Ca­da pre­si­den­te, un gri­to de in­de­pen­den­cia di­fe­ren­te

De acuer­do a su ideo­lo­gía se ha im­pues­to al­gu­na fra­se adi­cio­nal a la aren­ga du­ran­te la ce­re­mo­nia

El Sol de Parral - - Nacional -

Mi­guel Hi­dal­go y Cos­ti­lla, dio el “Gri­to” a las 2 de la ma­dru­ga­da del 16 de sep­tiem­bre de 1810 en Do­lo­res Hi­dal­go, Guanajuato, con al­gu­nos vi­vas a la Vir­gen de Gua­da­lu­pe, exal­tan­do la re­li­gión ca­tó­li­ca y al rey Fer­nan­do VII. Ade­más, ex­pre­só: “mue­ra el mal Go­bierno".

Más tar­de, Jo­sé Ma­ría Mo­re­los, en uno de los 23 pun­tos que con­for­man Los Sen­ti­mien­tos de la Na­ción, pro­pu­so al Con­gre­so de Chil­pan­cin­go que en la Cons­ti­tu­ción en la que por en­ton­ces se tra­ba­ja­ba “igual­men­te se so­lem­ni­ce el día 16 de sep­tiem­bre to­dos los años, co­mo el día aniver­sa­rio en que se le­van­tó la voz de la In­de­pen­den­cia y nues­tra san­ta li­ber­tad co­men­zó, pues en ese día fue en el que se des­ple­ga­ron los la­bios de la na­ción pa­ra re­cla­mar sus de­re­chos con es­pa­da en mano pa­ra ser oí­da; re­cor­dan­do siem­pre el mé­ri­to del gran­de hé­roe, el se­ñor don Mi­guel Hi­dal­go y su com­pa­ñe­ro, don Ig­na­cio Allen­de”.

Fi­nal­men­te, se de­cla­ró el 16 de sep­tiem­bre co­mo día de fies­ta na­cio­nal en la Cons­ti­tu­ción de Apat­zin­gán; me­di­da que fue ra­ti­fi­ca­da por los congresos cons­ti­tu­yen­tes de 1822 y 1824.

En 1825 fue la pri­me­ra oca­sión en que el 16 de sep­tiem­bre to­mó for­ma de fies­ta na­cio­nal. Las au­to­ri­da­des de la Ciu­dad de Mé­xi­co pu­bli­ca­ron un bando en el que se pi­dió a los ciu­da­da­nos ilu­mi­nar sus ca­sas, ven­ta­nas y bal­co­nes con cor­ti­nas, flá­mu­las y ga­llar­de­tes.

El pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, Gua­da­lu­pe Vic­to­ria, re­ci­bió felicitaciones de di­plo­má­ti­cos y cor­po­ra­cio­nes ecle­siás­ti­cas y ci­vi­les. Des­pués se efec­tuó un des­fi­le que lle­gó a Pa­la­cio Na­cio­nal. Por la tar­de se reali­zó un pa­seo en la Ala­me­da y bai­les de cuer­da, en los que par­ti­ci­pa­ron mú­si­cos mi­li­ta­res. Por la no­che hu­bo fue­gos ar­ti­fi­cia­les.

Los pri­me­ros gri­tos te­nían un ca­rác­ter, en un tiem­po, cí­vi­co y re­li­gio­so, ya que par­ti­ci­pa­ban tan­to las au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas co­mo las ecle­siás­ti­cas. El es­cri­tor, Luis Gon­zá­lez Obregón, se­ña­la que "los días 17 de sep­tiem­bre era cos­tum­bre ce­le­brar en nues­tra gran Ba­sí­li­ca una mi­sa de gra­cias por los héroes muer­tos. La fies­ta del 16 to­mó un ca­rác­ter en­te­ra­men­te lai­co a par­tir de 1857”.

La ce­le­bra­ción se sus­pen­dió en 1847, du­ran­te la in­ter­ven­ción es­ta­du­ni­den­se en Mé­xi­co, aun­que “en mu­chas po­bla­cio­nes de la Re­pú­bli­ca el 'Gri­to' fue con­me­mo­ra­do dig­na­men­te”. Du­ran­te la Se­gun­da In­ter­ven­ción Fran­ce­sa en Mé­xi­co, Ma­xi­mi­li­ano de Habs­bur­go ofi­cia­li­zó la ce­le­bra­ción y en 1864 se tras­la­dó a Do­lo­res, don­de dio el "Gri­to" des­de la ventana de la ca­sa de Hi­dal­go.

En es­ta tra­di­ción, Por­fi­rio Díaz Mo­rí ofre­cía la tra­di­cio­nal aren­ga la ma­dru­ga­da del 16 de sep­tiem­bre, pe­ro el Se­na­do de la Re­pú­bli­ca le­gis­ló pa­ra que la ce­re­mo­nia se efec­tua­rá el 15 de sep­tiem­bre por la no­che y con ello ha­cer­lo coin­ci­dir con el cum­plea­ños de don Por­fi­rio.

De ahí pa­ra el real, la Ce­re­mo­nia del Gri­to de In­de­pen­den­cia se ofre­ce a las 11 de la no­che de los 15 de sep­tiem­bre en to­do el país. Aun­que, por lo re­gu­lar se da­ba en el Bal­cón Pre­si­den­cial de Pa­la­cio Na­cio­nal, fue Adol­fo Ló­pez Ma­teos en el año de 1963, quien de­ci­de rea­li­zar es­te ac­to en Do­lo­res Hi­dal­go, Guanajuato, lu­gar don­de se ini­ció la ges­ta de In­de­pen­den­cia.

CA­DA PRE­SI­DEN­TE, UNA VER­SIÓN DI­FE­REN­TE

Ca­da pre­si­den­te le ha da­do un to­que per­so­nal a es­ta ce­re­mo­nia, don­de se dan ci­ta mi­les de me­xi­ca­nos en la Pla­za de la Cons­ti­tu­ción o el Zó­ca­lo de la Ciu­dad de Mé­xi­co. Ca­da 15 de sep­tiem­bre el man­da­ta­rio en turno agre­ga o mo­di­fi­ca la aren­ga que se ofre­ce.

Por ejem­plo, Lá­za­ro Cár­de­nas in­clu­yó en la aren­ga un “¡Vi­va la re­vo­lu­ción so­cial!”; mien­tras que Adol­fo Ló­pez Ma­teos ex­ter­nó un ¡Vi­va la Re­vo­lu­ción me­xi­ca­na!.

En tan­to que Luis Eche­ve­rría gri­tó an­te los me­xi­ca­nos ¡Vi­va Hi­dal­go, el Pa­dre de la Pa­tria!, ¡Vi­va Mo­re­los, el Sier­vo de la Na­ción!, ¡Vi­va Gue­rre­ro, el con­su­ma­dor de la In­de­pen­den­cia!, ¡Vi­va Juá­rez, Be­ne­mé­ri­to de las Amé­ri­cas!… ¡Vi­van los paí­ses del tercer mun­do!.

A su vez, Jo­sé Ló­pez Por­ti­llo aren­gó: ¡Vi­va nues­tra so­be­ra­nía!, ¡Vi­va nues­tra au­to­de­ter­mi­na­ción!, ¡Vi­van nues­tras li­ber­ta­des!, ¡Mé­xi­co ha vi­vi­do, Mé­xi­co vi­ve, Mé­xi­co vi­vi­rá!

Car­los Sa­li­nas mo­di­fi­có la tra­di­cio­nal aren­ga pa­ra ex­pre­sar: ¡Vi­van los Niños Héroes!, ¡Vi­va Juá­rez!, ¡Vi­va el cau­di­llo re­vo­lu­cio­na­rio, Emi­li­ano Za­pa­ta!.

Ernesto Ze­di­llo tu­vo a bien de­cir en la úl­ti­ma ce­re­mo­nia que en­ca­be­zó en el Pa­la­cio Na­cio­nal: ¡Vi­va nues­tra li­ber­tad! ¡Vi­va nues­tra de­mo­cra­cia!

Ya en el 2000, con un Go­bierno ema­na­do del Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal (PAN), Vi­cen­te Fox aren­gó ¡Vi­va Leo­na Vi­ca­rio! (in­clu­yén­do­la por pri­me­ra vez); ¡Vi­va nues­tra de­mo­cra­cia!, ¡Vi­van nues­tras ins­ti­tu­cio­nes!, y ¡Vi­va la uni­dad de las y los me­xi­ca­nos!

El úni­co que ha da­do el "Gri­to" tan­to en Do­lo­res co­mo en Pa­la­cio, es Fe­li­pe Cal­de­rón Hinojosa, pues en los fes­te­jos del Bi­cen­te­na­rio dio el "Gri­to" la no­che del 15 de sep­tiem­bre en el Zó­ca­lo y du­ran­te la ma­dru­ga­da del día 16 se tras­la­dó a Do­lo­res y ex­pre­só: ¡Vi­va el Bi­cen­te­na­rio de la In­de­pen­den­cia! y ¡Vi­va el Cen­te­na­rio de la Re­vo­lu­ción!.

PE­ÑA NIE­TO, APE­GA­DO A LA TRA­DI­CIÓN

En­ri­que Pe­ña Nie­to, des­de el ini­cio de su ad­mi­nis­tra­ción en es­tas ce­re­mo­nias se ha ape­ga­do a lo que mar­ca la tra­di­ción, sin in­cluir fra­ses que va­yan más allá de lo que es. Siem­pre ha ex­ter­na­do la aren­ga ori­gi­nal.

Pe­ña Nie­to ha lla­ga­do al Pa­tio de Ho­nor de Pa­la­cio Na­cio­nal. Po­co an­tes de las 11 de la no­che del 15 de sep­tiem­bre. Lue­go sube por los 53 es­ca­lo­nes de una es­ca­le­ra al­fom­bra­da que lo lle­va has­ta la Ga­le­ría de los Pre­si­den­tes, que a su vez lo con­du­ce di­rec­ta­men­te al des­pa­cho pre­si­den­cial.

Ahí se co­lo­ca la ban­da tri­co­lor en el pe­cho. Lue­go cru­za el Sa­lón de Acuer­dos y la bi­blio­te­ca, pa­ra in­gre­sar al Sa­lón Azul, don­de re­ci­be el pri­mer sa­lu­do de los in­vi­ta­dos es­pe­cia­les a la ce­re­mo­nia. Lue­go cru­za otros cua­tro sa­lo­nes: el Ver­de, el Mo­ra­do, el Em­ba­ja­do­res, don­de se en­cuen­tra el cua­dro Ale­go­ría de la Cons­ti­tu­ción de 1857, pin­ta­do por Pe­tro­ni­la Mon­roy, y el de Re­cep­cio­nes, don­de una es­col­ta de ca­de­tes del He­roi­co Co­le­gio Mi­li­tar, de la He­roi­ca Es­cue­la Na­val Mi­li­tar o de la Es­cue­la Mi­li­tar de Avia­ción, le ha­cen en­tre­ga de la Ban­de­ra e in­me­dia­ta­men­te sa­le al Bal­cón Cen­tral del Pa­la­cio, gri­ta la aren­ga y pos­te­rior­men­te to­ca la cam­pa­na.

Des­pués de es­to se pre­sen­ta un es­pec­tácu­lo de fue­gos pi­ro­téc­ni­cos y co­mien­za la ver­be­na po­pu­lar en­tre los que se dan ci­ta en el Zó­ca­lo.

En es­ta ad­mi­nis­tra­ción, se ha de­ci­di­do can­ce­lar las ce­nas que se ofre­cían con mo­ti­vo de es­ta ce­re­mo­nia por los pla­nes de austeridad que ha im­pul­sa­do su Go­bierno.

Ade­más de que el je­fe del Eje­cu­ti­vo no es­tu­vo pre­sen­te en las ce­nas, ya que en el 2013 los hu­ra­ca­nes “In­grid” y “Ma­nuel” gol­pea­ron con fuer­za a Gue­rre­ro lo que mo­ti­vo su au­sen­cia.

En el 2014, se re­pi­tió la mis­ma si­tua­ción ya que el pa­so del hu­ra­cán “Odi­le” por Ba­ja Ca­li­for­nia Sur obli­gó a que Pe­ña Nie­to se re­ti­ra­ra de la ce­na con el fin de aten­der las ac­cio­nes de emer­gen­cia pa­ra la zo­na.

Tam­bién en 2017. Cen­tró su aten­ción en en­ca­be­zar las ac­cio­nes de apo­yo a los damnificados por el sis­mo de 8.2 gra­dos que sa­cu­dió el sur y cen­tro del país, pe­ro con ma­yo­res afec­ta­cio­nes en Oa­xa­ca y Chia­pas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.