La UAEM no es co­rrup­ta: Ba­rre­ra

Afir­mó que la ASF ha ac­tua­do de ma­ne­ra irre­gu­lar y tar­día pa­ra res­pon­der

El Sol de Toluca - - Portada - ROSAMARÍA COYOTÉCATL

La Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mé­xi­co no ha si­do co­rrup­ta ni des­ho­nes­ta, sos­tu­vo ta­jan­te su rec­tor Al­fre­do Ba­rre­ra Ba­ca, al afir­mar que la UAEM no ha for­ma­do par­te de ac­tos ilí­ci­tos, y ha si­do el ma­ne­jo irre­gu­lar de la in­for­ma­ción he­cho por par­te de la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción, lo que pro­pi­ció una idea erró­nea so­bre la ins­ti­tu­ción.

El rec­tor de­fen­dió a la Má­xi­ma Ca­sa de Es­tu­dios y cues­tio­nó la ac­tua­ción de la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción (ASF), al re­tra­sar más de cin­co años la res­pues­ta a las ob­ser­va­cio­nes que les hi­cie­ron en 2012.

En es­te sen­ti­do, pi­dió ser cau­tos so­bre el te­ma, por­que esas con­clu­sio­nes que se ob­tu­vie­ron

De 53 se­ña­la­mien­tos he­chos en 2012, la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción só­lo les ha da­do res­pues­ta a tres en más de cin­co años.

y se die­ron a co­no­cer so­bre pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des o he­chos de co­rrup­ción, se des­pren­die­ron de una pri­me­ra eta­pa de las au­di­to­rías, de cu­yas ob­ser­va­cio­nes no han ob­te­ni­do res­pues­ta.

La Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mé­xi­co no ha si­do co­rrup­ta ni des­ho­nes­ta, sos­tu­vo ta­jan­te su rec­tor Al­fre­do Ba­rre­ra Ba­ca, al afir­mar que la UAEM no ha for­ma­do par­te de ac­tos ilí­ci­tos y ha si­do el ma­ne­jo irre­gu­lar de la in­for­ma­ción por par­te de la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción lo que pro­pi­ció una idea erró­nea so­bre la ins­ti­tu­ción.

En una am­plia plá­ti­ca con es­te dia­rio, de­fen­dió a la Má­xi­ma Ca­sa de Es­tu­dios y cues­tio­nó la ac­tua­ción de la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción (ASF), al re­tra­sar más de cin­co años la res­pues­ta a las ob­ser­va­cio­nes que les hi­cie­ron en 2012.

En es­te sen­ti­do, pi­dió ser cau­tos so­bre el te­ma, por­que esas con­clu­sio­nes que se ob­tu­vie­ron y se die­ron a co­no­cer so­bre pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des o he­chos de co­rrup­ción, se des­pren­die­ron de una pri­me­ra eta­pa de las au­di­to­rías, de cu­yas ob­ser­va­cio­nes no han ob­te­ni­do res­pues­ta.

Ex­pli­có que la Au­di­to­ría co­mo tal, vie­ne, te eva­lúa y te ob­ser­va, pe­ro una vez que me en­tre­gas y me das a co­no­cer las ob­ser­va­cio­nes, (co­mo ins­ti­tu­ción) ten­go la obli­ga­ción de con­tar con 30 días pa­ra pre­sen­tar la do­cu­men­ta­ción fi­nan­cie­ra, téc­ni­ca, li­bros blan­cos y to­do lo que es­té en mi po­der y que sea vá­li­do pa­ra de­mos­trar­te que no hay tal irre­gu­la­ri­dad.

La uni­ver­si­dad, di­jo, lo hi­zo en su mo­men­to con esas 53 ob­ser­va­cio­nes, “do­cu­men­ta­mos to­do y no ha­bía­mos te­ni­do res­pues­ta de la Au­di­to­ría de la Fe­de­ra­ción ha­ce al­gu­nas se­ma­nas”, apun­tó al acla­rar que só­lo tu­vie­ron res­pues­ta a tres de las 53 ob­ser­va­cio­nes.

La­men­tó la si­tua­ción, por­que –di­jo– son ob­ser­va­cio­nes que les die­ron a co­no­cer de 2012, pe­se a que la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción tie­ne tres me­ses pa­ra res­pon­der­te si la do­cu­men­ta­ción pre­sen­ta­da fue su­fi­cien­te o in­su­fi­cien­te, vá­li­da, no vá­li­da, no es ofi­cial, no es creí­ble, “pe­ro han pa­sa­do más de cin­co años”, cues­tio­nó.

An­te los cues­tio­na­mien­tos ver­ti­dos so­bre la ins­ti­tu­ción, Ba­rre­ra pi­dió a las alum­nos y maes­tros a con­fiar en su Uni­ver­si­dad. Re­co­no­ció que se tie­nen pro­ble­mas co­mo en cual­quier ins­ti­tu­ción, por­que es muy com­ple­ja y gran­de, “y por qué no re­co­no­cer que en al­gu­nos ca­sos hay ex­ce­sos o abu­sos, pe­ro son los mí­ni­mos, son ais­la­dos, no son una pau­ta ni una ten­den­cia”, apun­tó

In­sis­tió que la UAEM no es co­rrup­ta, y que una o dos per­so­nas, por ahí se ha­yan ex­ce­di­do en el uso de su au­to­ri­dad, no au­to­ri­za que ca­li­fi­quen a to­da la uni­ver­si­dad; hay gen­te no­ta­ble, no­ble, bon­da­do­sa, ho­nes­ta y tra­ba­ja­do­ra. Te­ne­mos que con­fiar en nues­tra uni­ver­si­dad, que es ejem­plo de desem­pe­ño y sen­ti­do éti­co pa­ra la so­cie­dad.

En torno a la acu­sa­ción de for­mar par­te del gran frau­de con em­pre­sas fan­tas­mas, ne­gó que la ins­ti­tu­ción ha­ya si­do par­te. “No fui­mos no­so­tros; la Uni­ver­si­dad no fue par­te de esos ac­tos de co­rrup­ción o de de­li­tos, que se hu­bie­ran co­me­ti­do”.

Se re­fi­rió en­ton­ces al ca­so de Oa­xa­ca, don­de el go­bierno es­ta­tal de­man­dó al a UAEM por in­cum­pli­mien­to de con­tra­to, lo cual se de­bió a que una per­so­na co­me­tió abu­so de au­to­ri­dad y fir­mó un con­ve­nio sin te­ner el res­pal­do de la ins­ti­tu­ción.

Ex­pli­có que di­cha per­so­na fir­mó por su cuen­ta y fue la ins­ti­tu­ción quien de­nun­ció el ca­so y se es­tá a la es­pe­ra de la re­so­lu­ción con el go­bierno oa­xa­que­ño.

“Son ca­sos ais­la­dos que no for­man par­te de un ser, no lo son, ni so­mos co­rrup­tos, ni so­mos des­ho­nes­tos”, pun­tua­li­zó.

la UAEM y só­lo tres tu­vie­ron res­pues­ta por par­te de la

ASF.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.