Es tiem­po del PAN

El Sol de San Juan del Río - - Analisis - Mar­ko Cor­tés @Mar­ko­Cor­tes

A par­tir del lu­nes ini­cia­re­mos el ca­mino de re­en­cuen­tro del PAN y vol­ve­re­mos a ha­cer de la opo­si­ción un ins­tru­men­to de con­tra­pe­so y de equi­li­brio en nues­tro país. Es­ta­mos lla­ma­dos a de­vol­ver­le al PAN su iden­ti­dad y su fuer­za por­que hoy so­mos más ne­ce­sa­rios que nun­ca. Se ter­mi­na una cam­pa­ña de lla­ma­do a la uni­dad pa­ra em­pe­zar una épo­ca en don­de to­dos los pa­nis­tas sean ne­ce­sa­rios pa­ra de­vol­ver­le a Mé­xi­co la me­jor op­ción de po­lí­ti­ca y al me­jor.

En­ten­di­mos el men­sa­je de las ur­nas y el lla­ma­do a vol­ver a di­bu­jar­nos co­mo lo que so­mos; la op­ción hu­ma­nis­ta y cons­truc­ti­va, la op­ción de­mó­cra­ta y de re­sul­ta­dos que ha es­cri­to mu­chos de los ca­pí­tu­los más tras­cen­den­tes de la trans­for­ma­ción de­mo­crá­ti­ca de Mé­xi­co.

Es tiem­po de re­gre­sar a cons­truir so­cie­dad y par­ti­do, es tiem­po de re­co­no­cer nues­tros erro­res pa­ra no vol­ver a caer en ellos y afron­tar lo que es­ta­mos en un mo­men­to cru­cial pa­ra el fu­tu­ro de to­dos los me­xi­ca­nos, es­ta­mos an­te la en­cru­ci­ja­da de ca­mi­nar ha­cia de­lan­te o re­gre­sar al pa­sa­do cen­tra­lis­ta, pa­ter­na­lis­ta e irres­pon­sa­ble. Ya he­mos vis­to lo que es ca­paz de ha­cer la ma­yo­ría de Mo­re­na y ya vi­mos que no hay lí­mi­tes le­ga­les, eco­nó­mi­cos o de sen­ti­do co­mún pa­ra fre­nar­los.

La me­jor opo­si­ción, de­cía Cas­ti­llo Pe­ra­za, es aque­lla que de­mues­tra en los he­chos que es­tá pre­pa­ra­da pa­ra ser el me­jor go­bierno; no es aque­lla que ha­ce del “no” su ra­zón de ser, ni tam­po­co es aque­lla que se su­ma al pro­yec­to ma­yo­ri­ta­rio es­pe­ran­do pre­ben­das o con­ce­sio­nes. La me­jor opo­si­ción es aque­lla que lo­gra en­ca­be­zar las cau­sas de los ciu­da­da­nos y le da voz a la ra­zón y a la po­lí­ti­ca po­si­ble: aque­lla que re­nun­cia al sue­ño de lo im­po­si­ble, re­co­no­ce los avan­ces y cons­tru­ye a par­tir de lo bueno que se ha­ya he­cho.

Es tiem­po de ha­cer una gran con­vo­ca­to­ria y no só­lo de pa­nis­tas, sino de to­dos los sec­to­res in­tere­sa­dos en que Mé­xi­co si­ga avan­zan­do, ten­ga es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, cre­ci­mien­to y opor­tu­ni­da­des. Em­pre­sa­rios, aca­dé­mi­cos, es­tu­dian­tes y pro­fe­sio­nis­tas es­tán con­vo­ca­dos por­que el Es­ta­do de De­re­cho y el des­tino de Mé­xi­co son te­mas que nos afec­tan a to­dos y to­dos de­be­mos de in­vo­lu­crar­nos. Es tiem­po de de­fen­der las ins­ti­tu­cio­nes, las li­ber­ta­des y los de­re­chos con­quis­ta­dos.

Mé­xi­co ne­ce­si­ta al me­jor PAN de to­dos los tiem­pos y eso lo va­mos a lo­grar con el or­gu­llo de nues­tra iden­ti­dad y de nues­tra his­to­ria, con los re­sul­ta­dos de nues­tros go­bier­nos, con la ge­ne­ro­si­dad y el tra­ba­jo de ca­da uno de nues­tros mi­li­tan­tes, con las puer­tas abier­tas a to­dos aque­llos que quie­ra acer­car­se y con una di­ri­gen­cia in­clu­yen­te y re­cep­ti­va.

Es tiem­po de de­jar atrás los agra­vios y las vi­sio­nes per­so­na­les o de gru­po pa­ra asu­mir nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad his­tó­ri­ca. Des­de aquí reite­ro que el PAN es de to­dos los pa­nis­tas y que nues­tra pri­me­ra in­ten­ción es uni­fi­car­nos pa­ra po­der cum­plir con nues­tro re­to his­tó­ri­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.