Je­sús Váz­quez Es­tu­pi­ñán

El 19 de sep­tiem­bre de 1985 y 2017, al ini­cio de las ac­ti­vi­da­des co­ti­dia­nas, la tie­rra se mo­vió brus­ca­men­te en la Ciu­dad de Mé­xi­co. En ese en­ton­ces el Dis­tri­to Fe­de­ral ex­pe­ri­men­tó una sa­cu­di­da sin pre­ce­den­tes.

El Sol de Morelia - - Portada - J. Je­sús Váz­quez Es­tu­pi­ñán

L“Hay co­sas que sen­ti­mos en la piel, otras que ve­mos con los ojos, otras que no­más nos la­ten en el co­ra­zón” Car­los Fuen­tes

as di­men­sio­nes del tem­blor no po­dían asi­mi­lar­se de un só­lo gol­pe. Fue al pa­so de los mi­nu­tos y de las ho­ras cuan­do el epi­so­dio tu­vo una des­crip­ción rea­lis­ta.

En el Hos­pi­tal Juá­rez li­bra­ron la ba­ta­lla por la vi­da va­rios ni­ños y ni­ñas re­cién na­ci­dos que lo­gra­ron so­bre­vi­vir y sa­lir ade­lan­te; otros mu­rie­ron jun­to a mi­les de me­xi­ca­nos.

Pen­san­do en ellos, es­pe­cial­men­te en los más pe­que­ños que se fue­ron sú­bi­ta­men­te sin opor­tu­ni­dad de ser res­ca­ta­dos y aten­di­dos, es­cri­bi­mos una can­ción que se in­ti­tu­ló: “Avion­ci­to de Pa­pel” cu­ya le­tra de­cía:

“Eras tan pe­que­ño sí, tan frá­gil co­mo un avion­ci­to de pa­pel, ten­go es­pe­ran­za sí, de con­ver­sar contigo y dar­te un ba­lón. Te ha­brás fi­ja­do que aquí en la Tie­rra el mun­do no es tan ma­lo ya… eras tan pe­que­ño sí, tan frá­gil co­mo un avion­ci­to de pa­pel. Nos co­no­ce­re­mos al­gún día, cuan­do el cie­lo lo de­ci­da así” …

La so­li­da­ri­dad, apren­di­da a par­tir de la tra­ge­dia y de la en­tre­ga sin lí­mi­tes de los jó­ve­nes al to­mar el li­de­raz­go para coor­di­nar las la­bo­res), que­da co­mo el me­jor re­cuer­do y en­se­ñan­za de un mo­men­to amar­go y doloroso que pa­re­ció un gri­to pos­te­rior a la ce­le­bra­ción del 15 de sep­tiem­bre y una pa­ro­dia cruel del ta­ñir de la cam­pa­na de “Do­lo­res”.

La Pa­tria si­gue do­lién­do­se y exi­ge de ca­da uno de no­so­tros una res­pues­ta con­gruen­te para trans­for­mar la so­cie­dad y sus pro­ce­sos, para as­pi­rar a la au­tén­ti­ca li­ber­tad… la li­ber­tad tan pre­ten­di­da por los hé­roes co­no­ci­dos y anó­ni­mos que nos mar­ca­ron el ca­mino.

“Hay al­go tan ne­ce­sa­rio co­mo el pan de ca­da día… y es la paz de ca­da día; la paz sin la cual el mis­mo pan es amar­go” Ama­do Ner­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.