La cri­sis elec­to­ral den­tro de una cri­sis mun­dial

El Sol de León - - Mundo - Coor­di­na­do­ra Lic. Ne­go­cios Glo­ba­les Uni­ver­si­dad Ibe­roa­me­ri­ca­na Twit­ter y Lin­ke­din: @Ari­bel­con­tre­ras Ins­ta gr amy Fa ce­bo ok:Arib el di­plo­ma ti­que

An­te el par­tea­guas de la pan­de­mia, he ve­ni­do di­cien­do que se ha ve­ni­do cons­tru­yen­do una Se­gun­da Gue­rra Fría 2.0 por la con­fron­ta­ción di­plo­má­ti­ca en­tre Es­ta­dos Uni­dos (EU) y Chi­na. Una con­fron­ta­ción que tie­ne di­fe­ren­tes fren­tes en dis­tin­tos es­ce­na­rios y don­de no se sa­be, cuán­do aca­ba­rá.

Tam­bién he ve­ni­do co­men­tan­do que EU se en­fren­ta a tres pan­de­mias: i) Co­vid-19, ii) so­cial por el te­ma de la dis­cri­mi­na­ción ra­cial que ve­nía es­tan­do con­te­nien­do pe­ro que es­ta­lló por el ase­si­na­to de Geor­ge Floyd, y iii) la­con­fron­ta­ción di­plo­má­ti­ca con otros paí­ses e in­clu­si­ve or­ga­nis­mos mul­ti­la­te­ra­les. No ha­blo de una pan­de­mia eco­nó­mi­ca por­que la afec­ta­ción eco­nó­mi­ca la veo co­mo una te­rri­ble con­se­cuen­cia de­ri­va­da por la pan­de­mia de la COVID19. Por eso no la se­ña­lo co­mo pan­de­mia.

Ca­be des­ta­car que EU, que es el país con ma­yor nú­me­ro de ca­sos a ni­vel mun­dial con ca­si 8 mi­llo­nes de per­so­nas, pre­sen­ta elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en me­nos de un mes. Y si pen­sá­ba­mos que se­rían com­ple­jas por dar­se en la ‘Era Trump’, na­die ima­gi­na­ba lo que se­ría te­ner un pro­ce­so elec­to­ral en ese país, en me­dio de es­ta cri­sis mun­dial. He sos­te­ni­do y lo si­go ha­cien­do que Trump tie­ne al­tas pro­ba­bi­li­da­des de ga­nar, a pe­sar de que pier­da el vo­to po­pu­lar (de­ri­va­do de su com­pli­ca­do sis­te­ma elec­to­ral).

Lo vi­mos en el 2016, cuan­do creía­mos que Hi­llary Clin­ton ga­na­ría y no fue así por el re­sul­ta­do del Co­le­gio Elec­to­ral. Aun­que las en­cues­tas le au­gu­ra­ban el triun­fo a Hi­llary, per­dió. Así que aun­que aho­ra las en­cues­tas di­gan que Joe Bi­den es­tá por en­ci­ma de los nue­ve pun­tos en com­pa­ra­ción con el ac­tual man­da­ta­rio, eso no es ga­ran­tía de nada. Si a es­to le su­ma­mos la pre­sión po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y so­cial que EU vi­ve; por un la­do, por las con­se­cuen­cias­del efec­to Trump, y por otro la­do, por las tres pan­de­mias que he ve­ni­do co­men­tan­do a lo lar­go de es­tos úl­ti­mos me­ses; po­dre­mos di­men­sio­nar que es una cri­sis elec­to­ral den­tro de la cri­sis mun­dial. ¡Peor fór­mu­la…im­po­si­ble!

Aun­que los me­dios y la opi­nión pú­bli­ca in­ter­na­cio­nal cri­ti­que y cues­tio­ne las ac­cio­nes del in­qui­lino de la Ca­sa Blan­ca por irres­pon­sa­bles, por es­tar aún en­fer­mo de COVID19, por au­to dar­se de al­ta del hos­pi­tal, y por to­da una in­fi­ni­dad de si­tua­cio­nes, re­cor­de­mos que su ba­se elec­to­ral no pien­sa pre­ci­sa­men­te co­mo no­so­tros cree­mos. No nos ha­bla a no­so­tros y no­so­tros no so­mos quienes vo­ta­re­mos. Vo­ta­rá gen­te que cree en su ideo­lo­gía ba­sa­da en to­do me­nos en un plan­tea­mien­to po­lí­ti­co ló­gi­co, pe­ro… ¿quién dice que la ló­gi­ca de­be pre­va­le­cer en la in­ten­ción del vo­to? Quienes vo­ten por él se­rán quienes creen en ese plan­tea­mien­to su­per­fi­cial de un Ame­ri­ca First, Again, un le­ma tan utó­pi­co co­mo lo que es el Ame­ri­can Dream. El sue­ño ame­ri­cano no exis­te pe­ro cuán­tos mi­llo­nes de mi­gran­tes van a EU cre­yen­do que lo en­con­tra­rán. Lo mis­mo su­ce­de con el Ame­ri­ca First, Again.

No es­toy di­cien­do que es un he­cho que Trump ga­ne, no. Só­lo di­go que no se de­be des­car­tar es­te es­ce­na­rio. La se­ma­na pa­sa­da leí so­bre un mo­de­lo ma­te­má­ti­co que ha lo­gra­do pre­de­cir el re­sul­ta­do de va­rias elec­cio­nes y que en és­tas, Trump pier­de. Así que ve­re­mos si la ra­zón pre­va­le­ce por en­ci­ma de la emo­ción, o si la emo­ción (en tiem­pos de cri­sis na­cio­nal y ade­más mun­dial) da el knock out a es­ta elec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.