Bus­ca cues­tio­nar a tra­vés de la FIC­CIÓN

Con la se­rie Aquí en la Tie­rra, Gael Gar­cía pre­ten­de ge­ne­rar pre­gun­tas que per­mi­tan ha­blar del com­por­ta­mien­to hu­mano.

El Sol de Tijuana - - Gossip - ADOL­FO LÓPEZ

Aun­que Aquí en la Tie­rra se ubi­ca en un con­tex­to po­lí­ti­co lleno de in­jus­ti­cias y co­rrup­ción, para Gael Gar­cía la esen­cia de es­ta se­rie va más allá de es­tos te­mas. El me­xi­cano que pro­du­ce, ac­túa y di­ri­ge uno de los ca­pí­tu­los con­si­de­ra que es­te pro­yec­to pro­ta­go­ni­za­do por Al­fon­so Do­sal y Te­noch Huer­ta per­mi­te in­da­gar en los com­por­ta­mien­tos hu­ma­nos y en­ten­der có­mo reac­cio­na­mos an­te los ar­que­ti­pos so­cia­les.

“Nues­tro plan­tea­mien­to es prin­ci­pal­men­te la hu­ma­ni­dad de los per­so­na­jes (…) Al­fon­so ha­ce al hi­jo del pa­trón. Y Te­noch es el hi­jo del jar­di­ne­ro que tra­ba­ja­ba en la ca­sa del pa­trón. Esos son ar­que­ti­pos; el con­flic­to ini­cial sur­ge en cuan­to es­tos per­so­na­jes cre­cen jun­tos y lle­ga un mo­men­to don­de ya no pue­den ser ami­gos por­que son de di­fe­ren­te cla­se so­cial”, co­men­ta so­bre es­ta pro­duc­ción cu­ya idea ori­gi­nal sur­gió en con­jun­to con Kyz­za Terrazas.

“La na­rra­ti­va im­pues­ta no ve con buenos ojos que esas per­so­nas si­gan sien­do ami­gas o que se lle­ven del to­do. Sus ca­mi­nos son dis­tin­tos, co­no­cen a di­fe­ren­tes per­so­nas, ese es el dra­ma real­men­te al que qui­si­mos ir. Lo de­más es un con­tex­to, una fá­bu­la den­tro de ese mar­co”, se­ña­la el ac­tor, quien com­par­te cré­di­tos con Da­niel Gi­mé­nez Ca­cho, Do­lo­res He­re­dia y Luis Gnec­co.

La idea de es­te pro­yec­to sur­gió ha-

ce más de 10 años, cuan­do Gael di­ri­gía

Dé­fi­cit, su ópe­ra pri­ma. Su in­quie­tud lo lle­vó a pre­gun­tar­se so­bre la vi­da de aque­llos que han he­re­da­do una reali­dad que no es su­ya, co­mo es la de los hi­jos de los pre­si­den­tes o de los lu­cha­do­res so­cia­les.

“Por eso el tí­tu­lo Aquí en la Tie­rra, por­que es un tó­pi­co acep­ta­do que ex­pli­ca que hay es­truc­tu­ras que fun­cio­nan (de cier­to mo­do); que aquí en la Tie­rra es de es­ta for­ma o que es así. Y sin em­bar­go cuan­do na­ce­mos, vi­vi­mos to­da la vi­da cues­tio­nán­do­nos quié­nes que­re­mos lle­gar a ser y ca­da quien con sus po­si­bi­li­da­des, con su ven­ta­jas o des­ven­ta­jas, se cues­tio­na”, con­si­de­ra el ac­tor.

Para Gael, es­tá pro­duc­ción que com­pi­tió en la pri­me­ra edi­ción de Can­ne­se­ries, es un ejem­plo de có­mo el ar­te pue­de ayu­dar a re­tra­tar el con­tex­to so­cial no so­lo de Mé­xi­co, sino tam­bién de La­ti­noa­mé­ri­ca o cual­quier par­te del mun­do, lo que fun­cio­na co­mo he­rra­mien­ta para de­fen­der nues­tro de­re­cho a ex­pre­sar­nos.

“Des­de el la­do que tra­ba­ja­mos se pue­den cues­tio­nar mu­chas co­sas. En al­gu­nos ca­sos una pe­lí­cu­la, un do­cu­men­tal, una se­rie, pue­de lle­gar a cam­biar las co­sas de for­ma muy im­pac­tan­te. Pe­ro por lo ge­ne­ral son ca­ta­li­za­do­res de al­go que ya es­tá su­ce­dien­do; en­ton­ces el ejer­ci­cio mis­mo ya es una de­fen­sa de nues­tros de­re­chos hu­ma­nos”, di­ce.

“En­tre tan­tas co­sas que se pue­den ha­cer para par­ti­ci­par es­tá ha­cer es­te ti­po de cues­tio­na­mien­tos, y qué for­tu­na po­der ha­cer­lo con esa li­ber­tad. Eso es al­go que hay que de­fen­der mu­cho. Es­te no es un pro­yec­to más, es una se­rie que tra­ta te­mas muy ac­tua­les y que la es­ta­mos ha­cien­do con to­da la li­ber­tad, y eso es lo que hay que de­fen­der”.

EDI­TOR: JO­SUÉ EVES COEDITOR GRÁ­FI­CO: LO­RE­NA ANA­YA

JDS.MX

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.