Le apues­tan a la tec­no­lo­gía

2011

El Sol de Toluca - - Ciencia -

Des­de Computer Aid In­ter­na­tio­nal, ONG con pre­sen­cia glo­bal, ini­ció el pro­yec­to de desa­rro­llar es­te ti­po de au­las sos­te­ni­bles pa­ra el ser­vi­cio de co­mu­ni­da­des de es­ca­sos re­cur­sos al­re­de­dor del mun­do, por lo que des­de en­ton­ces se han en­tre­ga­do más de una de­ce­na de la­bo­ra­to­rios.

En di­chos es­pa­cios des­ta­ca que la ar­qui­tec­tu­ra, mue­bles, el in­te­rior y el ar­te del La­bo­ra­to­rio So­lar de Apren­di­za­je di­se­ña­dos pa­ra crear un am­bien­te in­clu­yen­te e ins­pi­ra­dor, ade­más de apro­ve­char la en­tra­da de más luz na­tu­ral.

To­da la tec­no­lo­gía ha si­do desa­rro­lla­da pa­ra po­ten­cia­li­zar to­das las ha­bi­li­da­des del si­glo XXI que la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das pa­ra la Edu­ca­ción, la Cien­cia y la Cul­tu­ra (Unes­co) ha enal­te­ci­do pa­ra que los ni­ños po­sean he­rra­mien­tas que les per­mi­tan crear un me­jor fu­tu­ro.

SOS­TE­NI­BLE

Es­tos la­bo­ra­to­rios sos­te­ni­bles tie­nen pa­ne­les de 2.4 KW que ali­men­ta­rán de ener­gía a to­das las compu­tado­ras y equi­pos al in­te­rior del la­bo­ra­to­rio.

Los 10 equi­pos de compu­tación Dell Thin Client que se do­na­ron pa­ra im­ple­men­tar el la­bo­ra­to­rio en San Mateo Aten­co, cuen­tan con tec­no­lo­gía de ener­gía efi­cien­te y con­su­men me­nos de 25 watts, lo que los vuel­ve efi­cien­tes al com­pa­rar­los con los 150 watts de una compu­tado­ra co­mún.

ENER­GÍA SO­LAR

La ener­gía so­lar es una ener­gía re­no­va­ble, ob­te­ni­da a par­tir del apro­ve­cha­ mien­to de la ra­dia­ción elec­tro­mag­né­ti­ca pro­ce­den­te del sol y des­de ha­ce años exis­te un mo­vi­mi­ne­to pa­ra apro­ve­char­la al má­xi­mo.

El ca­lor y la luz del sol pue­de apro­ve­char­se por me­dio de di­ver­sos cap­ta­do­res co­mo cé­lu­las fo­to­eléc­tri­cas, he­lios­ta­tos o co­lec­to­res so­la­res, pu­dien­do trans­for­mar­se en ener­gía eléc­tri­ca o tér­mi­ca. Es una de las lla­ma­das ener­gías re­no­va­bles o ener­gías lim­pias, que po­drían ayu­dar a re­sol­ver al­gu­nos de los pro­ble­mas más ur­gen­tes que afron­ta la hu­ma­ni­dad.

Las di­fe­ren­tes tec­no­lo­gías so­la­res se pue­den cla­si­fi­car en pa­si­vas o ac­ti­vas se­gún co­mo cap­tu­ran, con­vier­ten y dis­tri­bu­yen la ener­gía so­lar. Las tec­no­lo­gías ac­ti­vas in­clu­yen el uso de pa­ne­les fo­to­vol­tai­cos y co­lec­to­res so­la­res tér­mi­cos pa­ra re­co­lec­tar la ener­gía.

En­tre las téc­ni­cas pa­si­vas, se en­cuen­tran di­fe­ren­tes téc­ni­cas en­mar­ca­das en la ar­qui­tec­tu­ra bio­cli­má­ti­ca: la orien­ta­ción de los edi­fi­cios al sol, la se­lec­ción de ma­te­ria­les con una ma­sa tér­mi­ca fa­vo­ra­ble o que ten­gan pro­pie­da­des pa­ra la dis­per­sión de luz, así co­mo el di­se­ño de es­pa­cios me­dian­te ven­ti­la­ción na­tu­ral.

La ener­gía bien­te. so­lar es una de las más lim­pias y ami­ga­bles con el me­dio am­

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.