PRO­DUC­TOS CON DE­MAN­DA Ger­mi­na­dos, la nue­va ten­den­cia

De­ci­den in­ver­tir en pro­duc­tos que son muy de­man­da­dos por el pú­bli­co con­su­mi­dor ex­tran­je­ro

El Sol de Mazatlan - - Opinión - JO­SÉ LUIS RO­DRÍ­GUEZ

Por su es­ca­sez en el mer­ca­do, pro­duc­to­res de hor­ta­li­zas de la re­gión, han de­ci­di­do in­cur­sio­nar en la pro­duc­ción de ger­mi­na­dos de se­mi­llas, que son muy de­man­da­dos por con­su­mi­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos.

La agri­cul­to­ra Ma­ría Sa­cra­men­to Que­za­da, co­men­ta que esos pro­duc­tos se siem­bran en el in­vierno, jus­to cuan­do em­pie­za a ba­jar la tem­pe­ra­tu­ra en la re­gión.

Los ger­mi­na­dos, in­di­có, pue­den ser de se­mi­llas de tri­go, len­te­jas, al­fal­fa e in­clu­si­ve has­ta de bró­co­li, aun­que es muy di­fí­cil que lo lle­ven a ca­bo, por lo cos­to­so de su siem­bra, nue­ve pe­sos con 10 cen­ta­vos de uno a nue­ve gra­mos.

En al­gu­nos ca­sos, co­mo el ger­mi­na­do de tri­go, men­cio­nó que ade­más de co­mer­se en en­sa­la­das, pue­de ser cor­ta­da la plan­ta pa­ra ela­bo­rar ju­go o li­cua­do, que es muy nu­tri­ti­vo pa­ra quien lo con­su­me.

“Sir­ve to­do el tiem­po pa­ra en­sa­la­das, pa­ra ju­gos, e in­clu­si­ve has­ta pa­ra acom­pa­ñar los sánd­wi­ches, co­mo es el ca­so de las ho­jas del ger­mi­na­do de al­fal­fa”.

Las plan­ti­tas que sur­gen de la se­mi­lla de tri­go, nor­mal­men­te se con­su­men en ju­go, pues sus com­po­nen­tes son úti­les pa­ra au­men­tar las pla­que­tas, ade­más de ayu­dar en los pro­ble­mas de os­teo­po­ro­sis.

Re­co­no­ció, que di­fí­cil­men­te ese ti­po de pro­duc­to es con­su­mi­do por la po­bla­ción lo­cal, pues en su ma­yo­ría son es­ta­dou­ni­den­ses, ca­na­dien­ses y has­ta eu­ro­peos, los que lo de­man­dan.

La pro­duc­ción de ger­mi­na­dos, pre­ci­só, tie­ne au­ge de no­viem­bre a fe­bre­ro, que es el tiem­po en el que el tu­ris­mo ex­tran­je­ro bus­ca re­fu­giar­se, en el cli­ma tem­pla­do de Ma­zatlán.

Un ger­mi­na­do de tri­go, que co­rres­pon­de a una cha­ro­la, con cer­ca de un gra­mo de se­mi­llas, tie­ne un cos­to de 20 pe­sos, mien­tras que el re­ci­pien­te con al­fal­fa va­le 30 pe­sos. Ger­mi­na­dos de tri­go y al­fal­fa, de los fa­vo­ri­tos.

ser­vir pa­ra en­sa­la­das, pa­ra ju­gos, e in­clu­si­ve has­ta pa­ra acom­pa­ñar los sánd­wi­ches, co­mo es el ca­so de las ho­jas del ger­mi­na­do de al­fal­fa.

USOS: Pue­de

El pro­duc­to, ase­gu­ró, pue­de aguan­tar has­ta un mes, siem­pre y cuan­do se en­cuen­tre en cli­ma fres­co o en re­fri­ge­ra­ción.

Los pre­cios, con­tras­tan con la ela­bo­ra­ción de ca­da ti­po de ger­mi­na­dos, cu­yo pro­ce­so re­sul­ta un po­co ca­ro, prin­ci­pal­men­te por el cos­to de la se­mi­lla.

La al­fal­fa, di­jo, es una de las se­mi­llas más ca­ras al igual que el bró­co­li, pues tan so­lo el ki­lo del ti­po or­gá­ni­co, tie­ne un pre­cio en el mer­ca­do, de al­re­de­dor de 400 pe­sos.

La ela­bo­ra­ción de ger­mi­na­dos en la re­gión, son rea­li­za­dos de ma­ne­ra ar­te­sa­nal, prin­ci­pal­men­te en los tras­pa­tios de co­mu­ni­da­des del sur del es­ta­do, co­mo es el ca­so del pue­blo Guillermo Prie­to, Mu­ni­ci­pio de San Ignacio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.