ACU­DEN A REHA­BI­LI­TA­CIÓN AL CREE Cambian su vi­da me­dian­te las te­ra­pias

La fa­mi­lia es uno de los gran­des mo­to­res

El Sol de Toluca - - Local - ADRIA­NA GARCÍA SÁN­CHEZ

Dos lar­gas tren­zas fran­ce­sas, fle­co en la fren­te y la son­ri­sa en el ros­tro son la car­ta de pre­sen­ta­ción, de Yoan­dra Prós­pe­ro Ca­ma­cho, quien a pe­sar de ha­ber na­ci­do con pa­rá­li­sis ce­re­bral y con un pro­nós­ti­co de un año de vi­da ha lle­ga­do a la ma­yo­ría de edad.

Ese mis­mo sem­blan­te es el que el des­tino le ha for­ja­do a la jo­ven en su ca­mino por­que ha lo­gra­do so­cia­li­zar, ser ob­ser­va­do­ra y rea­li­zar al­gu­nas ta­reas por sí mis­ma ya sea co­mer, sos­te­ner su cuer­po de ma­ne­ra par­cial au­xi­lia­da por sus abue­la o al­gún otro ins­tru­men­to, con­di­cio­nes que le per­mi­ten res­pi­rar cier­tos ai­res de in­de­pen­den­cia.

Las te­ra­pias y aten­ción mé­di­ca re­ci­bi­das en el Cen­tro de Reha­bi­li­ta­ción y Edu­ca­ción Especial (CREE), des­de que era be­bé así co­mo una do­sis de ca­ri­ño re­ci­bi­do por par­te de sus fa­mi­lia­res han si­do el mo­tor de im­pul­so pa­ra Yoan­dra, se­ña­ló su abue­la, Flo­ren­ti­na Emi­lia Ca­ma­cho Gon­zá­lez.

Ex­pli­có que la vi­da de su nie­ta no ha si­do fá­cil por­que des­de muy pe­que­ña es­tu­vo in­ter­na­da en el Hos­pi­tal pa­ra el Ni­ño y lo más im­por­tan­te era que so­bre­vi­vie­ra, nun­ca pen­sa­ron en su dis­ca­pa­ci­dad.

Re­cor­dó que en el CREE re­ci­bió es­ti­mu­la­ción tem­pra­na, cur­só Edu­ca­ción Especial y aho­ra te­ra­pia fí­si­ca dos ve­ces por se­ma­na du­ran­te una ho­ra, ade­más del ser­vi­cio de psi­co­lo­gía, to­do ello ha da­do por re­sul­ta­do avan­ces en su mo­tri­ci­dad.

“Ac­tual­men­te con las te­ra­pias que le da la se­ño­ri­ta Mo­ni ha ha­bi­do mu­chos avan­ces, con­tro­la más el cuer­po, aun le bai­la la ca­de­ra, pe­ro es muy bue­na la aten­ción en ge­ne­ral”.

Con­si­de­ró que el mé­ri­to de la re­cu­pe­ra­ción de la jo­ven quien re­cien­te­men­te cum­plió 18 años de edad y mues­tra pro­ble­mas en las cuer­das vo­ca­les por un ven­ti­lar ar­ti­fi­cial que tu­vo, es com­par­ti­do por­que en ese pro­ce­so in­ter­vie­nen los mé­di­cos, es­pe­cia­lis­tas, fa­mi­lia­res pe­ro lo más im­por­tan­te el ím­pe­tu y es­pí­ri­tu de lu­cha de la jo­ven.

Na­rró que su nie­ta en los pri­me­ros años de su vi­da no sos­te­nía la ca­be­za, pe­ro gra­cias a las te­ra­pias con pe­lo­tas y otros ob­je­tos lo hi­zo, tam­po­co po­día ca­mi­nar “se arras­tra­ba en el pi­so, da­ba sal­tos, usa­ba si­llas de rue­das; aho­ra pue­de ca­mi­nar aun­que ne­ce­si­ta apo­yo mío pe­ro lo­gró ca­mi­nar por sí mis­ma”. Re­co­men­dó a las per­so­nas con un fa­mi­liar en esa con­di­ción acer­car­se a esos cen­tros o uni­da­des de reha­bi­li­ta­ción por­que ve­rán re­sul­ta­dos po­si­ti­vos en sus pa­cien­tes.

En­tre­vis­ta­da en el área de te­ra­pia fí­si­ca de ese lu­gar, la ado­les­cen­te to­ma del bra­zo a su abue­li­ta, a ve­ces es­cu­cha las pre­gun­tas y otras no. No obs­tan­te, cuan­do se ha­bla de gus­tos, ob­ser­va, ba­ja la mi­ra­da y son­ríe, en se­ñal de acep­ta­ción de que le agra­dan las ca­ri­ca­tu­ras, los pro­gra­mas in­fan­ti­les y la mú­si­ca.

AVAN­CES

En to­tal coin­ci­den­cia se ex­pre­sa­ron Ve­ro y María del Ro­sa­rio Escalante, ma­dres de fa­mi­lia ori­gi­na­rias de Vi­lla de Allen­de quie­nes acu­den a la uni­dad de reha­bi­li­ta­ción de su lo­ca­li­dad y al CREE, por­que su hi­ja Ru­bí tie­ne dis­tro­fia mus­cu­lar y su hi­jo Di­lán, pa­rá­li­sis ce­re­bral in­fan­til, res­pec­ti­va­men­te, am­bas co­men­ta­ron que con el ser­vi­cio re­ci­bi­do han vis­to avan­ces en la mo­vi­li­dad de ma­nos y pies.

SIN MIE­DO

Por su par­te, Carlos Vil­chis Mur­guía, de 60 años de edad tras la ampu­tación de una pier­na a con­se­cuen­cia de pa­de­cer cán­cer en la zo­na blan­da del miem­bro, va reha­bi­li­ta­ción fí­si­ca des­de el año pa­sa­do, le han ayu­da­do a ca­mi­nar con mu­le­tas y con la pró­te­sis. “He vis­to me­jo­ría (an­tes) te­nía mie­do pa­ra ca­mi­nar; atien­den bien. Me han da­do un buen ser­vi­cio”.

Al­gu­nos pa­cien­tes acu­den les per­mi­ta "vol­ver a vi­vir". pa­ra re­ci­bir te­ra­pia fí­si­ca y psi­co­ló­gi­ca que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.