Re­gu­la­ri­zan cla­ses en es­cue­las de Pa­rá­cua­ro

El Sol de Morelia - - Metrópoli - DESIREÉ HER­NÁN­DEZ MAR­TÍ­NEZ

El se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción en el Es­ta­do, Al­be­ro Fru­tis So­lís, afir­mó que las cla­ses en las es­cue­las de Pa­rá­cua­ro se han res­ta­ble­ci­do y que só­lo se sus­pen­die­ron du­ran­te la ma­ña­na del pa­sa­do miér­co­les, co­mo una me­di­da de pre­ven­ción an­te los he­chos vio­len­tos re­gis­tra­dos en el lu­gar.

Ase­ve­ró que du­ran­te el lu­nes an­te­rior por la no­che, cuan­do ini­cia­ron las ba­la­ce­ras, los plan­te­les es­co­la­res, a los que asis­ten un to­tal de 300 alum­nos, fue­ron uti­li­za­dos co­mo al­ber­gues y al pa­so de las ho­ras los mis­mos re­co­bra­ron su fun­ción regular.

Aña­dió que aun­que los es­tu­dian­tes nun­ca es­tu­vie­ron en ries­go, da­do que los he­chos se re­gis­tra­ron por la no­che, “hay un protocolo de se­gu­ri­dad que se ha so­cia­li­za­do con los maes­tros para que se apli­que en ca­so de de­tec­tar al­gún en­torno de in­se­gu­ri­dad”.

De­ta­lló que el es­que­ma es­ti­pu­la que “al ha­ber, por ejem­plo, una ba­la­ce­ra, los ni­ños tie­nen que ti­rar­se al pi­so y los maes­tros de­ben vi­gi­lar, y en cuan­to ha­ya cal­ma, lle­var­los a un es­pa­cio de se­gu­ri­dad, y en cuan­to las con­di­cio­nes lo per­mi­tan, ha­blar a los pa­dres para que ven­gan por ellos”, ade­más de man­te­ner­se en co­mu­ni­ca­ción con la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción en el Es­ta­do para res­tau­rar la ac­ti­vi­da­des de in­me­dia­to. (F) (6)

An­te­la la vio­len­cia, por pre­ven­ción se ha­bían sus­pen­di­do por un día. Archivo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.