Atien­den re­por­tes de agre­sio­nes de ca­nes

El Sol de Tijuana - - Local - LAU­RA BUENO ME­DI­NA

Ti­jua­na.- Du­ran­te el año pa­sa­do, el pro­gra­ma de zoo­no­sis y vec­to­res de la Ju­ris­dic­ción de ser­vi­cios de sa­lud aten­dió 914 re­por­tes de agre­sio­nes de ca­ni­nos, por lo que, en es­te año, se ini­ció una cam­pa­ña de con­cien­cia­ción con los due­ños de mas­co­tas pa­ra que edu­quen a sus mas­co­tas y los man­ten­gan sa­lu­da­bles.

El Res­pon­sa­ble del Pro­gra­ma de Vec­to­res y Zoo­no­sis de la Ju­ris­dic­ción de Ser­vi­cios de Sa­lud de es­ta re­gión, Dr. Eduar­do Al­ta­mi­rano Aceves, men­cio­nó que los re­por­tes fue­ron por mor­de­du­ras de pe­rros a per­so­nas de­tec­tan­do que la ma­yo­ría eran ca­sos en los que los ca­ni­nos no es­tán de­bi­da­men­te edu­ca­dos ni va­cu­na­dos.

Es fun­da­men­tal que los due­ños de mas­co­tas ca­ni­nas o fe­li­nas se con­cien­ti­cen so­bre el he­cho de te­ner es­tos ani­ma­li­tos do­més­ti­cos en ca­sa da­do que im­pli­ca cier­tas res­pon­sa­bi­li­da­des, pues se vuel­ven un miem­bro más de la fa­mi­lia. La ma­yo­ría de los pe­rros ne­ce­si­tan ejer­ci­tar­se y con­vi­vir con otros pe­rros, así co­mo se­res hu­ma­nos pa­ra evi­tar que se vuel­van agre­si­vos.

Al­ta­mi­rano Aceves in­di­có que, ade­más de ali­men­to y te­cho, es ne­ce­sa­rio pro­cu­rar su sa­lud, no so­lo por tra­tar­se de un ser vi­vien­te que for­ma par­te del ho­gar, sino por­que es­tá en con­tac­to per­ma­nen­te y es­tre­cho con sus ha­bi­tan­tes, es­pe­cial­men­te los ni­ños a quie­nes po­drían con­ta­giar de al­gu­nas en­fer­me­da­des.

El res­pon­sa­ble del pro­gra­ma de vec­to­res y zoo­no­sis agre­gó que no es re­co­men­da­ble que los pe­rros y ga­tos duer­man o se en­cuen­tren den­tro de la vi­vien­da; en es­pe­cial, si exis­ten per­so­nas as­má­ti­cas o alér­gi­cas; ade­más, que se de­be pro­cu­rar el ba­ño de la mas­co­ta por lo me­nos una vez al mes, así co­mo des­pa­ra­si­tar­los y ce­pi­llar­los pa­ra evi­tar la caí­da de su pe­la­je, y ve­ri­fi­car que no ten­ga ga­rra­pa­tas o pul­gas.

El fun­cio­na­rio se­ña­ló que si se es mor­di­do por un pe­rro, de­be acu­dir de for­ma in­me­dia­ta a la uni­dad de ur­gen­cias del hos­pi­tal de su de­re­choha­biencia y pos­te­rior­men­te le­van­tar el re­por­te pa­ra que el ani­mal sea lle­va­do al Cen­tro de Con­trol Ani­mal, don­de se le pondrá en ob­ser­va­ción du­ran­te 10 días; el due­ño po­drá lle­var­lo a ca­sa des­pués de ese pe­rio­do de tiem­po y de pa­gar una mul­ta.

Án­ge­les Gar­cía

En la ma­yo­ría de los ca­sos, los ca­ni­nos no es­ta­ban de­bi­da­men­te edu­ca­dos ni va­cu­na­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.