Por no re­par­tir ga­nan­cias de un ro­bo fue­ron ase­si­na­dos los tres de Cuautlan­cin­go

Obli­ga­ron a sus víc­ti­mas a hin­car­se pa­ra lue­go ma­tar­los uno a uno con ar­mas de fue­go ca­li­bre 9 mi­lí­me­tros.

El Sol de Puebla - - Policiaca - PAU­LI­NA GÓ­MEZ Héctor Gon­zá­lez

Un ajus­te de cuen­tas en­tre miem­bros de una ban­da de­lic­ti­va li­de­ra­da por co­lom­bia­nos, es la prin­ci­pal lí­nea de in­ves­ti­ga­ción que si­guen las au­to­ri­da­des mi­nis­te­ria­les con re­la­ción al tri­ple ho­mi­ci­dio ocu­rri­do la noche del pa­sa­do jue­ves en un de­par­ta­men­to ubi­ca­do en el mu­ni­ci­pio de Cuautlan­cin­go.

De acuer­do con in­for­ma­ción ex­tra­ofi­cial, uno de los va­ro­nes ase­si­na­dos era oriun­do del es­ta­do de Pue­bla, otro más de Ta­bas­co, y la mu­jer del es­ta­do de Chia­pas. Ade­más de con­tar con an­te­ce­den­tes pe­na­les, du­ran­te las di­li­gen­cias del le­van­ta­mien­to de ca­dá­ve­res, a los hoy oc­ci­sos se les en­con­tró un ar­ma de fue­go ti­po es­cua­dra y di­ver­sos ob­je­tos prohi­bi­dos, al igual que cin­ta ca­ne­la.

So­bre es­te he­cho, fuentes que pi­die­ron el ano­ni­ma­to in­di­ca­ron que to­do apun­ta a que los ul­ti­ma­dos jun­to con otros cóm­pli­ces, mo­men­tos an­tes die­ron un “gol­pe”, es de­cir, co­me­tie­ron un ro­bo, sin em­bar­go, los hoy fi­na­dos se ha­brían que­da­do con el bo­tín com­ple­to sin ha­cer la re­par­ti­ción co­rres­pon­dien­te al res­to de los in­te­gran­tes de la ban­da de­lic­ti­va. Por lo an­te­rior, la noche del jue­ves pa­sa­do, a bor­do de tres ca­mio­ne­tas y un au­to­mó­vil co­lor gris, el res­to de la ban­da de­lic­ti­va lle­gó al con­jun­to ha­bi­ta­cio­nal, don­de los dos hom­bres y la mu­jer ren­ta­ban un de­par­ta­men­to. Ahí, se­gún las fuentes con­sul­ta­das, los cóm­pli­ces de los su­je­tos ase­si­na­dos, les exi­gie­ron su par­te del di­ne­ro, sin em­bar­go, se ne­ga­ron a en­tre­gar­lo.

An­te tal si­tua­ción, los obli­ga­ron a que se hin­ca­ran pa­ra lue­go ir­los ma­tan­do uno a uno con ar­mas de fue­go ca­li­bre 9 mi­lí­me­tros, no obs­tan­te, uno de los su­je­tos co­rrió pa­ra in­ten­tar huir, pe­ro los ase­si­nos le die­ron al­can­ce en la puer­ta del de­par­ta­men­to, don­de le ases­ta­ron cin­co ba­la­zos en la es­pal­da y uno en la ca­be­za.

Aun­que de for­ma ini­cial se di­jo que to­do se ha­bría tra­ta­do de un ro­bo a ca­sa ha­bi­ta­ción, con­for­me al avan­ce de las in­ves­ti­ga­cio­nes, se des­car­tó tal he­cho, es­ta­ble­cien­do co­mo mó­vil el ajus­te de cuen­tas. Co­mo es­te me­dio lo in­for­mó, fue­ron ve­ci­nos del lu­gar quie­nes se per­ca­ta­ron del cri­men, por lo que in­me­dia­ta­men­te die­ron avi­so al 911. Tras el lla­ma­do de au­xi­lio, po­li­cías y Téc­ni­cos en Ur­gen­cias Mé­di­cas se tras­la­da­ron a la zo­na, don­de con­fir­ma­ron que dos hom­bres y una mu­jer, pre­sen­ta­ban le­sio­nes por im­pac­to de ar­ma de fue­go.

Lue­go de las re­vi­sio­nes prehos­pi­ta­la­rias, pa­ra­mé­di­cos de la am­bu­lan­cia 231 de SU­MA, con­fir­ma­ron la muer­te de los dos hom­bres y la mu­jer de en­tre 35 y 40 años de edad. En tan­to, la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do con­ti­núa con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes pa­ra tra­tar de ubi­car a los res­pon­sa­bles.

Los ho­mi­ci­das

se re­gis­tró la noche del pa­sa­do jue­ves al in­te­rior del de­par­ta­men­to de los hoy fi­na­dos.

/

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.