Re­co­mien­da in­ves­ti­ga­do­ra del CICB te­ner jar­di­nes pa­ra con­ser­var ma­ri­po­sas

Co­mo par­te de la aper­tu­ra del ma­ri­po­sa­rio de la UAT, ubi­ca­do en Ix­ta­cuixtla

El Sol de Tlaxcala - - Local - NO­RA RACHEL RAMÍREZ

De acuer­do con Citla­lli Cas­ti­llo Gue­va­ra, in­ves­ti­ga­do­ra del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción en Cien­cias Bio­ló­gi­cas (CICB) de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Tlax­ca­la (UAT), no hay un san­tua­rio de ma­ri­po­sas en la en­ti­dad, sin em­bar­go, don­de ha­ya ve­ge­ta­ción pue­den ha­bi­tar es­tas es­pe­cies, por lo que re­co­men­dó a es­tu­dian­tes y po­bla­ción ayu­dar en la con­ser­va­ción de es­te pe­cu­liar in­sec­to.

En­tre­vis­ta­da des­pués de la inau­gu­ra­ción del ma­ri­po­sa­rio de la UAT, el cual lle­va un año de ha­ber­se es­ta­ble­ci­do, co­men­tó que si en sus jar­di­nes tie­nen plan­tas y al­gu­na fuente de agua, se­gu­ra­men­te van a lle­gar las ma­ri­po­sas, da­do que tien­den a acu­dir, prin­ci­pal­men­te, cuan­do en és­tos hay plan­tas con flo­res, co­mo el mas­tuer­zo, la mar­ga­ri­ta, el cri­san­te­mo, la da­lia, la lan­ta­na, el tu­li­pán y la bu­gan­vi­lia.

Co­men­tó que en Tlax­ca­la la ma­ri­po­sa, per­te­ne­cien­te a la fa­mi­lia de los le­pi­dóp­te­ros (in­sec­tos que vue­lan) pue­de ha­bi­tar en bos­ques de pino-en­cino y ma­to­rra­les, y don­de ha­ya fuen­tes de agua, ria­chue­los, pe­que­ños char­cos o agua cons­tan­te.

CUM­PLE UN AÑO EL MA­RI­PO­SA­RIO

La tam­bién ecó­lo­ga ex­pre­só que el ma­ri­po­sa­rio tie­ne un año fun­cio­nan­do, “pe­ro no se ha­bía abier­to al pú­bli­co por­que es­tá­ba­mos ha­cien­do in­ves­ti­ga­ción so­bre las es­pe­cies y vien­do la fun­cio­na­li­dad del área ha­bi­li­ta­da”.

Des­ta­có que el pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción del CIBC tie­ne co­mo ob­je­ti­vo lo­grar la crian­za de, al me­nos, tres es­pe­cies, de la re­gión del cen­tro de Mé­xi­co, “que­re­mos criar­las y ex­hi­bir­las de ma­ne­ra per­ma­nen­te en el si­tio”, que tie­ne 45 me­tros cua­dra­dos.

Asi­mis­mo, sub­ra­yó que tam­bién bus­can co­no­cer sus ci­clos de vi­da, in­ves­ti­ga­ción que se­rá pu­bli­ca­da en re­vis­tas cien­tí­fi­cas re­la­cio­na­das con en­to­mo­lo­gía, cien­cia que es­tu­dia los in­sec­tos, ade­más con­ti­nua­rán con la di­vul­ga­ción cien­tí­fi­ca, por lo que atrae­rán a las es­cue­las.

VI­SI­TA ES­CO­LAR

Co­mo par­te del I Fes­ti­val de las Ma­ri­po­sas, que tie­ne la fi­na­li­dad de acer­car a la po­bla­ción es­tu­dian­til y pú­bli­co, re­sal­tó que crea­ron los ta­lle­res “Ca­lei­dos­co­pio de co­lo­res” y “Es­ca­mas en las alas”, el pri­me­ro se en­car­ga de im­par­tir una char­la pa­ra ex­pli­car­les qué son las ma­ri­po­sas, por qué son im­por­tan­tes, có­mo es su ci­clo de vi­da y qué ac­cio­nes po­de­mos ha­cer to­dos pa­ra su con­ser­va­ción.

Mien­tras que el se­gun­do, se lle­va a ca­bo en el la­bo­ra­to­rio, don­de, ba­jo el mi­cros­co­pio, pue­den ob­ser­var có­mo se for­ma la es­truc­tu­ra de las alas de las ma­ri­po­sas y ca­da una de las fa­ses de su ci­clo de vi­da.

Los pri­me­ros en vi­si­tar el ma­ri­po­sa­rio de la UAT fue­ron los alum­nos de las es­cue­las Jo­sé Agus­tín Arrie­ta, de Chiau­tem­pan, y An­ton Ma­ka­ren­ko, de Api­za­co, quie­nes fue­ron guia­dos por el investigador Car­los Lara, quien ex­pli­có el pro­ce­so de po­li­ni­za­ción que rea­li­zan tan­to ma­ri­po­sas co­mo abe­jas y co­li­bríes.

CAR­LOS LARA INVESTIGADOR DEL CICB

Si no hu­bie­ra en el pla­ne­ta abe­jas, ma­ri­po­sas o co­li­bríes nos mo­ri­ría­mos de ham­bre, por­que mu­chí­si­mas es­pe­cies de plan­tas que no­so­tros uti­li­za­mos dia­ria­men­te, en­tre ellas el maíz o la miel, nos sir­ven pa­ra po­der so­bre­vi­vir”

Miz­pah Za­mo­ra

En el Fes­ti­val de Ma­ri­po­sas ce­le­bra­do en el Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción en Cien­cias Bio­ló­gi­cas de la UAT, se im­par­tie­ron los ta­lle­res “Ca­lei­dos­co­pio de co­lo­res” y “Es­ca­mas en las alas” a es­tu­dian­tes de es­cue­las de ni­vel bá­si­co de Chiau­tem­pan y Api­za­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.