Des­pe­di­da de Prín­ci­pe en Mé­xi­co

El in­tér­pre­te de El tris­te re­ci­bió en la Ciu­dad de Mé­xi­co un ho­me­na­je de más de sie­te ho­ras en­tre can­tos y vi­vas en su ho­nor

El Sol de Puebla - - Portada - ADOLFO LÓPEZ

Fa­ná­ti­cos de to­das eda­des y se­xos si­guie­ron du­ran­te sie­te ho­ras la tra­yec­to­ria de los res­tos de Jo­sé Jo­sé en las ca­lles de la Ciu­dad de Mé­xi­co pa­ra dar­le el úl­ti­mo adiós en el Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes y en la co­lo­nia Cla­ve­ría, don­de vi­vió de pe­que­ño, así co­mo en la Ba­sí­li­ca de Gua­da­lu­pe.

Un im­pe­rio­so si­len­cio inun­dó el ves­tí­bu­lo del Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes mien­tras las puer­tas de la sa­la prin­ci­pal se abrían. Los pri­me­ros acor­des de La na­ve del ol­vi­do co­men­za­ron a so­nar y Jo­se Joel, Mary­sol So­sa y Anel No­re­ña ba­ja­ron las es­ca­li­na­tas del re­cin­to, da­ban pa­so a un fé­re­tro do­ra­do, don­de es­ta­ban los res­tos de Jo­sé Jo­sé, quien ayer re­ci­bió un ho­me­na­je pós­tu­mo en es­te re­cin­to.

Los aplau­sos no tardaron en lle­gar, mien­tras la me­lo­día in­ter­pre­ta­da por la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca Na­cio­nal, di­ri­gi­da por En­ri­que Ra­mos, in­cre­men­ta­ba la emo­ción de los asis­ten­tes que des­de tem­pra­na ho­ra se die­ron ci­ta pa­ra ren­dir ho­no­res al Prín­ci­pe de la Can­ción, quien mu­rió el 28 de sep­tiem­bre en Mia­mi y que tras 11 días pu­do re­gre­sar al país.

“¡El prín­ci­pe es de Mé­xi­co!” se es­cu­chó una voz fe­me­ni­na que pro­ve­nía del gru­po de fa­ná­ti­cos que se for­ma­ron a pri­me­ra ho­ra pa­ra des­pe­dir­lo. “¡Sí se pu­do!”, fue el otro gri­to que se re­pi­tió en va­rias oca­sio­nes, mien­tras los se­gui­do­res del can­tan­te pa­sa­ban fren­te al fé­re­tro y mos­tra­ban apo­yo a su fa­mi­lia.

Re­gá­la­me es­ta no­che y El tris­te, fue­ron otros te­mas que los mú­si­cos in­ter­pre­ta­ron mien­tras la je­fa de go­bierno de la Ciu­dad de Mé­xi­co, Clau­dia Shein­baum; la se­cre­ta­ria de cul­tu­ra fe­de­ral, Ale­jan­dra Fraus­to y el se­cre­ta­rio de cul­tu­ra de la Ciu­dad de Mé­xi­co, Al­fon­so Suá­rez del Real, hi­cie­ron la guar­dia en ho­nor al in­tér­pre­te.

A ellos se su­ma­ron per­so­na­li­da­des del es­pec­tácu­lo y ami­gos de Jo­sé Jo­sé. En­tre las pri­me­ras que se pu­sie­ron de pie es­tu­vie­ron las can­tan­tes Lu­cía Mén­dez y Dul­ce, quie­nes se acer­ca­ron al fé­re­tro pa­ra de­di­car­le unas pa­la­bras.

Le si­guió el ac­tor Alex de la Ma­drid, vi­si­ble­men­te emo­cio­na­do por la muer­te de Jo­sé Jo­sé, de quien co­no­ció de pri­me­ra mano anéc­do­tas y ex­pe­rien­cias de vi­da que le per­mi­tie­ron in­ter­pre­tar al can­tan­te en su se­rie bio­grá­fi­ca.

El ac­tor Jo­sé Luis Cor­de­ro Po­cho­lo, la pro­duc­to­ra tea­tral y ami­ga del can­tan­te, Ti­na Ga­lin­do, quien lo ayu­dó en sus pro­ble­mas de adic­ción. Em­ma­nuel y Lau­ra Nú­ñez, su asis­ten­te du­ran­te mu­chos años, así co­mo re­pre­sen­tan­tes de Sony Mu­sic, dis­que­ra a la que per­te­ne­cía el in­tér­pre­te, fue­ron otros alle­ga­dos que tam­bién mon­ta­ron una guar­dia de ho­nor jun­to al fé­re­tro del can­tan­te.

El en­sam­ble de la Es­cue­la del Ma­ria­chi Ollin Yo­liztli re­cor­dó la mú­si­ca del Prín­ci­pe de la Can­ción in­ter­pre­tan­do Al­moha­da, 40 y 20 y Tu pri­me­ra vez, mien­tras los fans que des­fi­la­ban se­guían can­tan­do los te­mas uno a uno.

Lue­go de tres ho­ras, el Ma­ria­chi y Co­ro del Ba­llet Fol­kló­ri­co de Mé­xi­co in­ter­pre­ta­ron Las go­lon­dri­nas pa­ra des­pe­dir a Jo­sé Jo­sé, cu­yo fé­re­tro fue re­ti­ra­do al­re­de­dor de las 13:05 ho­ras con un mi­nu­to de aplau­sos, or­ga­ni­za­do por su ami­go Jor­ge Or­tiz de Pi­ne­do, quien lle­gó des­pués del me­dio­día.

DE VUEL­TA A CA­SA

En el par­que de la Chi­na, en la co­lo­nia Cla­ve­ría, mi­les de fa­ná­ti­cos ya es­pe­ra­ban fren­te a su es­ta­tua la lle­ga­da de Jo­sé Jo­sé. Era el re­gre­so al ba­rrio que lo vio cre­cer y con ese sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia, sus ve­ci­nos le rin­die­ron un tri­bu­to que des­pués se con­vir­tió en una fies­ta po­pu­lar.

Nue­va­men­te los gri­tos de “¡Sí se pu­do! ¡Sí se pu­do!” le die­ron la bien­ve­ni­da a los hi­jos del can­tan­te, quie­nes agra­de­cie­ron a los asis­ten­tes. “Es­ta­mos reuni­dos co­mo fa­mi­lia. Gra­cias por tan­to y tan­to amor. Mi pa­pá es­tá go­zan­do en el cie­lo”, di­jo Jo­sé Joel, quien in­ter­pre­tó Ya lo pa­sa­do, pa­sa­do a in­sis­ten­cia del pú­bli­co.

Fue­ron es­ca­sos 20 mi­nu­tos los que la ca­rro­za es­tu­vo en es­te lu­gar. Pe­ro eso no ba­jó la emo­ción de los pre­sen­tes, quie­nes se que­da­ron can­tan­do y con­tan­do anéc­do­tas re­cor­dan­do al Prín­ci­pe de la Can­ción, in­clu­so al­gu­nos se que­da­ron so­por­tan­do la llu­via que ca­yó mo­men­tos des­pués, to­do, con tal de se­guir can­tan­do y hon­ran­do a su can­tan­te.

Las ca­lles ale­da­ñas fue­ron ce­rra­das pa­ra fa­ci­li­tar los ac­ce­sos. Al­gu­nos lo­ca­les per­ma­ne­cie­ron ce­rra­dos, mien­tras que otros apro­ve­cha­ron la mul­ti­tud pa­ra ven­der aguas, he­la­dos o go­lo­si­nas pa­ra el mo­men­to.

El cor­te­jo fú­ne­bre si­guió su ca­mino ha­cia el Pan­teón Fran­cés de Le­ga­ria, don­de el can­tan­te fue se­pul­ta­do al la­do de su ma­dre, Mar­ga­ri­ta Or­tiz, tal co­mo era su vo­lun­tad.

DA­NIEL GA­LEA­NA OEM

y Dul­ce se aga­cha­ron pa­ra su­su­rrar pa­la­bras de ca­ri­ño a su ami­go

Las ce­ni­zas den­tro del fé­re­tro son co­lo­ca­das en la ca­rro­za fú­ne­bre

El cor­te­jo par­tió es­col­ta­do rum­bo al Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes

La co­mi­ti­va in­gre­só al re­cin­to del pri­mer ho­me­na­je en su país

El avión de la Fuer­za Área ate­rri­zó pro­ce­den­te de Mia­mi

de Pi­ne­do lle­gó a acom­pa­ñar a la fa­mi­lia del can­tan­te, con quien hi­zo la pe­lí­cu­la Ga­vi­lán o Paloma

el fé­re­tro al Pa­la­cio de Be­llas Ar­tes se es­cu­chó la can­ción La na­ve del ol­vi­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.