Shir­kers

En Ma­zatlán me­dio su­ce­dió al­go

El Sol de Mazatlan - - Cultura -

si­mi­lar de lo que se ve en Shir­kers: La pe­lí­cu­la per­di­da. En aquel pe­que­ño boom cinematográfico de dos filmes y unos cuan­tos cor­tos, que se fil­ma­ron en­tre 2003 y 2005 (sin con­tar Re­en­car­na­ción en 2009, Pa­cí­fi­co Nor­te aún sin es­treno, o las no­ve­las a prio­ri y pos­te­rio­ri) un pro­yec­to en par­ti­cu­lar fue muy so­na­do: Ru­bor.

En­tre los in­vo­lu­cra­dos se en­cuen­tra la que es­to es­cri­be, per­so­na­li­da­des de la vi­da pú­bli­ca, po­lí­ti­ca, cul­tu­ral, así co­mo ac­to­res ma­zatle­cos, que hoy en día vi­ven en la Ciu­dad de Mé­xi­co y otros des­apa­re­ci­dos. En ese en­ton­ces, fuimos la en­vi­dia y ad­mi­ra­ción del me­dio lo­cal, pe­ro si hoy la lle­gá­ra­mos a ver, se­gu­ro nos es­con­de­ría­mos en nues­tros asien­tos, por lo que se cuen­ta y vi­sua­li­za; ade­más, ci­ne­ma­to­grá­fi­ca­men­te no po­seía na­da. El in­te­rés de re­la­tar lo an­te­rior, es de­bi­do al pun­to que mues­tra el do­cu­men­tal Shir­kers, el cual es fi­de­digno de mu­chas ma­ne­ras: Aque­llo que hi­ci­mos en al­gún mo­men­to en nues­tra vi­da nos per­te­ne­ció, nos for­mó, nos for­jó.

En 1992, la ado­les­cen­te San­di Tan fil­mó el pri­mer fil­me in­de­pen­dien­te de Sin­ga­pur con su enig­má­ti­co men­tor es­ta­dou­ni­den­se Geor­ges, quien lue­go des­apa­re­ció con to­das las imá­ge­nes. Sin em­bar­go, 20 años más tar­de, la pe­lí­cu­la de 16 mm se re­cu­pe­ra.

La re­co­men­da­ción pa­ra es­tos días en Net­flix es es­ta obra que ya ha ob­te­ni­do pre­mio a Me­jor Di­rec­ción en el Fes­ti­val de Sun­dan­ce, y no­mi­na­cio­nes a los In­de­pen­dent Spi­rit, co­mo Me­jor Do­cu­men­tal.

El tra­ba­jo es al­go per­so­nal pe­ro muy em­pá­ti­co, y gi­ra al­re­de­dor del cre­ci­mien­to y ex­pe­rien­cias de vi­da. Shir­kers al fi­nal no se con­vir­tió en lo que los in­vo­lu­cra­dos es­pe­ra­ban pe­ro sí se trans­for­mó en al­go, y es­te tra­ba­jo es la fi­na­li­za­ción de di­cho ci­clo so­bre una idea, un de­seo a ba­se de na­rra­cio­nes y un ma­te­rial re­co­bra­do, pe­ro in­com­ple­to. Pa­ra es­ta no­che de Net­flix, Shir­kers es una gran op­ción.

Ha­blan­do de Net­flix, pre­vio a su es­treno el 14 de di­ciem­bre en la pla­ta­for­ma, es­cri­bi­re­mos por acá so­bre Roma, la si­guien­te se­ma­na. El jue­ves 6 de di­ciem­bre Ci­ne­mas Ga­vio­tas, co­men­za­rá a pro­yec­tar­la has­ta el 13 de es­te mes. So­bra de­cir, que es un mus­tsee en las sa­las ci­ne­ma­to­grá­fi­cas, por el he­cho de ha­ber si­do fil­ma­da en ci­ne. Ade­más, Ci­ne­mas Ga­vio­tas se aven­tó el es­fuer­zo de traer­la jun­to con otros in­vo­lu­cra­dos pa­ra que los ci­né­fi­los la dis­fru­ten co­mo se de­be: en pan­ta­lla gran­de. Es muy sig­ni­fi­ca­ti­vo que uno de los es­pa­cios de ci­ne que nos vio cre­cer y for­mó ci­ne­ma­to­grá­fi­ca­men­te, ten­ga la cin­ta que ha ga­na­do el León de Oro en Ve­ne­cia y, po­si­ble­men­te, le otor­gue el Os­car a Mé­xi­co por pri­me­ra oca­sión co­mo país, y si no su­ce­de así, de to­das ma­ne­ras es una ex­pe­rien­cia inigua­la­ble.

¡Asis­tan! @pauly­poc­kett

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.