Can­di­da­tos su­fren por la in­se­gu­ri­dad

El Sol de Tlaxcala - - Nacional - JUAN CAS­TRO/ El Sol de Zacatecas

Ayer des­apa­re­ció Án­gel Mo­ra­les Ugal­de, can­di­da­to in­de­pen­dien­te al go­bierno de Pal­mar de Bra­vo, mien­tras que en Ál­va­ro Obre­gón se pri­vó de la li­ber­tad a Ma­ría de Lour­des To­rres, can­di­da­ta del PT a la pre­si­den­cia mu­ni­ci­pal.

ZACATECAS, Zac.- En el es­ta­do de Zacatecas ya son cua­tro los can­di­da­tos que re­ci­ben agre­sio­nes, tres de ellas fue­ron ha­cia mu­je­res y fue­ron obli­ga­das a re­ti­rar­se de la con­tien­da elec­to­ral. En uno de los ca­sos hu­bo una vio­la­ción a una fa­mi­liar de la can­di­da­ta.

Se tie­ne el ca­so de una can­di­da­ta que fue obli­ga­da a re­nun­ciar des­pués de que fue se­cues­tra­da, en­ce­rra­da en una bo­de­ga y so­me­ti­da a una “bru­tal pre­sión” que la con­du­jo a de­cli­nar en sus as­pi­ra­cio­nes.

Hay el ca­so de otra can­di­da­ta, de Chal­chihui­tes, Clau­dia Oli­vas, que fue obli­ga­da a re­ti­rar­se, cuan­do fue vi­si­ta­da en su ho­gar, en for­ma vio­len­ta fue con­mi­na­da a re­nun­ciar a la can­di­da­tu­ra, in­clu­so hu­bo una gra­ve agre­sión pa­ra una fa­mi­liar que es­ta­ba ahí pre­sen­te, una vio­la­ción.

El pa­sa­do miér­co­les, aun­que no es una vio­len­cia que se iden­ti­fi­que co­mo pro­ce­den­te del cri­men or­ga­ni­za­do, hu­bo una agre­sión fí­si­ca, por par­te de per­so­nal del Ayun­ta­mien­to de Vi­lla Hi­dal­go, en con­tra del equi­po del can­di­da­to Sa­muel He­rre­ra, de su coor­di­na­dor de cam­pa­ña y de la can­di­da­ta a pre­si­den­ta mu­ni­ci­pal de Vi­lla Hi­dal­go.

El mis­mo miér­co­les por la no­che se pre­sen­tó la de­nun­cia an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

Se dio un men­sa­je a la au­to­ri­dad pa­ra que no se per­mi­ta que es­tos he­chos se es­tén acu­mu­lan­do, se ne­ce­si­ta po­ner el gra­ni­to de are­na pa­ra lle­var la fies­ta en paz.

Se han vi­vi­do mu­chos pro­ce­sos elec­to­ra­les, y se ha acep­ta­do par­ti­ci­par con las re­glas de la de­mo­cra­cia.

“De nues­tra par­te siem­pre nos con­du­ci­mos con le­ga­li­dad, pe­ro sen­ti­mos que la au­to­ri­dad no es­tá dán­do­le las ga­ran­tías a las cam­pa­ñas, co­mo es su obli­ga­ción”, afir­mó.

Froy­lán Her­nán­dez Du­rón, coor­di­na­dor de la cam­pa­ña del can­di­da­to a dipu­tado fe­de­ral, Sa­muel He­rre­ra, ex­pli­có que lle­gan­do a Vi­lla Hi­dal­go al­re­de­dor de las 18:20 ho­ras, en la glo­rie­ta los to­pó un au­to­mó­vil ne­gro que iba en sen­ti­do con­tra­rio, al cual es­qui­va­ron, se apre­su­ra­ron a lle­gar a la ca­sa de cam­pa­ña de la can­di­da­ta a pre­si­den­ta mu­ni­ci­pal, San­dra Ka­ri­na Del­ga­do, y de re­pen­te les cie­rra pa­so el mis­mo vehícu­lo, de don­de sus ocu­pan­tes se iden­ti­fi­ca­ron co­mo gen­te del cri­men or­ga­ni­za­do, ha­cién­do­se pa­sar por el je­fe de la pla­za, quien los ame­na­zó y les ha­bló con pa­la­bras al­ti­so­nan­tes y les di­jo “dón­de es­tán los mi­llo­nes que man­dan los Mon­rea­les, dón­de es­tán esos mi­llo­nes pa­ra aca­bar con los Mon­rea­les, que se los va­mos a qui­tar”.

Los ba­ja­ron del vehícu­lo a la fuer­za, em­pe­za­ron a es­cul­car la ca­mio­ne­ta y la per­so­na di­jo que era con­tra­ta­do por el can­di­da­to del PRI y que iba a ha­cer que ga­na­ra el PRI, que era el en­car­ga­do de la pla­za pa­ra que el PRI go­ber­na­ra Vi­lla Hi­dal­go, y les di­jo que se lar­ga­ran del lu­gar, que no los que­rían ver en ese lu­gar.

Se fue­ron a la ca­sa de cam­pa­ña y pos­te­rior­men­te re­gre­só a in­ti­mi­dar­los.

En uno

de los ca­sos hu­bo una vio­la­ción a una fa­mi­liar de la can­di­da­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.