MP des­co­no­cía que el pre­sun­to au­tor ma­te­rial era me­nor; la pi­fia pu­so en ries­go el ca­so

El Sol de Puebla - - Policiaca - Se en­con­tra­ban cal­ci­na­dos y car­co­mi­dos por la fau­na. / Héc­tor Gon­zá­lez PAU­LI­NA GÓ­MEZ

A me­nos de 24 ho­ras del ha­llaz­go de dos cuer­pos em­bol­sa­dos en la co­lo­nia Fran­cis­co Javier Cla­vi­je­ro, ayer, los ca­dá­ve­res de otros dos hom­bres fue­ron des­cu­bier­tos cal­ci­na­dos y car­co­mi­dos por la fau­na, pe­ro aho­ra en la jun­ta au­xi­liar de La Re­su­rrec­ción.

Se­gún los cálcu­los de las au­to­ri­da­des po­li­cia­cas, se tra­ta de dos va­ro­nes de en­tre 40 y 45 años de edad, quie­nes al no ser iden­ti­fi­ca­dos co­mo ve­ci­nos de la zo­na ni te­ner en­tre sus ro­pas al­gu­na cre­den­cial, fue­ron ano­ta­dos en ca­li­dad de des­co­no­ci­dos.

De acuer­do con la in­for­ma­ción ob­te­ni­da en el si­tio, fue al­re­de­dor de las 08:30 ho­ras, cuan­do un par de cam­pe­si­nos que se en­con­tra­ban la­bran­do sus tie­rras, des­cu­brie­ron los res­tos hu­ma­nos.

Por lo an­te­rior, los va­ro­nes die­ron avi­so a las au­to­ri­da­des po­li­cia­cas, de tal ma­ne­ra que uni­for­ma­dos es­ta­ta­les, mu­ni­ci­pa­les y ele­men­tos de la Agen­cia Es­ta­tal de In­ves­ti­ga­ción (AEI), al igual que pa­ra­mé­di­cos de SU­MA, se tras­la­da­ron al lu­gar de los he­chos.

Al lle­gar a la zo­na, un ca­mino de te­rra­ce­ría ro­dea­do de mil­pas, los po­li­cías y téc­ni­cos en ur­gen­cias mé­di­cas ubi­ca­ron lo que era un ca­nal de rie­go, don­de tam­bién ob­ser­va­ron los ca­dá­ve­res de dos hom­bres cal­ci­na­dos y de­vo­ra­dos por la fau­na.

Tras con­fir­mar los he­chos, los agen­tes po­li­cia­cos acor­do­na­ron am­plia­men­te la es­ce­na del cri­men, en es­pe­ra de pe­ri­tos y CA­DÁ­VE­RES mé­di­co fo­ren­se pa­ra pro­ce­der a las pes­qui­sas de ri­gor. Mi­nu­tos an­tes de que ini­cia­ra la au­dien­cia de for­mu­la­ción de impu­tación con­tra Bra­yan N y Gus­ta­vo N, de­te­ni­dos por el asal­to y ho­mi­ci­dio en agra­vio de Kar­la Fernanda, el agen­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co des­cu­brió que el pre­sun­to au­tor ma­te­rial de los he­chos era me­nor de edad, por lo que in­clu­so pu­do ha­ber sa­li­do en li­ber­tad sin cas­ti­go al­guno, ale­gan­do vio­la­cio­nes a sus de­re­chos hu­ma­nos co­mo me­nor.

Lo an­te­rior pro­vo­có que la au­dien­cia pro­gra­ma­da pa­ra las 8 ho­ras, se re­tra­sa­ra ya que la re­pre­sen­ta­ción so­cial, pi­dió que Gus­ta­vo fue­ra pues­to a dis­po­si­ción de Jus­ti­cia pa­ra Ado­les­cen­tes y so­lo Bra­yan per­ma­ne­cie­ra pa­ra au­dien­cia an­te una jue­za de con­trol.

Fue así co­mo du­ran­te el ac­to ju­rí­di­co, al se­ña­la­do de ac­ti­var el ar­ma de fue­go con­tra la uni­ver­si­ta­ria, se le iden­ti­fi­có ba­jo las ini­cia­les G.B.M. y así res­pe­tar sus ga­ran­tías co­mo me­nor.

Di­cha si­tua­ción se pre­sen­tó, pe­se a que el agen­te del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co tu­vo la po­si­bi­li­dad de ha­ber con­sul­ta­do el ac­ta de na­ci­mien­to o la CURP del hoy impu­tado, no obs­tan­te, fue has­ta que pre­gun­tó a la de­fen­sa de ofi­cio la edad del acu­sa­do, cuan­do su­po que es­te con­ta­ba con 17 años de edad, por lo que de­bía de ser tra­ta­do de otra for­ma.

4 fue­ron des­cu­bier­tos en la ca­pi­tal en me­nos de 24 ho­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.