Com­ca desaprue­ba le­ga­li­za­ción de ma­rihua­na

Se­ría “abrir com­ple­ta­men­te la puer­ta pa­ra que –los jó­ve­nes- se in­to­xi­quen”, ase­gu­ró Ma­rio Al­ber­to Ar­mas, ti­tu­lar de la de­pen­den­cia

El Sol de San Juan del Río - - Local - MONSETRRAT GAR­CÍA

Ma­rio Al­ber­to Ar­mas Gua­da­rra­ma, Je­fe del Con­se­jo Mu­ni­ci­pal Con­tra las Adic­cio­nes (Com­ca), di­jo que el cris­tal y la ma­rihua­na son las subs­tan­cias tó­xi­cas ile­ga­les de ma­yor con­su­mo, con­si­de­ró que le­ga­li­zar es­ta úl­ti­ma se­ría “abrir com­ple­ta­men­te la puer­ta pa­ra que –los jó­ve­nes- se in­to­xi­quen”.

“Nues­tra pos­tu­ra es que no es con­ve­nien­te, sí he es­cu­cha­do que hay la in­quie­tud de la le­ga­li­za­ción, es­tán en re­vi­sio­nes, pe­ro nues­tro cri­te­rio, nues­tra pos­tu­ra, es que no se­ría con­ve­nien­te le­ga­li­zar­la”.

Re­fi­rió que des­pués de un lar­go con­su­mo, es­ta subs­tan­cia ge­ne­ra da­ños en el or­ga­nis­mo, en la ma­yo­ría de las ve­ces irre­ver­si­bles, de ahí que sea un error le­ga­li­zar­la pa­ra uso re­crea­ti­vo, ya que fa­ci­li­ta­ría aún más el ac­ce­so, que de por sí ya es co­mún por el ba­jo cos­to en el que se co­mer­cia­li­za.

“Ma­rihua­na y cris­tal son las más con­su­mi­das por­que son igual de ba­ra­tas (…) Al pre­gun­tar­les cuál es el cos­to pro­me­dio, coin­ci­den to­dos en que les ven­den des­de 30 ó 50 pe­sos ama­bas subs­tan­cias”.

An­te es­ta ac­ce­si­bi­li­dad, sub­ra­yó que es re­le­van­te el pa­pel que jue­gan los pa­dres, ya que de­ben es­tar aten­tos a lo que ad­quie­ren sus hi­jos con el di­ne­ro que les en­tre­gan pa­ra el gas­to en la es­cue­la.

“Ojo lo que pa­pá y ma­má les dan pa­ra la tor­ta o el ju­go, pues lo pue­den uti­li­zar de es­ta ma­la ma­ne­ra con­su­mien­do es­ta subs­tan­cia. Pa­pá y ma­má son res­pon­sa­bles de che­car qué traen en la mo­chi­la, de es­tar al tan­to de con quién se jun­tan, los ho­ra­rios en los que es­tá fue­ra de ca­sa”.

Re­cal­có que es ne­ce­sa­rio que go­bierno y so­cie­dad for­men equi­po a efec­to de pre­ve­nir que crez­ca el con­su­mo, so­bre to­do en me­no­res de edad, ya que se tie­ne re­gis­tro de ni­ños de 12 años que “es­tán de­jan­do una bu­ta­ca va­cía en una se­cun­da­ria por­que caen en las dro­gas”.

Los jó­ve­nes tie­nen fá­cil ac­ce­so a la ma­rihua­na, de­bi­do al ba­jo cos­to con el que se co­mer­cia­li­za. /Cé­sar Or­tiz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.