Adap­tar­se a la nue­va reali­dad

En el pro­gra­ma Te­ne­mos que Ha­blar, in­vi­tó a los jó­ve­nes a usar es­ta pau­sa pa­ra en­fo­car­se en las co­sas que real­men­te los apa­sio­nan

El Sol de Tampico - - Sociedad - EU­GE­NIA GÓ­MEZ

La pan­de­mia ca­yó co­mo un bal­de de agua fría pa­ra re­cor­dar­nos que en es­ta vi­da na­da es se­gu­ro, co­men­tó Mar­tín Pan­to­ja en su pro­gra­ma Te­ne­mos que Ha­blar. Du­ran­te la emi­sión de es­te sá­ba­do 10 de oc­tu­bre por ABC RA­DIO, dia­lo­gó con Ma­nuel Flo­res Ku­ri, artista tam­pi­que­ño me­jor co­no­ci­do co­mo Ma­flo­ku, y con la ac­triz Vio­le­ta Isfel.

DE AC­TRIZ A OFERENTE DE HAM­BUR­GUE­SAS

De­bi­do a que el mun­do del en­tre­te­ni­mien­to “en­tró en pau­sa”, Vio­le­ta se en­fren­tó a su ma­yor te­mor: Que­dar­se sin em­pleo. Sin em­bar­go, es­to le per­mi­tió po­ner a prue­ba su ca­pa­ci­dad de adap­ta­ción.

De­ta­lló que mu­chas ve­ces las per­so­nas no se arries­gan por pre­jui­cios, “es el ego ha­blan­do por­que se com­pró una reali­dad de có­mo tie­nen que ser las co­sas, con es­te­reo­ti­pos de for­mas de vi­vir, se di­ce que hay que te­ner cier­to es­ta­tus, mu­chas co­sas si no no eres na­die y nos las cree­mos”.

Ca­be men­cio­nar que ape­nas ha­ce unos me­ses la ac­triz co­no­ci­da por su par­ti­ci­pa­ción en no­ve­las co­mo Atré­ve­te a so­ñar, Una fa­mi­lia con suer­te y Las ton­tas no van al cie­lo, en­tre otras, se vol­vió ten­den­cia en re­des so­cia­les por mos­trar­se ven­dien­do ali­men­tos pre­pa­ra­dos.

UN NE­GO­CIO FA­MI­LIAR

En­tre­vis­ta­da por vi­deo­lla­ma­da,

Vio­le­ta co­men­tó que aun­que ha si­do un pa­no­ra­ma com­ple­jo la pau­sa por la pan­de­mia era ne­ce­sa­ria, “yo tam­bién tu­ve ma­los mo­men­tos, es­tu­ve a pun­to de caer en de­pre­sión, me sen­tí muy enoja­da; mu­chos nos sen­ti­mos frus­tra­dos o enoja­dos por­que nos cam­bia­ron nues­tro mo­dus vi­ven­di. Ne­ce­si­ta­mos cier­to ba­lan­ce y no es­tá mal sen­tir­se enoja­do o tris­te”.

Re­cor­dó que una ma­ña­na des­per­tó y vio su ho­gar “echo un re­la­jo”. Ac­to se­gui­do re­cla­mó a su es­po­so e hi­jo e in­clu­so ase­gu­ró ha­ber­les di­cho co­sas muy fuer­tes, “sa­ben que cuan­do lle­go a esos lí­mi­tes es por­que al­go no es­tá bien en mí. Así que me de­ja­ron ha­blar; es­ta­ba muy enoja­da, no sa­bía que íba­mos a ha­cer y mi mie­do más gran­de de que­dar­me sin tra­ba­jo lle­gó, pe­ro mi es­po­so me di­jo que al­go bueno pa­sa­ría”.

Des­cri­bió que pen­sar en que es­ta­ban jun­tos, sa­nos, con­ta­ban con un ho­gar, en­te­dió que hay mu­chas co­sas que da­mos por he­cho y no va­lo­ra­mos co­mo de­be­ría­mos, “jus­to cuan­do me cal­mé se me an­to­ja­ron las ham­bur­gue­sas, pe­ro no hay ca­rri­tos de co­mi­da en ple­na pan­de­mia, en­ton­ces pre­pa­ré unas con mu­cho amor y es­me­ro, por­que la co­ci­na es al­go que me en­can­ta. Omar (su hi­jo) me di­jo “es­tán bue­ní­si­mas ma­má, hay que ven­der­las” y pen­sé que era al­go que po­día­mos ha­cer co­mo fa­mi­lia y que me mo­ti­va­ría a le­van­tar­me to­dos los días”.

UN MEN­SA­JE PA­RA LA JU­VEN­TUD

To­das las cir­cuns­tan­cias por más com­pli­ca­das que pa­rez­can tie­nen un re­ga­lo ocul­to: lo que pue­des apren­der de eso. Cuan­do te en­frías de­bes cues­tio­nar­te qué es lo que te es­tá en­se­ñan­do ca­da si­tua­ción “no­so­tros so­mos vie­jos lo­bos de mar, sa­be­mos có­mo se mo­vía el mun­do del en­tre­te­ni­mien­to y otros ne­go­cios, pe­ro aho­ra esas co­sas ya no exis­ten. Es mo­men­to de po­ner­te crea­ti­vo y ge­ne­rar nue­vas ma­ne­ras de em­pren­di­mien­to y de em­pleo”, des­ta­có la en­tre­vis­ta­da.

Fi­nal­men­te Ma­flo­ku, Vio­le­ta y Mar­tín Pan­to­ja in­vi­ta­ron a la ju­ven­tud “a po­ner­se las pi­las” y a escribir su his­to­ria de la me­jor ma­ne­ra, re­cor­dan­do siem­pre que lo ele­men­tal es de­di­car­se a aque­llo que te apa­sio­na.

Pan­to­ja, Ma­flo­ku y Vio­le­ta Isfel

/ FB VIO­LE­TA ISFEL

Ha for­ma­do par­te de di­ver­sas pro­duc­cio­nes

/FB VIO­LE­TA ISFEL

Vio­le­ta y su ne­go­cio de ham­bur­gue­sas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.