión, abor­tos obli­ga­dos, que mar­ca­ba (con sus si­glas), de­gra­da­ba y hu­mi­lla­ba” a sus víc­ti­mas, di­jo el fis­cal Ri­chard P. Donoghue.

El acu­sa­do es­cu­chó im­pa­si­ble el ve­re­dic­to, de acuer­do con el Ti­mes.

El prin­ci­pal abo­ga­do de Ra­nie­re, Marc Ag­ni­fi­lo, re­co­no­ció que la ac­ti­tud del gu­rú po­día pa­re­cer­le más que du­do­sa a los miem­bros del ju­ra­do, pe­ro re­cor­dó que eso no lo con­ver­tía en un de­lin­cuen­te.

"Los es­ti­los de vi­da asquerosos no son ne­ce­sa­ria­men­te cri­mi­na­les", di­jo.

Ra­nie­re, que se ha­cía lla­mar “Van­guard” (Van­guar­dia), afir­ma que las re­la­cio­nes se­xua­les que man­te­nía con los miem­bros de la sec­ta eran con­sen­ti­das.

La jus­ti­cia im­pu­tó en un prin­ci­pio a

RI­CHARD DONOGHUE

seis per­so­nas por es­te ca­so, pe­ro los cin­co coacu­sa­dos de Ra­nie­re se de­cla­ra­ron cul­pa­bles y evi­ta­ron así el jui­cio.

La ac­triz Alli­son Mack y la he­re­de­ra de la com­pa­ñía de li­co­res Sea­gram, Cla­re Bronf­man, que se ha­bían de­cla­ra­do cul­pa­ble, no fue­ron ci­ta­das a de­cla­rar.

En el jui­cio só­lo de­cla­ró Da­nie­la, la úni­ca mu­jer iden­ti­fi­ca­da en la cor­te, quien tes­ti­fi­có que “los seis miem­bros de su fa­mi­lia se mo­vie­ron de Mé­xi­co a Nue­va York pa­ra for­mar par­te del gru­po. Mu­cho an­tes de ello, Ra­nie­re ha­bía ini­cia­do re­la­cio­nes se­xua­les con ella, su her­ma­na ma­yor Ma­rian­na y su her­ma­na pe­que­ña Ca­mi­la”.

El nom­bre de Emi­li­ano Sa­li­nas, hi­jo del ex­pre­si­den­te me­xi­cano Car­los Sa­li­nas de Gor­ta­ri (1988-1994), que di­ri­gió la fi­lial me­xi­ca­na de Nxivm, sa­lió a re­lu­cir. Pe­ro, se­gún in­di­có el pa­sa­do ma­yo, de­ci­dió aban­do­nar la or­ga­ni­za­ción al co­no­cer las

REUTERS

FIS­CAL FE­DE­RAL Des­de el co­mien­zo el gu­rú man­tu­vo ba­jo su in­fluen­cia a un círcu­lo de en­tre 15 y 20 mu­je­res, va­rias de ellas me­xi­ca­nas, con las que te­nía re­la­cio­nes se­xua­les a su an­to­jo; una de ellas -tam­bién me­xi­ca­na- ape­nas te­nía 15 años/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.