Acu­sa­da de tor­tu­ra, al man­do de la CIA

Se­rá la pri­me­ra mu­jer al man­do de la agen­cia de es­pio­na­je es­ta­dou­ni­den­se

El Sol de Morelia - - Analisis -

WASHINGTON, DC. El Se­na­do de Es­ta­dos Uni­dos con­fir­mó el nom­bra­mien­to de Gi­na Has­pel co­mo nue­va di­rec­to­ra de la Agen­cia Cen­tral de In­te­li­gen­cia (CIA), a pe­sar de la enor­me con­tro­ver­sia por su pa­pel en la apli­ca­ción de tor­tu­ras en la lla­ma­da “gue­rra al te­rror”.

Has­pel, de 61 años y es­pe­cia­lis­ta en Ru­sia, se con­vier­te así en la pri­me­ra mu­jer a con­du­cir la CIA. La fun­cio­na­ria ocu­pa­ba in­te­ri­na­men­te el car­go des­de que el an­te­rior di­rec­tor, Mi­ke Pom­peo, asu­mió co­mo Se­cre­ta­rio de Es­ta­do.

Ayer, el nom­bra­mien­to de Has­pel re­sul­tó apro­ba­do por 54 vo­tos a fa­vor, 45 en con­tra y un vo­to au­sen­te. Seis le­gis­la­do­res del opo­si­tor par­ti­do De­mó­cra­ta vo­ta­ron en fa­vor de la fun­cio­na­ria.

Has­pel ha­bía ob­te­ni­do el vo­to fa­vo­ra­ble a su nom­bra­mien­to en el Co­mi­té de In­te­li­gen­cia del Se­na­do, don­de en mar­zo pro­ta­go­ni­zó una au­dien­cia pú­bli­ca al­ta­men­te con­tro­ver­ti­da, du­ran­te la cual se ne­gó a con­de­nar el uso de téc­ni­cas de tor­tu­ra a ciu­da­da­nos ex­tran­je­ros ba­jo sos­pe­cha de ser “com­ba­tien­tes” con­tra Es­ta­dos Uni­dos en el mar­co de la “gue­rra al te­rror”.

Des­pués de la con­fir­ma­ción, la se­na­do­ra de­mó­cra­ta Eli­za­beth Wa­rren afir­mó que Has­pel no era con­fia­ble.

“Pa­trio­tis­mo y sen­ti­do co­mún no son la mis­ma co­sa. Y una per­so­na que co­lo­ca la pro­tec­ción de la agen­cia (CIA) por en­ci­ma de la pro­tec­ción de la ley, no pue­de ser con­fia­ble”, se­ña­ló.

Por su par­te, Ch­ris­top­her An­ders, sub­di­rec­tor de la in­flu­yen­te Unión de las Li­ber­ta­des Ci­vi­les (UCLA, en in­glés), apun­tó que la con­fir­ma­ción de Has­pel era una “des­gra­cia pa­ra la de­mo­cra­cia”.

“Por pri­me­ra vez en la his­to­ria de Es­ta­dos Uni­dos la CIA se­rá con­du­ci­da por al­guien con un pa­sa­do en el uso de la tor­tu­ra”, se­ña­ló.

De acuer­do con The Washington Post, por lo me­nos dos ex­di­rec­to­res de la CIA

“El nom­bra­mien­to es una des­gra­cia pa­ra la de­mo­cra­cia”

CH­RIS­TOP­HER AN­DERS

SUB­DI­REC­TOR DE LA UCLA

-John Bren­nan y Leon Pa­net­ta- ayu­da­ron a con­se­guir los vo­tos ne­ce­sa­rios en el Se­na­do pa­ra la con­fir­ma­ción de Has­pel.

De acuer­do con ver­sio­nes coin­ci­den­tes, en me­ses re­cien­tes Has­pel se ha­bía con­ver­ti­do en una voz in­flu­yen­te so­bre el pre­si­den­te Do­nald Trump, en par­ti­cu­lar en la pos­tu­ra de la Ca­sa Blan­ca con re­la­ción

a Ru­sia.

En mar­zo, EU ex­pul­só a na­da me­nos que 60 di­plo­má­ti­cos ru­sos de su te­rri­to­rio, a quie­nes acu­só de es­pio­na­je, y or­de­nó el cie­rre del con­su­la­do ru­so en Seattle.

REUTERS

La nue­va je­fa de la CIA pa­só prác­ti­ca­men­te to­da su vi­da en la som­bra/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.