Erró­neo y es­ca­so el cuidado de ár­bo­les en Chihuahua

El Sol de Parral - - Local -

CHIHUAHUA, CHIH.- Pa­ra que los ár­bo­les pue­dan cre­cer y desa­rro­llar­se al lle­gar la pri­ma­ve­ra, du­ran­te la tem­po­ra­da invernal es ne­ce­sa­rio man­te­ner­los hú­me­dos, re­gán­do­los una vez a la se­ma­na, y rea­li­zar la po­da una vez que se que­den com­ple­ta­men­te sin ho­jas.

De acuer­do con En­ri­que Gó­mez, quien se de­di­ca a la po­da de ár­bo­les y cuidado de jar­di­nes des­de ha­ce más de 40 años, en Chihuahua la cul­tu­ra del cuidado de ár­bo­les y jar­di­nes es es­ca­sa y erró­nea, pues se rea­li­za la po­da cuan­do el ár­bol aún cuen­ta con ho­jas, cor­tán­do­se de ma­ne­ra equi­vo­ca­da y exa­ge­ra­da, lo que da­ña el cre­ci­mien­to.

En­ri­que ini­ció en el De­par­ta­men­to de Parques y Jar­di­nes del mu­ni­ci­pio, la­bo­ran­do du­ran­te 34 años, des­pués de ju­bi­lar­se con­ti­nuó tra­ba­jan­do por su cuen­ta, por lo que hoy en día le da man­te­ni­mien­to a áreas verdes pri­va­das, se de­di­ca al man­te­ni­mien­to de pas­tos, po­das de ár­bo­les, arre­glo de pal­me­ras, tras­plan­te de pal­me­ras y to­do lo re­fe­ren­te a los parques.

El ex­per­to in­di­có que un pas­to, por ejem­plo, co­mien­za a po­ner­se ama­ri­llo cuan­do no es tem­po­ra­da, por lo que se tie­ne que apli­car un ve­neno pa­ra ma­tar a un gu­sano que se co­me la raíz. Igual pa­ra las pla­gas de los ár­bo­les gran­des, quie­nes ne­ce­si­tan de ve­ne­nos es­pe­cia­li­za­dos.

Res­pec­to a los ár­bo­les, ex­pli­có que no se de­ben de po­dar cuan­do tie­nen fo­lla­je, el ár­bol “tie­ne que po­dar­se cuan­do es­tá en su es­ta­do ve­ge­ta­ti­vo, cuan­do es­tá des­can­san­do, por ejem­plo en in­vierno, pe­ro cuan­do ya co­mien­zan a bro­tar de nue­vo las ho­jas, ya no es tiem­po de po­dar”, di­jo, y agre­gó: “Los pi­nos siem­pre es­tán tra­ba­jan­do, se pue­de po­dar to­do el año, só­lo hay que qui­tar­les las ra­mas que es­tor­ban a la gen­te, se tie­ne que con­ser­var su es­truc­tu­ra y no ma­sa­crar­los, no cor­tar­les de más. To­das las po­das son de di­fe­ren­te ma­ne­ra, de­pen­dien­do del ár­bol”.

Ex­pli­có que en Chihuahua pre­do­mi­na la plan­ta­ción del ár­bol mo­ra ma­cho, si­co­mo­ro y pino, los cua­les de­ben de ser po­da­dos úni­ca­men­te de las ra­mas que ro­zan una con otra y aqué­llas que im­pi­den el li­bre pa­so de la gen­te, o bien es­tor­ban con los ca­bles de elec­tri­ci­dad.

“Hay po­das de for­ma­ción y po­das de re­ju­ve­ne­ci­mien­to, cuan­do ya se dan más drás­ti­cas cuan­do co­mien­ce a tra­ba­jar más rá­pi­do y es re­co­men­da­ble po­ner­le un fer­ti­li­zan­te pa­ra que ayu­de al fo­lla­je rá­pi­do. En in­vierno se aflo­ja un po­co el rie­go, no ne­ce­si­ta es­tar con­ti­nuo, só­lo man­te­ner­lo hú­me­do, por­que aun­que no ten­ga ho­jas es­tá vi­vo y ne­ce­si­ta es­tar hú­me­do, el rie­go es de ma­ne­ra más es­po­rá­di­co, una vez a la se­ma­na, de­pen­dien­do del ta­ma­ño del ár­bol y de su cap­ta­ción de agua”, ex­pli­có.

Agre­gó que en ca­so de ar­bus­tos y bam­bús, ne­ce­si­tan agua de ma­ne­ra con­ti­nua a pe­sar del in­vierno, si no se rie­ga en in­vierno le pe­ga más fuer­te la he­la­da y es más fácil que se hi­le si no es­tá re­ga­da a que es­té bien re­ga­da. En pri­ma­ve­ra de­be de ser más cons­tan­te el rie­go y qui­tar las ra­mas que ya no sir­van al­re­de­dor.

“Que no sean drás­ti­cos pa­ra po­dar los ár­bo­les, una po­da mo­de­ra­da es só­lo des­pun­tar las ra­mas más del­ga­das, lo que es­tor­be pa­ra el pa­so de la gen­te. He vis­to mu­chas per­so­nas que co­men­za­ron a po­dar muy tem­prano, y eso se ha­ce has­ta que el ár­bol no ten­ga na­da de ho­jas, aho­ri­ta con el cam­bio cli­má­ti­co co­mien­zan a bro­tar los ár­bo­les muy tem­prano, ya hay fres­nos que tie­ne ho­jas ahí ya no se de­ben de po­dar por­que el ár­bol ya es­tá tra­ba­jan­do, ya es­tá mo­vien­do la sa­bia y des­pués se de­san­gra, la sa­bia co­rre por al­re­de­dor del tron­co del ár­bol, no por el cen­tro”, re­co­men­dó En­ri­que Gó­mez a la ciu­da­da­nía.

“El ár­bol

tie­ne que po­dar­se cuan­do es­tá en su es­ta­do ve­ge­ta­ti­vo, cuan­do es­tá des­can­san­do, por ejem­plo: en in­vierno, cuan­do ya co­mien­zan a bro­tar de nue­vo las ho­jas, ya no es tiem­po”.

Se­gún Don En­ri­que Gó­mez, es ne­ce­sa­rio man­te­ner los ár­bo­les hú­me­dos, re­gán­do­los una vez a la se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.