Cu­ra ben­di­ce a en­fer­mos en un au­to

La sus­pen­sión de mi­sas no fue im­pe­di­men­to pa­ra que Jor­ge Eche­go­llén, sa­cer­do­te de la Igle­sia San Mi­guel Ar­cán­gel, sa­lie­ra a ofre­cer con­sue­lo en la fe

El Sol de Toluca - - Normal -

TI­JUA­NA. Ape­nas se ocul­ta el sol, el sa­cer­do­te Jor­ge Eche­go­llén sube de la igle­sia al pla­tón de una ca­mio­ne­ta pa­ra re­co­rrer hos­pi­ta­les en la ciu­dad fron­te­ri­za de Ti­jua­na, don­de ora por los pa­cien­tes que ba­ta­llan con­tra el vi­rus SARS-CoV-2.

"Va­mos a pe­dir­le al se­ñor que nos acom­pa­ñe y nos li­bre a to­dos no­so­tros de con­ta­giar­nos pa­ra glo­ria de Dios", ex­pre­sa el pá­rro­co de 51 años, arro­di­lla­do en el cen­tro re­li­gio­so, an­tes de par­tir.

Los fe­li­gre­ses de la pa­rro­quia San Mi­guel Ar­cán­gel lo des­pi­den con aplau­sos, pe­ro tam­bién con mu­cha in­quie­tud.

"Le pi­do a Dios que nos lo pro­te­ja ¡Cuí­de­se, pa­dre!", le di­ce Oli­via Gar­cía, de 70 años, quien por más de cua­tro años asis­te al tem­plo y aho­ra si­gue por la pla­ta­for­ma de Fa­ce­book las mi­sas y las co­rre­rías que Eche­go­llén rea­li­za dos ve­ces por se­ma­na.

Con so­ta­na blan­ca, cha­que­ta, cu­bre­bo­cas, ca­re­ta y una go­rra que cu­bre su ca­be­za, el sa­cer­do­te lle­va en sus des­pla­za­mien­tos la cus­to­dia eu­ca­rís­ti­ca, con la que ben­di­ce a tran­seún­tes y otras per­so­nas que es­pe­ran no­ti­cias so­bre sus fa­mi­lia­res fren­te a los hos­pi­ta­les Co­vid-19.

"¡Ben­di­ce se­ñor a to­dos los en­fer­mos de es­te hos­pi­tal! ¡Da­les fuer­za, se­ñor, te lo pe­di­mos!", ex­cla­ma el pá­rro­co en la os­cu­ri­dad des­de el vehícu­lo que le pres­tó un fiel, mien­tras mue­ve el San­tí­si­mo Sa­cra­men­to de de­re­cha a iz­quier­da.

Con 120 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes, Mé­xi­co re­gis­tra ya más de 230 mil con­ta­gios y más de 29 mil muertos por Co­vid-19.

VA­LE LA PENA

Sin qui­tar­se la mas­ca­ri­lla y es­for­zan­do la voz pa­ra ha­cer­se es­cu­char, el cu­ra lla­ma a los pa­rien­tes pa­ra ben­de­cir­los tam­bién a ellos con agua y dar­les alien­to.

"Nos di­jo que nos da mu­cha for­ta­le­za, mu­cha fuer­za", cuen­ta al bor­de del llan­to Jua­na Ama­ya, quien tie­ne un fa­mi­liar in­ter­na­do en gra­ves con­di­cio­nes.

Eche­go­llén cum­ple así una mi­sión que el ar­zo­bis­po de Ti­jua­na, Fran­cis­co Mo­reno, les en­car­gó a una de­ce­na de sa­cer­do­tes de la ciu­dad, du­ra­men­te gol­pea­da por el cri­men or­ga­ni­za­do, al que se atri­bu­ye la mayoría de los dos mil 100 ho­mi­ci­dios re­gis­tra­dos du­ran­te 2019.

"Lo veo esen­cial por­que a la gen­te le ani­ma mu­cho, so­bre to­do la gen­te muy re­li­gio­sa. Si al­guien es­tá ahí (...), se alegra

y eso pa­ra mí va­le la pena", di­ce. El sa­cer­do­te cuen­ta que a ve­ces le gri­tan: "pi­da por fu­lano de tal, que es­tá acá aden­tro muy mal", y en­ton­ces ora por esa per­so­na en la mi­sa. Pe­ro du­ran­te los re­co­rri­dos tam­bién hay per­so­nas que cri­ti­can su la­bor.

Al prin­ci­pio "al­guien nos di­jo así co­mo: '¡pón­gan­se a tra­ba­jar!'", re­cuer­da.

Aun­que sa­tis­fe­cho con su la­bor, el pa­dre Eche­go­llén echa de me­nos dar mi­sa con la fe­li­gre­sía, con­fi­na­da por la cua­ren­te­na del co­ro­na­vi­rus. "Ha si­do di­fí­cil", afir­ma mien­tras se­ña­la el cen­te­nar de fo­tos de sus ove­jas que pe­gó en el es­pal­dar de las ban­cas de la igle­sia.

BEN­DI­CIÓN DES­DE EL CIE­LO

En Los Mo­chis, Si­na­loa, la prohi­bi­ción de las mi­sas no de­tu­vo las ben­di­cio­nes, pues un pa­dre de la lo­ca­li­dad se subió a una avio­ne­ta pa­ra es­par­cir agua ben­di­ta so­bre la po­bla­ción y los hos­pi­ta­les pa­ra aten­der a pa­cien­tes con co­ro­na­vi­rus.

El pa­dre re­zó por la me­jo­ra las per­so­nas con la en­fer­me­dad, así co­mo por el bie­nes­tar del per­so­nal de sa­lud. "¡Úne­te en ora­ción, recibe sus ben­di­cio­nes con agua ben­di­ta!", con es­ta fra­se la igle­sia in­vi­tó a la ciu­da­da­nía a re­ci­bir el agua ben­di­ta du­ran­te el re­co­rri­do de la avio­ne­ta.

En Los Mo­chis las ben­di­cio­nes ca­ye­ron des­de el cie­lo, pe­ro con una avio­ne­ta pres­ta­da a un sa­cer­do­te por uno de sus fie­les

/ALE­JAN­DRO AGUI­LAR

En la ca­pi­tal del país tam­bién hu­bo re­co­rri­dos ecle­sia­les por la co­lo­nia Ro­ma pa­ra acer­car con­sue­lo y es­pe­ran­za a tra­vés de ora­cio­nes y agua ben­di­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.