Se que­jan ve­ci­nos por cie­rres de ca­lles

El Sol de Puebla - - Local - NOR­MA MAR­CIAL / Cuautlan­cin­go

Al­gu­nos re­si­den­tes de frac­cio­na­mien­tos de la Re­ser­va Te­rri­to­rial Quet­zal­cóatl, si­tua­dos en el te­rri­to­rio del mu­ni­ci­pio de Cuautlan­cin­go, ex­ter­na­ron su in­con­for­mi­dad por la co­lo­ca­ción de re­jas en ca­lles im­por­tan­tes de la zo­na, pues acu­san que sin con­sen­so de la ma­yo­ría, per­so­nas quie­nes se au­to­nom­bran co­mo lí­de­res ve­ci­na­les de­ter­mi­na­ron lo an­te­rior jus­ti­fi­can­do un te­ma de in­se­gu­ri­dad.

Al ex­ter­nar sus opi­nio­nes, coin­ci­die­ron en que es­ta si­tua­ción afec­ta sus eco­no­mías por­que aho­ra de­ben pa­gar has­ta 500 pe­sos por te­ner de­re­cho a una co­pia de la lla­ve de las re­jas pa­ra que pue­dan in­gre­sar en el ho­ra­rio noc­turno, así co­mo de­be­rán cu­brir el pa­go de sa­la­rios de los vi­gi­lan­tes. Afir­ma­ron ade­más que el cie­rre no fue pro­duc­to de una con­sul­ta o de una asamblea ve­ci­nal, por­que cuan­do se en­te­ra­ron de es­tos pro­yec­tos, fue cuan­do vie­ron las pri­me­ras dos co­lo­ca­das en zo­nas de los con­jun­tos ha­bi­ta­cio­na­les Vi­va 1 y Be­llo Ho­ri­zon­te. “Lo que pi­do es que no cie­rren mi frac­cio­na­mien­to, pe­ro hay se­ño­ras que es­tán im­pul­sa­do es­ta me­di­da, una de ellas de nom­bre Vic­to­ria, quie­nes ya pu­sie­ron las pri­me­ras ma­llas en es­tos es­pa­cios pú­bli­cos”, asen­tó Abi­gail Ze­pe­da, quien di­jo ser re­si­den­te del frac­cio­na­mien­to Vi­llas San Diego 1, pe­ro quien ha re­sul­ta­do di­rec­ta­men­te afec­ta­da por ver blo­quea­dos los es­pa­cios por don­de an­tes tran­si­ta­ba pa­ra tras­la­dar­se de un lu­gar a otro.

En ese sen­ti­do, in­di­có que ha ven­ti­la­do su que­ja en al­gu­nos me­dios de co­mu­ni­ca­ción pa­ra que sea de co­no­ci­mien­to de la opi­nión pú­bli­ca.

Por su par­te, Eu­ge­nia Bus­tos, ac­ti­vis­ta de la zo­na y ve­ci­na del con­jun­to ha­bi­ta­cio­nal Xel­hua 1, coin­ci­dió en que exis­tió fal­ta de con­sen­so pa­ra ins­ta­lar las re­jas, con los cua­les se pri­va­ti­za­ron en días pa­sa­dos, por un gru­po de per­so­nas que no tie­ne re­co­no­ci­mien­to co­mo Co­mi­té ve­ci­nal.

Se de­be men­cio­nar que las in­con­for­mes, tam­bién pre­ci­sa­ron que ya exis­te una que­ja con­tra quien re­sul­te res­pon­sa­ble por es­ta ac­ción irre­gu­lar, pues prác­ti­ca­men­te los con­jun­tos ha­bi­ta­cio­na­les de­ja­ron de ser pú­bli­cos pa­ra ser pri­va­dos y eso re­pre­sen­ta una des­ven­ta­ja, por­que aho­ra se­rá más difícil exi­gir ser­vi­cios de ca­li­dad. Y ade­más de­ja­ron en­tre­ver la fal­ta de in­ter­ven­ción del Ayun­ta­mien­to pa­ra po­ner or­den, en las zo­nas don­de de­be pre­va­le­cer.

Los in­con­for­mes ase­gu­ran que au­to­nom­bra­dos lí­de­res de­ci­die­ron co­lo­car re­jas jus­ti­fi­can­do un te­ma de in­se­gu­ri­dad. / Nor­ma Mar­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.