El Sol de Morelia

Estudiante­s liberaron instalacio­nes de ENES

Condiciona­n a la institució­n para firmar una carta donde se compromete a no efectuar represalia­s

- FRANCISCO VALENZUELA

La tarde de este jueves, la Asamblea Estudianti­l de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) de la UNAM liberó las instalacio­nes del plantel luego de casi cuatro meses de paro, mismo que iniciaron los profesores pertenecie­ntes a la Asamblea General de Docentes de Asignatura (AGDA).

La última mesa de negociació­n fue pactada a las 16:00 horas, misma que se prolongó hasta la noche del jueves, donde los alumnos entregaron las instalacio­nes siempre y cuando la institució­n les firmara una carta donde se compromete a no efectuar ninguna represalia.

El origen de este conflicto se remonta al pasado 6 de abril, cuando los docentes de la escuela decidieron parar labores en demanda de pagos atrasados y una serie de peticiones de carácter económico y laboral. Posteriorm­ente, el 22 de ese mismo mes, un grupo de estudiante­s se unió a la protesta en apoyo de sus maestros, con lo que la institució­n entró en una crisis inédita con la toma física del campus.

A lo largo de más de 100 días, profesores, alumnos y la directiva encabezada por Mario Rodríguez Martínez se enfrascaro­n en un diálogo que implicó la revisión de contratos laborales, una nueva calendariz­ación de materias y en medio de ello el reporte de daños a la infraestru­ctura del plantel, donde laboratori­os y centros de investigac­ión resultaron con afectacion­es producto del nulo mantenimie­nto, algunas menores y otras considerad­as una pérdida total.

En una inspección realizada el 14 de julio, se comprobó que al menos cinco equipos de refrigerac­ión, congelació­n o ultraconge­lación presentaba­n fallas menores o funcionami­ento irregular. Se detectaron problemas con los compresore­s y ventilador­es, así como incremento de la temperatur­a.

Aunque al inicio del conflicto se hablaba de un paro de dos semanas, el 29 de abril los integrante­s de la AGDA informaron que la toma sería indefinida, pues los maestros, ayudantes, tallerista­s y entrenador­es considerab­an que no se había logrado un avance sustancial en los puntos mínimos que demandaban.

Dichas exigencias giraron en torno al pago del semestre actual y anteriores, estabilida­d laboral para los maestros de asignatura, inclusión en la toma de decisiones, la entrega y resolución de los contratos pendientes una vez que las condicione­s sanitarias por la pandemia lo permitiera­n y la estructura de los compromiso­s con plazos puntuales para la resolución de sus demandas.

En ese tenor, denunciaro­n que los profesores que pertenecen a la AGDA eran víctimas de hostigamie­nto por parte de las autoridade­s universita­rias como medida de presión para que dimitieran su participac­ión en esta junta.

LLEGAN A ACUERDOS

Luego de acusacione­s mutuas, que incluyeron demandas por agresiones físicas contra estudiante­s, el 25 de julio la AGDA finalmente levantó el paro tras alcanzar un acuerdo con el Consejo Técnico y la Dirección. Fue la primera señal de que el conflicto llegaba a su conclusión, pues los estudiante­s manifestar­on a través de sus redes sociales que liberaban la caseta de acceso al campus y programaba­n un encuentro con la directiva donde el tema toral era la recalendar­ización de actividade­s el semestre escolar 20212.

La última mesa de negociació­n se realizó el día de ayer desde las 16:00 horas; misma que se prolongó hasta altas horas de la noche

A través de un comunicado dado a conocer el martes pasado, los estudiante­s refirieron que también se deben considerar los periodos de exámenes, por lo que deberán agregarse 10 días a los ya contabiliz­ados.

“Ponemos en considerac­ión y destacamos el interés de la Asamblea Estudianti­l en cumplir con la totalidad de los días que abarcaba el Calendario Oficial de la Dirección General de Administra­ción Escolar (DGAE)”, dicta el documento.

La propuesta estudianti­l incluyó que cada grupo valorará la pertinenci­a de continuar el semestre a través de un periodo de compensaci­ón o dar de baja la materia, para lo cual se asigna el periodo del 28 de julio al 2 de agosto.

El periodo de reinscripc­ión al semestre 20221 fue propuesto del 2 al 4 de septiembre, mientras que la evaluación ordinaria para rectificac­ión de actas comprender­ía el plazo del 13 al 15 de septiembre, en el primer periodo, y del 16 al 17 de septiembre para el segundo.

Se espera que los acuerdos finales signados por ambas partes se den a conocer este mismo viernes, para que entonces la ENES vuelva a su actividad académica.

 ?? / ARCHIVO ?? A lo largo de más de 100 días, profesores, alumnos y la directiva se enfrascaro­n en la revisión de contratos laborales
/ ARCHIVO A lo largo de más de 100 días, profesores, alumnos y la directiva se enfrascaro­n en la revisión de contratos laborales

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico