Ejér­ci­to, prin­ci­pal sos­tén de Ma­du­ro

De 32 mi­nis­tros, nue­ve son mi­li­ta­res; di­ri­gen De­fen­sa, In­te­rior, Agri­cul­tu­ra y Ali­men­ta­ción y PDVSA

El Sol de Parral - - Nacional -

CARACAS, Ve­ne­zue­la. El go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro es un fe­nó­meno te­lú­ri­co con­ti­nuo, pe­ro el man­da­ta­rio si­gue en pie. El pa­sa­do jue­ves asu­mió un nue­vo pe­río­do de seis años al que no ha­bría lle­ga­do sin su prin­ci­pal sos­tén: los mi­li­ta­res.

Pa­ra no de­jar du­da de que el pre­si­den­te y sus ge­ne­ra­les son uno, la Fuer­za Ar­ma­da le re­afir­mó su leal­tad tras la in­ves­ti­du­ra.

A esa ho­ra Juan Guai­dó, pre­si­den­te del Par­la­men­to de ma­yo­ría opo­si­to­ra, le pe­día a los mi­li­ta­res "des­co­no­cer" a Ma­du­ro.

Al con­tra­rio, el al­to man­do, jun­to a unos 4 mil 900 efec­ti­vos y tan­ques mi­li­ta­res, le ju­ró fi­de­li­dad por enési­ma vez en la Aca­de­mia Mi­li­tar en Caracas, ra­ti­fi­can­do que la Fuer­za Ar­ma­da es "so­cia­lis­ta, an­ti­im­pe­ria­lis­ta y pro­fun­da­men­te cha­vis­ta".

El man­da­ta­rio ha pre­mia­do la leal­tad de los mi­li­ta­res otor­gán­do­les vas­to po­der po­lí­ti­co y eco­nó­mi­co.

La cuo­ta cas­tren­se en el Eje­cu­ti­vo fue de 25% en tiem­pos del fa­lle­ci­do lí­der y te­nien­te co­ro­nel Hu­go Chá­vez (1999-2013). Con Ma­du­ro lle­gó a 43.7% en 2017 y hoy se ubi­ca en 26.4%, se­gún la ONG Con­trol Ciu­da­dano.

De 32 mi­nis­tros, nue­ve son mi­li­ta­res y di­ri­gen car­te­ras co­mo De­fen­sa, In­te­rior, Agri­cul­tu­ra y Ali­men­ta­ción, PDVSA -que apor­ta 96% de los in­gre­sos del país- y el ser­vi­cio de in­te­li­gen­cia.

"Los mi­nis­te­rios ya no re­pre­sen­tan fuen­tes de ri­que­za co­mo an­tes. Los mi­li­ta­res pre­fie­ren ma­ne­jar" la im­por­ta­ción y ven­ta de ali­men­tos sub­si­dia­dos, di­jo Ro­cío San Mi­guel, pre­si­den­ta de Con­trol Ciu­da­dano, so­bre la mer­ma en el ga­bi­ne­te.

Un te­le­vi­so­ra, un ban­co, una en­sam­bla­do­ra de vehícu­los, una cons­truc­to­ra y una com­pa­ñía mi­ne­ra, pe­tro­lí­fe­ra y ga­sí­fe­ra re­fuer­zan la in­fluen­cia mi­li­tar, que se­gún ana­lis­tas cre­ció a me­di­da que Ma­du­ro se ha­cía más im­po­pu­lar.

No en vano el man­da­ta­rio con­si­de­ra a la Fuer­za Ar­ma­da la "co­lum­na ver­te­bral" del país, que pa­só de ser uno de los más prós­pe­ros de Amé­ri­ca La­ti­na a pa­de­cer la peor crisis eco­nó­mi­ca de su historia.

Ve­ne­zue­la tie­ne 365 mil 315 efec­ti­vos y 1.6 mi­llo­nes de mi­li­cia­nos ci­vi­les.

Ade­más del res­pal­do mi­li­tar, Ma­du­ro cuen­ta con am­plio con­trol po­lí­ti­co. El Par­la­men­to es el úni­co po­der que no do­mi­na, pe­ro fue sus­ti­tui­do en la prác­ti­ca por una Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te 100% cha­vis­ta.

La cú­pu­la cas­tren­se ya ha­bía ig­no­ra­do un re­cien­te lla­ma­do del Le­gis­la­ti­vo a res­pal­dar un "go­bierno de tran­si­ción" que sus­ti­tu­ya al de Ma­du­ro, con­si­de­ra­do ile­gí­ti­mo por Es­ta­dos Uni­dos, la Unión Eu­ro­pea y va­rios paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos.

"Ma­du­ro se apo­ya en los mi­li­ta­res, y és­tos en Ma­du­ro, pa­ra be­ne­fi­ciar­se eco­nó­mi­ca­men­te y evi­tar ser ob­je­to de me­di­das ju­di­cia­les pos­te­rio­res a una derrota del ré­gi­men", co­men­tó el po­li­tó­lo­go Luis Sa­la­man­ca.

Pe­se al em­pe­ño por mos­trar una Fuer­za Ar­ma­da mo­no­lí­ti­ca, Pa­drino ad­mi­te que el "dia­blo" ron­da los cuar­te­les.

Dos ge­ne­ra­les fi­gu­ran en­tre los de­te­ni­dos por un pre­sun­to aten­ta­do con­tra el man­da­ta­rio el pa­sa­do 4 de agos­to, cuan­do dos dro­nes car­ga­dos de ex­plo­si­vos es­ta­lla­ron cer­ca de una ta­ri­ma don­de en­ca­be­za­ba un ac­to mi­li­tar.

Unos 180 efec­ti­vos fue­ron de­te­ni­dos en 2018 por cons­pi­ra­ción, se­gún San Mi­guel. Hu­man Rights Watch de­nun­cia tor­tu­ras.

En sep­tiem­bre úl­ti­mo, The New York Ti­mes re­ve­ló que di­plo­má­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses se reunie­ron con mi­li­ta­res que tra­ma­ban un gol­pe de Es­ta­do fi­nal­men­te abor­ta­do.

En un con­tex­to en que po­cos es­ca­pan a la es­ca­sez de ali­men­tos y me­di­ci­nas y a la hi­per­in­fla­ción, unos 4 mil 309 efec­ti­vos de­ser­ta­ron de la Guar­dia Na­cio­nal en 2018, se­gún una lista fil­tra­da des­de el or­ga­nis­mo y ci­ta­da por Con­trol Ciu­da­dano.

La ONG es­ti­ma que unos 10.000 miem­bros de la Fuer­za Ar­ma­da pi­die­ron la ba­ja des­de 2015.

Pa­ra Sa­la­man­ca, al­tos ofi­cia­les se de­ba­ten en­tre "se­guir con Ma­du­ro a ries­go de hun­dir­se con él" o "sal­var el pe­lle­jo" so­me­tién­do­se a la jus­ti­cia de paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos.

REUTERS

Ma­du­ro se apo­ya en los mi­li­ta­res, y és­tos en Ma­du­ro, pa­ra be­ne­fi­ciar­se eco­nó­mi­ca­men­te y evi­tar ser ob­je­to de me­di­das ju­di­cia­les, di­cen po­li­tó­lo­gos/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.