Hom­bre se sui­ci­da en un su­per­mer­ca­do PUN­ZO­COR­TAN­TE

El Sol de Tijuana - - Policiaca - URIEL SAU­CE­DO

ocu­rrió den­tro del su­per­mer­ca­do Ca­li­max ubi­ca­do en la ave­ni­da Re­vo­lu­ción y ca­lle 10 de la Zo­na Cen­tro. Tijuana.- Eran las 9:00 ho­ras de la ma­ña­na cuan­do se in­for­mó que un hom­bre se sui­ci­dó den­tro del su­per­mer­ca­do Ca­li­max ubi­ca­do en la ave­ni­da Re­vo­lu­ción y ca­lle 10 de la zo­na Cen­tro, lo que pro­vo­có que las puer­tas que­da­ran ce­rra­das al pú­bli­co y se eva­cua­ra a la clien­te­la mien­tras se tra­ba­ja­ba en el lu­gar.

Tes­ti­gos que es­tu­vie­ron en el mo­men­to de los he­chos men­cio­na­ron que se es­cu­chó un gri­to aho­ga­do y pos­te­rior­men­te la gen­te co­rrió ha­cia uno de los pa­si­llos, en don­de se en­con­tra­ba el cuer­po del jo­ven de 25 años, de nom­bre Adrián Are­llano Án­gu­lo, quien con un ar­ma pun­zo­cor­tan­te se cor­tó las ve­nas de las mu­ñe­cas y pos­te­rior­men­te se le­sio­nó a la al­tu­ra del tó­rax, por lo que ca­yó al sue­lo, en don­de ter­mi­nó de de­san­grar­se.

Al lu­gar acu­die­ron pa­ra­mé­di­cos de la Cruz Ro­ja, quie­nes in­ten­ta­ron re­ani­mar al jo­ven, pe­ro ya era de­ma­sian­do tar­de, pues ya no con­ta­ba con sig­nos vitales, por lo que se pro­ce­dió a so­li­ci­tar el apo­yo del área de pe­ri­tos de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Estado (PGJE).

En un prin­ci­pio se in­for­mó que, apa­ren­te­men­te, era un tra­ba­ja­dor del lu­gar, pe­ro pos­te­rior­men­te fue un da­to ne­ga­do por los pro­pios em­plea­dos, quie­nes men­cio­na­ron que es muy co­mún ver que in­gre­sen per­so­nas en si­tua­ción de ca­lle o con pro­ble­mas de SE IN­FLI­GIÓ adic­ción, por lo que, creen que po­si­ble­men­te la per­so­na se en­con­tra­ba ba­jo los in­flu­jos de al­gu­na sus­tan­cia al mo­men­to de qui­tar­se la vi­da; sin em­bar­go, es in­for­ma­ción que la au­to­ri­dad co­rres­pon­dien­te no pu­do con­fir­mar, ya que es ne­ce­sa­rio rea­li­zar las prue­bas ne­ce­sa­rias.

El es­ta­ble­ci­mien­to per­ma­ne­ció ce­rra­do por va­rias ho­ras pro­vo­can­do la cu­rio­si­dad de quie­nes lle­ga­ban a creer que se ha­bía co­me­ti­do un asal­to en el ne­go­cio.

he­ri­das con un ar­ma pun­zo­cor­tan­te

El he­cho

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.