EL CA­SO DE ARE­LI LIZ­BETH

El Sol de Toluca - - Local -

Ayer fa­mi­lia­res de la es­tu­dian­te de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma del Es­ta­do de Mé­xi­co (UAEM), Are­li Liz­beth, ase­gu­ra­ron que su fa­mi­liar no pre­sen­ta­ba sig­nos de de­pre­sión o pa­de­ci­mien­tos si­mi­la­res.

La alum­na de la Facultad de Humanidades fue en­con­tra­da muer­ta en el Par­que Sie­rra Mo­re­los de To­lu­ca. De acuer­do con los re­por­tes de la Fis­ca­lía Ge­ne­ra de Jus­ti­cia de la en­ti­dad en el si­tio fue en­con­tra­da una ar­ma de fue­go.

Tam­bién se re­por­ta que exis­tió un men­sa­je pós­tu­mo, con lo cual la lí­nea de in­ves­ti­ga­ción apun­ta­ría ha­cia un sui­ci­dio, ver­sión que ya han co­no­ci­do y enun­cia­do au­to­ri­da­des de la UAEM.

Sin em­bar­go, que­da la du­da an­te la in­con­for­mi­dad de los pro­pios fa­mi­lia­res de Are­li Liz­beth, quie­nes la re­cuer­dan co­mo una maes­tra de prees­co­lar que com­bi­na­ba sus la­bo­res do­cen­tes con el es­tu­dio de la li­cen­cia­tu­ra en Len­gua y Li­te­ra­tu­ra His­pá­ni­cas en la Facultad de Humanidades.

Des­de que fue re­por­ta­da la muer­te de la joven uni­ver­si­ta­ria, al in­te­rior de la UAEM cre­ció la con­de­na y protesta por el in­cre­men­to en la vio­len­cia con­tra las mu­je­res, pues de ha­ber si­do un ase­si­na­to, se su­ma a otros ca­sos don­de es­tu­dian­tes han si­do víctimas de la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da.

Sin em­bar­go, la ver­sión del sui­ci­dio ali­ge­ra­ría la pre­sión so­cial, al no es­tar re­la­cio­na­do con el cli­ma de in­se­gu­ri­dad pú­bli­ca e im­pu­ni­dad que per­mea en todos los es­tra­tos de la so­cie­dad.

Al mar­gen de las dis­tin­tas pos­tu­ras que mar­can el ca­so de la es­tu­dian­te de la Facultad de Humanidades es per­ti­nen­te que las in­ves­ti­ga­cio­nes sean rea­li­za­das con el acom­pa­ña­mien­to y res­pal­do ha­cia la fa­mi­lia de la joven, con el fin de no cau­sar una do­ble re­vic­ti­mi­za­ción en­tre sus deu­dos.

Una in­ves­ti­ga­ción mi­nis­te­rial de­be ga­ran­ti­zar en to­do mo­men­to el res­pe­to a la dig­ni­dad de la víc­ti­ma, por lo cual es ne­ce­sa­rio ago­tar to­das las lí­neas de in­ves­ti­ga­ción an­tes de ade­lan­tar hi­pó­te­sis que no es­cla­re­cen los he­chos. *

Fo­tos: Daniel Ca­ma­cho

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.