Ben­ja­mín Gon­zá­lez

El Sol de Morelia - - Portada - Ben­ja­mín Gon­zá­lez Roa­ro Pre­si­den­te de la Aca­de­mia Me­xi­ca­na de Edu­ca­ción

En Mé­xi­co exis­ten po­co más de 7 mi­llo­nes de dis­ca­pa­ci­ta­dos; es de­cir, aque­llas per­so­nas que no pue­den o tie­nen gran­des di­fi­cul­ta­des para rea­li­zar al­gu­na de las si­guien­tes ac­ti­vi­da­des: ca­mi­nar y uti­li­zar sus pier­nas para su­bir o ba­jar; ver -aun­que use len­tes-; usar o mo­ver bra­zos o ma­nos; apren­der, re­cor­dar o con­cen­trar­se; es­cu­char -aun­que use apa­ra­to au­di­ti­vo-; ba­ñar­se, ves­tir­se o co­mer; ha­blar o co­mu­ni­car­se; y pro­ble­mas emo­cio­na­les o men­ta­les.

Trai­go a co­la­ción es­te te­ma de­bi­do a que el pa­sa­do 3 de di­ciem­bre, en to­do el mun­do se ce­le­bró el Día In­ter­na­cio­nal de las Per­so­nas con Dis­ca­pa­ci­dad. Y tal co­mo su­ce­de en otros asun­tos de la agen­da pú­bli­ca, só­lo cuan­do la ONU con­vo­ca a una ce­le­bra­ción así, nos atre­ve­mos a to­mar con­cien­cia -aun­que sea de ma­ne­ra mo­men­tá­nea- de nues­tra reali­dad y de las per­so­nas que se en­cuen­tran en des­ven­ta­ja.

De los ca­si 7 mi­llo­nes de dis­ca­pa­ci­ta­dos, el 47 % de ese uni­ver­so tie­ne 60 años y más, es­ta­mos ha­blan­do de 3 mi­llo­nes 290 mil per­so­nas. Por otra par­te, el 34.8 % tie­ne en­tre 30 y 59 años, es­to es 2 mi­llo­nes, 436 mil per­so­nas. A es­tos gru­pos le si­gue el de los ado­les­cen­tes, las ni­ñas y ni­ños, quie­nes afor­tu­na­da­men­te re­pre­sen­tan los seg­men­tos más re­du­ci­dos. La dis­ca­pa­ci­dad es en­ton­ces, un mal que ca­da vez es­ta­rá más arrai­ga­do en­tre los adul­tos y los adul­tos ma­yo­res.

Lo an­te­rior, es­tá aso­cia­do a una de las ma­ni­fes­ta­cio­nes del cam­bio de­mo­grá­fi­co que vi­vi­mos en Mé­xi­co: el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción, el cual an­ti­ci­pa que en me­nos de 50 años la es­truc­tu­ra po­bla­cio­nal se­rá pre­do­mi­nan­te­men­te la de un país en­ve­je­ci­do, pues­to que una pro­por­ción im­por­tan­te de la po­bla­ción ten­drá 65 años o más.

Cuan­do ve­mos el en­tre­cru­za­mien­to de es­tas dos va­ria­bles: pro­por­ción de la po­bla­ción de 60 años y más con al­gún ti­po de dis­ca­pa­ci­dad, por una par­te, y el rá­pi­do pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to, por la otra, el pa­no­ra­ma se vuel­ve más com­pli­ca­do, ya que ten­dre­mos un am­plio gru­po po­bla­cio­nal que de­man­da­rá de ma­yor aten­ción especial en fun­ción de su dis­ca­pa­ci­dad, ade­más de los cui­da­dos de la sa­lud y la se­gu­ri­dad so­cial pro­pios de los adul­tos ma­yo­res.

El pa­sa­do mes de sep­tiem­bre, en es­te es­pa­cio re­fe­ría yo que ac­tual­men­te exis­ten en el país cer­ca de 9.6 mi­llo­nes de adul­tos ma­yo­res, de los cua­les apro­xi­ma­da­men­te 4 mi­llo­nes se en­cuen­tra en si­tua­ción de po­bre­za (34.6 por cien­to en po­bre­za mo­de­ra­da y 6.6 por cien­to en po­bre­za ex­tre­ma). En es­te sen­ti­do, no de­seo pa­re­cer pe­si­mis­ta, pe­ro de­bo de­cir que, en es­te te­ma, el fu­tu­ro que nos es­pe­ra es que un gran nú­me­ro de los adul­tos ma­yo­res, ade­más de las ca­ren­cias que hoy pre­sen­tan (en sa­lud, se­gu­ri­dad so­cial, ali­men­ta­ción, re­za­go edu­ca­ti­vo, vi­vien­da y ser­vi­cios bá­si­cos dig­nos) tam­bién pa­de­ce­rán al me­nos un ti­po de dis­ca­pa­ci­dad.

El nue­vo Pre­si­den­te de Mé­xi­co re­cien­te­men­te con­fir­mó que se au­men­ta­rá la pen­sión a los adul­tos ma­yo­res en to­do el país a mil 274 pe­sos men­sua­les y que tam­bién re­ci­bi­rán es­te apo­yo un mi­llón de dis­ca­pa­ci­ta­dos po­bres, en especial, ni­ñas y ni­ños de pue­blos y co­lo­nias mar­gi­na­das.

Es im­por­tan­te que 1 mi­llón de dis­ca­pa­ci­ta­dos ten­drán ese apo­yo, pe­ro no ol­vi­de­mos que son más de 7 mi­llo­nes y la ma­yo­ría son adul­tos ma­yo­res. ¿Qué ha­rán los res­tan­tes 6 mi­llo­nes?, ¿Qué pa­sa­rá con as­pec­tos esen­cia­les co­mo reha­bi­li­ta­ción, tra­ta­mien­tos, cui­da­dos, apo­yos y apa­ra­tos es­pe­cia­les, en­tre otros?

Ten­ga­mos pre­sen­te que la ten­den­cia es ha­cia una so­cie­dad más en­ve­je­ci­da y con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad. Tal pa­re­ce que a ese pun­to nos di­ri­gi­mos y no veo co­mo se pue­da re­ver­tir es­te pro­ce­so.

El fu­tu­ro que nos es­pe­ra es que un gran nú­me­ro de los adul­tos ma­yo­res, ade­más de las ca­ren­cias que hoy pre­sen­tan tam­bién pa­de­ce­rán al me­nos un ti­po de dis­ca­pa­ci­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.