Juez de hie­rro lle­va­rá el pro­ce­so de Lozoya

Mé­xi­co tie­ne 45 días pa­ra so­li­ci­tar la ex­tra­di­ción del di­rec­tor de Pe­mex en la ad­mi­nis­tra­ción de Pe­ña Nie­to

El Sol de Tijuana - - Portada - CAR­LOS LA­RA Y BERT­HA BE­CE­RRA/El Sol de Mé­xi­co Con In­for­ma­ción de Ga­briel Xan­to­mi­la y Gabriela Jiménez.

Mé­xi­co tie­ne 45 días pa­ra so­li­ci­tar la ex­tra­di­ción del di­rec­tor de Pe­mex en la ad­mi­nis­tra­ción del go­bierno de En­ri­que Pe­ña Nie­to.

CDMX. Pa­ra evi­tar su ex­tra­di­ción, Emilio Lozoya ten­drá que con­ven­cer de su inocen­cia al juez Is­rael Mo­reno Cha­ma­rro, un hom­bre que en su tra­yec­to­ria ha te­ni­do di­fe­ren­tes ca­sos de te­rro­ris­mo o de la ar­ma­do­ra ale­ma­na Volks­wa­gen acu­sa­da de al­te­rar sus me­di­do­res de con­ta­mi­nan­tes.

Ayer, Mo­reno Cha­pa­rro le im­pu­so al ex­di­rec­tor de Pe­mex pri­sión pre­ven­ti­va pa­ra evi­tar que es­ca­pe.

Es­te im­par­ti­dor de jus­ti­cia es co­no­ci­do en Es­pa­ña por ser Juez de hie­rro, fa­ma que se la ga­nó por ca­sos co­mo el de Los Ti­ti­ri­te­ros, don­de en el 2016 lle­vó a pri­sión a in­te­gran­tes de la com­pa­ñía Tí­te­res desde Aba­jo por un es­pec­tácu­lo en Ma­drid en don­de un gui­ñol de po­li­cía crea­ba una fal­sa prueba con una pan­car­ta que de­cía Go­ra AL QAETA, jue­go de pa­la­bras con Al Qae­da y ETA.

Ese mis­mo año, par­ti­ci­po en el jui­cio in­ter­na­cio­nal con­tra la au­to­mo­triz Volks­wa­gen, que fue acu­sa­da y san­cio­na­da por mo­di­fi­car sus au­to­mó­vi­les pa­ra bur­lar los me­ca­nis­mos de me­di­ción de con­ta­mi­nan­tes. Al fi­nal, la ar­ma­do­ra pa­gó mil 200 mi­llo­nes de dó­la­res de mul­ta.

Ade­más, el juez Mo­reno Cha­ma­rro, en el 2014, ar­chi­vó el ca­so de los vue­los de pri­sio­ne­ros de la CIA a Guan­tá­na­mo.

Na­ci­do en sep­tiem­bre de 1955, Is­mael Mo­reno Cha­ma­rro es un an­ti­guo po­li­cía es­pa­ñol que con el pa­so del tiem­po y con los es­tu­dios rea­li­za­dos se con­vir­tió en juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal.

Él pro­vie­ne del fran­quis­mo, fue ins­pec­tor de po­li­cía desde 1974 a 1983, des­pués re­con­ver­ti­do en “de­mó­cra­ta de to­da la vi­da”. Co­men­zó su ca­rre­ra ju­di­cial en 1983 y es juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal desde 1988 y ha ins­trui­do di­ver­sos ca­sos du­ran­te casi 30 años.

Es au­tor de dos li­bros: El Pro­ce­so Pe­nal y De­li­tos so­cie­ta­rios: las di­fe­ren­tes fi­gu­ras de­lic­ti­vas y su apli­ca­ción en los tri­bu­na­les. Miem­bro de la Red Ju­di­cial Es­pa­ño­la de Coope­ra­ción Ju­di­cial In­ter­na­cio­nal En sus ini­cios de su ca­rre­ra ju­di­cial tra­ba­jó en los juz­ga­dos de Ba­da­lo­na y de Ta­la­ve­ra de la Rei­na en Es­pa­ña, mien­tras que en el Juz­ga­do Cen­tral de Ins­truc­ción Nú­me­ro 1, tu­vo de­ma­sia­da co­ber­tu­ra me­diá­ti­ca al in­ves­ti­gar el in­ten­to de un po­li

cía es­pa­ñol de im­pli­car al Go­bierno de Ni­ca­ra­gua en un ca­so de trá­fi­co de dro­gas.

Mien­tras tan­to, el trá­mi­te de ex­tra­di­ción avan­za, aun­que será tar­da­do, ad­vir­tió el em­ba­ja­dor de Es­pa­ña en Mé­xi­co, Juan Ló­pez­Dó­ri­ga Pé­rez.

Du­ran­te una vi­si­ta a la Cá­ma­ra de Dipu­tados, el di­plo­má­ti­co es­pa­ñol di­jo que el asun­to de ex­tra­di­ción de Emilio Lozoya Aus­tin es­tá en ma­nos de la jus­ti­cia es­pa­ño­la y la jus­ti­cia me­xi­ca­na. “Lo úni­co que ten­go que ce­le­brar es que co­la­bo­ren de una ma­ne­ra muy es­tre­cha”.

En cuan­to a los tiem­pos, di­jo que hay un pro­ce­so es­ta­ble­ci­do. “Aho­ra son las au­to­ri­da­des me­xi­ca­nas las que tie­nen que pe­dir la au­to­ri­za­ción. Hay un pla­zo pa­ra ello. En­tien­do que lo que ha que­ri­do de­cir el can­ci­ller (Mar­ce­lo Ebrard) es que no van a de­jar que el pla­zo trans­cu­rra has­ta el fi­nal. Son 45 días”. Afir­mó que la co­la­bo­ra­ción en­tre las dos na­cio­nes es muy am­plia y cu­bre to­dos los sec­to­res.

El ca­so de Emilio Lozoya tu­vo re­per­cu­sio­nes en la cla­se po­lí­ti­ca me­xi­ca­na. El se­na­dor y ex­se­cre­ta­rio de Go­ber­na­ción, Mi­guel Án­gel Osorio Chong, re­cha­zó ha­ber te­ni­do una re­la­ción es­tre­cha con el ex­di­rec­tor de Pe­mex, cuan­do am­bos coin­ci­die­ron en el ga­bi­ne­te de Pe­ña Nie­to.

“Lozoya –Emilio­ con­mi­go no pla­ti­ca­ba nun­ca na­da, no era mi ra­mo; yo te­nía que ver con la go­ber­na­bi­li­dad del país, con el te­ma de se­gu­ri­dad y na­da que ver con te­mas fi­nan­cie­ros, eco­nó­mi­cos o de pe­tró­leos, de Pe­mex'', di­jo el se­na­dor priis­ta Mi­guel Án­gel Osorio Chong, cuan­do se le pre­gun­tó de la de­ten­ción en Es­pa­ña del ex di­rec­tor ge­ne­ral de Pe­mex.

“Y por su­pues­to es­toy pres­to pa­ra lo que se ten­ga que ha­cer en el lla­ma­do, pe­ro de­jó bien cla­ro desde aho­ra, ni en es­te te­ma ni en el otro, ni en el otro, ab­so­lu­ta­men­te na­da que ver''.

Pe­ro el priis­ta ca­li­fi­có de in­jus­to que por la ac­ción irres­pon­sa­ble vio­la­to­ria de la ley, se ta­che a to­dos por igual.

En tan­to, Clau­dia Ruiz Mas­sieu des­ta­có que sea quien sea tie­ne que res­pon­der a los cues­tio­na­mien­tos de la au­to­ri­dad y de ca­ra a la ciu­da­da­nía. To­dos es­ta­mos su­je­tos a la ley, Que no ha­ya re­duc­tos de im­pu­ni­dad pa­ra na­die, no im­por­ta el car­go. ­¿Así sea pre­si­den­cial?

­“Así sea cual­quie­ra que sea ser­vi­dor pú­bli­co, de eso se tra­ta el Es­ta­do de De­re­cho'', res­pon­dió.

“Es una in­ves­ti­ga­ción que es­tá en cur­so, es una acu­sa­ción con prue­bas, por eso es­tá de­ten­ción en Es­pa­ña y ya los por me­no­res se co­no­cen, los de­li­tos por los que se le acu­sa, lo que tie­ne que ver con el ca­so de Ode­brecht y tam­bién la com­pra de unas plan­tas de fer­ti­li­zan­tes, eso es lo que es­tá in­ves­ti­gan­do y es lo que lle­vó a la re­vi­sión del ex­di­rec­tor de Pe­mex”, ex­pli­có en la ma­ña­ne­ra.

Lozoya –Emi­li­ocon­mi­go no pla­ti­ca­ba nun­ca na­da, no era mi ra­mo”

MI­GUEL Á. OSORIO CHONG EX­SE­CRE­TA­RIO DEGOBERNAC­IÓN

Emilio Lozoya Aus­tin fue de­te­ni­do en Es­pa­ña, an­tier el juez de­ci­dió man­te­ner­lo en pri­sión/REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.