La jor­na­da ¿Por qué 2 y no 5?

El Sol de Sinaloa - - Análisis - Ase­sor del Con­se­je­ro Pre­si­den­te del INE @ebuen­diaz

elec­to­ral ce­le­bra­da el 1 de ju­lio de 2018 fue his­tó­ri­ca. Uno de los da­tos más im­por­tan­tes que arro­ja­ron es­tas elecciones fue la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na. La elec­ción pre­si­den­cial de ha­ce dos se­ma­nas fue la ma­yor des­de la elec­ción del 2000, con 63.4%.

Uno de los efec­tos de es­ta par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na es que hoy exis­ten dos par­ti­dos po­lí­ti­cos que po­drían per­der el re­gis­tro an­te el INE. La Cons­ti­tu­ción (ar­tícu­lo 41) y Ley Ge­ne­ral de Par­ti­dos Po­lí­ti­cos (ar­tícu­lo 94, in­ci­sos b) y c)) es­ta­ble­cen que se­rá cau­sa de pér­di­da de re­gis­tro de un par­ti­do po­lí­ti­co na­cio­nal, cuan­do

és­te no ob­ten­ga por lo me­nos el tres por cien­to de la vo­ta­ción vá­li­da emi­ti­da en al­gu­na de las elecciones fe­de­ra­les or­di­na­rias pa­ra dipu­tados, senadores o Pre­si­den­te de los Es­ta­dos Uni­dos Mexicanos.

Es im­por­tan­te men­cio­nar que di­cho es­ce­na­rio es pre­li­mi­nar. Ello, ya que pa­ra ob­te­ner la vo­ta­ción de­fi­ni­ti­va es ne­ce­sa­rio que se ha­yan re­suel­to las im­pug­na­cio­nes pre­sen­ta­das an­te el Tri­bu­nal Elec­to­ral del Po­der Ju­di­cial de la Fe­de­ra­ción (TEPJF). A la fe­cha exis­ten 481 im­pug­na­cio­nes a cómpu­tos de elec­ción del 1 de ju­lio (421 de Nue­va Alian­za y 5 de En­cuen­tro So­cial en lo in­di­vi­dual, 2 de ellas pa­ra la elec­ción pre­si­den­cial).

Por ello, quie­nes al­zan la voz exi­gien­do pú­bli­ca­men­te la de­cla­ra­to­ria in­me­dia­ta de pér­di­da del re­gis­tro de un par­ti­do, hay que su­ge­rir­les cal­ma y pa­cien­cia. Una vez que se cuen­te con las ci­fras de­fi­ni­ti­vas en las vo­ta­cio­nes es cuan­do el INE ya es­tá en po­si­bi­li­dad de de­cla­rar si se ac­tua­li­za o no el su­pues­to le­gal.

Hoy te­ne­mos que En­cuen­tro So­cial (PES) y Nue­va Alian­za (NA) ob­tu­vie­ron una vo­ta­ción me­nor al 3% en to­das las elecciones fe­de­ra­les. Co­mo re­fe­ren­cia, pa­ra al­can­zar ese por­cen­ta­je en la elec­ción pre­si­den­cial, el PES ne­ce­si­ta más de 119 mil vo­tos y NA más de 1 mi­llón de su­fra­gios. En la elec­ción del Se­na­do, am­bos par­ti­dos ne­ce­si­tan can­ti­da­des su­pe­rio­res a los 300 mil vo­tos y pa­ra la de dipu­tados les fal­tan más de 266 mil y 229 mil su­fra­gios, res­pec­ti­va­men­te.

Por otra par­te, con un afán de polémica don­de no lo hay, vuelven a sa­lir vo­ces que re­cla­man que el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal Elec­to­ral de­bie­ra de­cla­rar la pér­di­da del re­gis­tro a los par­ti­dos de la Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca, Ver­de Eco­lo­gis­ta de Mé­xi­co y Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano, por no ha­ber al­can­za­do el 3% de la vo­ta­ción vá­li­da en la elec­ción pre­si­den­cial, pe­se a que en las otras dos sí la ob­tu­vie­ron.

La in­ter­pre­ta­ción que sos­tie­nen quie­nes buscan adel­ga­zar el plu­ra­lis­mo po­lí­ti­co ar­ti­fi­cio­sa­men­te es erró­nea. Con­si­de­ran que la le­gis­la­ción es­ta­ble­ce que quien no ob­ten­ga 3% en una elec­ción, cual­quie­ra que sea, de­be per­der el re­gis­tro. Eso es fal­so. In­clu­so, di­cha for­ma de leer la ley ha si­do su­pe­ra­da des­de ha­ce mu­chos años por la pro­pia au­to­ri­dad ad­mi­nis­tra­ti­va y ju­ris­dic­cio­nal. En otras pa­la­bras, no es un cri­te­rio ju­rí­di­co, ni vá­li­do, ni no­ve­do­so.

De he­cho, en ma­yo de es­te año el INE re­sol­vió una con­sul­ta del par­ti­do En­cuen­tro So­cial so­bre la for­ma en que de­bía in­ter­pre­tar­se la cau­sal de pér­di­da de re­gis­tro por mo­ti­vos del por­cen­ta­je de vo­ta­ción. Es­to es, mu­cho an­tes de la jor­na­da elec­to­ral la au­to­ri­dad ad­mi­nis­tra­ti­va fue bas­tan­te cla­ra al se­ña­lar que des­de un pun­to de vis­ta se­mán­ti­co, era vá­li­do con­cluir que bas­ta­ba te­ner el 3% de la vo­ta­ción en cualquier elec­ción federal pa­ra con­ser­var el re­gis­tro.

Pa­ra ro­bus­te­cer el sen­ti­do de la respuesta, el INE reali­zó un aná­li­sis de la evo­lu­ción le­gis­la­ti­va en el te­ma y ci­tó di­ver­sos pre­ce­den­tes del 2012 y del 2016, tan­to del en­ton­ces IFE co­mo del TEPJF, que tie­nen el mis­mo sen­ti­do que la in­ter­pre­ta­ción gra­ma­ti­cal. De es­ta for­ma, el cri­te­rio de la au­to­ri­dad ad­mi­nis­tra­ti­va se en­cuen­tra ex­haus­ti­va­men­te jus­ti­fi­ca­do.

Adi­cio­nal­men­te, la con­clu­sión ins­ti­tu­cio­nal es bas­tan­te ló­gi­ca en tér­mi­nos de de­re­chos. No es po­si­ble pa­sar por al­to que los par­ti­dos po­lí­ti­cos son una con­se­cuen­cia del de­re­cho de aso­cia­ción po­lí­ti­ca de las per­so­nas. Hay que ser cla­ros: en un es­ta­do de­mo­crá­ti­co, la res­tric­ción en el ejer­ci­cio de de­re­chos o la can­ce­la­ción de és­tos, es la úl­ti­ma op­ción que tie­nen las au­to­ri­da­des de cualquier ám­bi­to, par­ti­cu­lar­men­te las elec­to­ra­les.

Na­die que pre­ten­da for­ta­le­cer el sis­te­ma de­mo­crá­ti­co pue­de es­tar con­tra la di­ver­si­dad po­lí­ti­ca. Es­toy con­ven­ci­do que al­gu­nas op­cio­nes par­ti­dis­tas han que­da­do a de­ber en tér­mi­nos de ideas, pro­pues­tas y com­por­ta­mien­to.

Emi­lio Buen­día

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.