Adiós a la no­ta ro­ja en dia­rios de Mo­re­los

El Sol de Cuer­na­va­ca y El Sol de Cuautla apues­tan por nue­vos con­te­ni­dos pa­ra pa­ci­fi­car el rum­bo de la en­ti­dad

El Sol de Tijuana - - Portada - KATY CÁRDENAS/El Sol de Cuer­na­va­ca

La no­ta ro­ja, par­te de la tra­di­ción pe­rio­dís­ti­ca de to­do el mun­do, se despidió de las pla­nas de El Sol de Cuer­na­va­ca y El Sol de Cuautla.

CUER­NA­VA­CA. La no­ta ro­ja, com­po­nen­te fun­da­men­tal de mu­chas pu­bli­ca­cio­nes im­pre­sas y par­te de la tra­di­ción pe­rio­dís­ti­ca de to­do el mun­do, se despidió es­te lu­nes de las pla­nas de El Sol de Cuer­na­va­ca y El Sol de Cuautla, de la Or­ga­ni­za­ción Edi­to­rial Me­xi­ca­na, OEM. La de­ci­sión, se­gún ex­pli­ca el ro­ta­ti­vo en su edi­to­rial pu­bli­ca­da en la por­ta­da de ayer, se fun­da en la de­ter­mi­na­ción de con­tri­buir con con­te­ni­dos no­ti­cio­sos a la cons­truc­ción de la paz, una ta­rea que “no ad­mi­te re­ga­teos”.

En un con­tex­to de vio­len­cia cri­mi­nal en Mo­re­los, en­ti­dad que su­peró en el 2019 los mil ase­si­na­tos, los dos pe­rió­di­cos de la Or­ga­ni­za­ción Edi­to­rial Me­xi­ca­na ad­vier­ten que la de­ter­mi­na­ción no bus­ca ocul­tar una reali­dad del es­ta­do, sino ofre­cer a sus lec­to­res es­pa­cios de re­fle­xión, pri­vi­le­giar la di­fu­sión de las vir­tu­des y los va­lo­res so­cia­les, y apor­tar al­ter­na­ti­vas pa­ra la cons­truc­ción de la paz en la en­ti­dad.

La nue­va lí­nea edi­to­rial “Se tra­du­ce, eso sí, en re­du­cir el con­te­ni­do de vio­len­cia en nues­tras pá­gi­nas y orien­tar a nues­tros lec­to­res so­bre for­mas más se­gu­ras de vi­da y co­exis­ten­cia; se­gui­re­mos co­mu­ni­can­do la reali­dad de for­ma ob­je­ti­va, pe­ro evi­ta­re­mos el len­gua­je de la vio­len­cia, no se­re­mos vo­ce­ros reales o sim­bó­li­cos de quie­nes han so­me­ti­do al es­ta­do a una si­tua­ción de in­se­gu­ri­dad in­sos­te­ni­ble y que ha lle­va­do al es­ta­do a una de sus más gra­ves cri­sis”, se­ña­la la edi­to­rial.

Se tra­ta de “im­pul­sar el pe­rio­dis­mo de paz, que re­sal­te las vir­tu­des de la so­cie­dad”, en es­te sen­ti­do, la edi­to­ra de los So­les en Mo­re­los ha in­cor­po­ra­do sie­te nue­vas sec­cio­nes que ocu­pa­rán los es­pa­cios don­de an­tes se ubi­ca­ba la no­ta ro­ja. En esos es­pa­cios se in­clui­rá la prác­ti­ca del pe­rio­dis­mo de paz y so­lu­cio­nes de­di­ca­do a seg­men­tos po­co aten­di­dos por el pe­rio­dis­mo tra­di­cio­nal.

APUES­TAS RE­NO­VA­DAS

Des­de es­te lu­nes El Sol de Cuer­na­va­ca y El Sol de Cuautla ini­cian una nue­va épo­ca en que el em­po­de­ra­mien­to de las mu­je­res, el es­pí­ri­tu em­pre­sa­rial, la co­mu­ni­dad LGBTTTIQ, los ani­ma­lis­tas, los aman­tes de la cien­cia y tec­no­lo­gía, los co­lec­cio­nis­tas y has­ta los di­vor­cia­dos, en­con­tra­rán, jun­to con el res­to de la ciu­da­da­nía, lec­tu­ras, imá­ge­nes, so­lu­cio­nes e in­for­ma­ción pa­ra orien­tar su to­ma de de­ci­sio­nes.

En el re­ma­te de la edi­to­rial de es­te lu­nes, am­bos ro­ta­ti­vos reite­ran su “com­pro­mi­so con la mi­sión so­cial de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. De­di­ca­re­mos nues­tras pá­gi­nas, siem­pre, a crear un Mo­re­los pa­cí­fi­co en don­de el diá­lo­go, la to­le­ran­cia, la tran­qui­li­dad, vuel­van a ser co­ti­dia­nos y se con­vier­tan en las he­rra­mien­tas de con­vi­ven­cia pa­ra cons­truir, to­dos jun­tos, nues­tro de­sa­rro­llo”.

“No se­re­mos vo­ce­ros de quie­nes han so­me­ti­do al es­ta­do a una in­se­gu­ri­dad in­sos­te­ni­ble”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.