Un ca­la­bo­zo, la Es­ta­ción Si­glo XXI

Un exa­gen­te del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Mi­gra­ción en Chiapas re­la­ta las ma­las con­di­cio­nes en la ins­ta­la­ción

El Sol de Morelia - - Nacional -

TA­PA­CHU­LA, Chis.- Víc­tor, un exa­gen­te de mi­gra­ción en Ta­pa­chu­la, re­la­ta el in­fierno que vi­ven cien­tos de mi­gran­tes en la Es­ta­ción Mi­gra­to­ria Si­glo XXI, a don­de lle­gan a pa­rar mu­chos de los in­te­gran­tes de las ca­ra­va­nas.

“Aden­tro los mi­gran­tes vi­ven mal, la pa­san mal, los ce­la­do­res los tra­tan co­mo delincuentes”, ex­pli­ca.

Re­la­ta que en mu­chas oca­sio­nes, los centroamericanos, cu­ba­nos, afri­ca­nos o cual­quier ciu­da­dano de otra na­cio­na­li­dad lle­ga­ba en­fer­mo y padecía ma­les­ta­res adeEnl­te­rox,psoil­ni­ceíamm­baigrrgaot,ol­raioa­taemnc­bióiénnm­cuéed­nic­ta qe­sue­lim­viiv­taed­nae, ncac­soi ndoi­chiaoy­nem­seid­nif­cram­huemn­taon­sa, sy, laosc­poom­ciod­sa­qeu­se“einx­si­síp­teid­nat”ie, naeb­naq­seue­dreah­cuioen­vaors-, flo­ris­joel­netsr,etloors­tiiln­la­tes,rnaovs.eces car­ne en sal­sa, per“o Eton­duon, saeo­gú­cans­lieón­reu­fen­ríafn­rim­cain­go­raenn­te­fesr, msi­nó sfuae­bro­tre ya­la­lí va­de­ceenstrcoo, ndo­trinm­tíea­sed­neeels­ptias­roe,lnem­da-l eb­sat na­da on. ti­bió tic os por­que de­cían que só­lo te­nía una in­fec­ción, él ha­bla­ba in­glés y aden­tro na­die lo ha­cía, por eso no en­ta­bla­ban diá­lo­go con él. Un día ini­ció con mu­cha fie­bre y ya que lo vie­ron mal lo man­da­ron al Hos­pi­tal Re­gio­nal de Ta­pa­chu­la, don­de le de­tec­ta­ron VIH y al po­co tiem­po mu­rió”, des­cri­be.

El ex­po­licía mi­gra­to­rio tam­bién cuen­ta que vi­ven en con­di­cio­nes in­fra­hu­ma­nas, la co­mi­da es “in­sí­pi­da”, a ba­se de hue­vos, fri­jo­les, tor­ti­llas, a ve­ces car­ne en sal­sa, pe­ro to­do, se­gún le re­fe­rían mi­gran­tes, sin sa­bor y a ve­ces con tin­tes de es­tar en mal es­ta­do.

Peor aún: no cuen­tan con ca­mas y a los que les fue bien duer­men en col­cho­ne­tas, los des­afor­tu­na­dos lo ha­cen en car­to­nes. Vi­ven api­la­dos y hay ba­ses de con­cre­to que si­mu­lan ca­mas, pe­ro só­lo es pi­so.

A las 5:00 de la ma­ña­na, los cus­to­dios lle­gan a des­per­tar­los pa­ra in­di­car­les que es ho­ra de ba­ñar­se con agua fría.

Aden­tro hay una tien­da que ven­de co­mi­da chatarra, be­bi­das em­bo­te­lla­das, pe­ro ca­si nin­gún mi­gran­te tie­ne di­ne­ro pa­ra com­prar­las y al­gu­nos ase­gu­ran que los mis­mos ofi­cia­les les ro­ba­ron la po­ca pla­ta que lle­va­ban con­si­go.

/CUARTOSCURO

La Es­ta­ción Mi­gra­to­ria Si­glo XXI es más una pri­sión que un cen­tro de in­ter­na­mien­to pa­ra mi­gran­tes en es­pe­ra de asi­lo o re­pa­tria­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.