El ci­ne co­mo sig­ni­fi­ca­do cul­tu­ral

La Bi­blio­te­ca del Con­gre­so de los Es­ta­dos Uni­dos, se­gún se di­ce, tie­ne el acer­vo más gran­de de li­bros, dia­rios, fo­lle­tos, do­cu­men­tos y ma­te­rial au­dio­vi­sual del mun­do...

El Sol de Tampico - - Analisis - Juan Jo­sé Gon­zá­lez Me­jía

Ca­da año es­co­ge 25 obras fíl­mi­cas de to­dos los gé­ne­ros que ha­yan si­do sig­ni­fi­ca­ti­vas pa­ra la cul­tu­ra de ese país, in­clu­yén­do­las en su Archivo Na­cio­nal Ci­ne­ma­to­grá­fi­co.

La con­di­ción no es que los fil­mes sean los me­jo­res sino que ha­yan apor­ta­do al­go im­por­tan­te a la cul­tu­ra es­ta­dou­ni­den­se. Uno de los re­qui­si­tos es que ca­da obra se­lec­cio­na­da ten­ga al me­nos diez años de an­ti­güe­dad.

La lista de pe­lí­cu­las es­co­gi­das en años re­cien­tes man­tie­ne un tono ecléc­ti­co: Bam­bi, El ma­ria­chi, Fo­rrest Gump, El si­len­cio de los inocen­tes, lle­ván­do­nos a pen­sar que tal ac­ción de la Jun­ta Na­cio­nal de Pre­ser­va­ción Ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, ads­cri­ta a la Bi­blio­te­ca del Con­gre­so, tie­ne el pru­ri­to de con­ser­var di­cho ma­te­rial pa­ra las futuras ge­ne­ra­cio­nes.

Me lla­ma la aten­ción que de esas pe­lí­cu­las es­co­gi­das dos ten­gan que ver con la co­mu­ni­dad his­pa­na: El ma­ria­chi, del me­xi­coes­ta­dou­ni­den­se Ro­bert Ro­drí­guez, la cual es­tá ha­bla­da to­tal­men­te en español, y Con ga­nas de triun­far (Stand and de­li­ver)/ 1988, del cu­bano­es­ta­dou­ni­den­se Ra­món Me­nén­dez.

En Mé­xi­co se tie­ne a la Ci­ne­te­ca Na­cio­nal co­mo la en­ti­dad que res­guar­da y pre­ser­va al ci­ne co­mo ar­te­fac­to ar­tís­ti­co. Pe­ro no es­tá con­sa­gra­da en tér­mi­nos de aglu­ti­nar al ci­ne mexicano co­mo pa­tri­mo­nio cul­tu­ral. Y es ne­ce­sa­rio que así su­ce­da.

El fe­nó­meno re­cien­te del fil­me Ro­ma, de Al­fon­so Cua­rón, ha lle­va­do a pen­sar que así ocu­rra de una buena vez por to­das. El em­be­le­so de aca­dé­mi­cos, po­lí­ti­cos y gen­te co­mún y co­rrien­te con la historia de una tra­ba­ja­do­ra do­més­ti­ca, que en los años 70 es pie­za fun­da­men­tal de una fa­mi­lia cla­se­me­die­ra ha si­do casi uná­ni­me.

La re­fe­ren­cia de di­cho fil­me no só­lo ha si­do en tér­mi­nos de su ca­li­dad ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. Ha ido más allá: en có­mo se ha­bla­ba, se ves­tía, se pen­sa­ba in­clu­so en tiem­pos del eche­ve­rria­to, épo­ca en la que trans­cu­rre Ro­ma, lo que ha­ce re­cor­dar esos fil­mes de Ale­jan­dro Ga­lin­do (¡Es­qui­na, ba­jan!), Is­mael Ro­drí­guez (No­so­tros los po­bres) o Va­len­tín Tru­ji­llo (Ra­tas de la ciu­dad) don­de se re­gis­tra­ba la Ciu­dad de Mé­xi­co a ple­ni­tud, lo que le otor­ga­ba un re­gis­tro an­tro­po­ló­gi­co y so­cio­ló­gi­co.

Oja­lá que las nue­vas au­to­ri­da­des cul­tu­ra­les del país en­tien­ dan de una buena vez por to­das que el ci­ne es la nue­va for­ma de ex­plo­rar la historia con­tem­po­rá­nea…

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.