PO­DER JU­DI­CIAL

El pla­zo pa­ra res­pon­der ven­ce el 20 de no­viem­bre

El Sol de Tulancingo - - Portada - VE­RÓ­NI­CA AN­GE­LES CILIA

Se bus­ca de­li­mi­tar el te­ma ju­rí­di­co y ad­mi­nis­tra­ti­vo, y

se cui­da cum­plir con la Ley Na­cio­nal de Eje­cu­ción Pe­nal, que le di­ce al juez que el pro­ce­sa­do de­be es­tar en el lu­gar de la cau­sa pe­nal y el sen­ten­cia­do en un lu­gar más cer­cano a su do­mi­ci­lio.

Blan­ca Sán­chez Mar­tí­nez, pre­si­den­te del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Hi­dal­go (TSJH), in­for­mó que rea­li­zan un aná­li­sis ju­rí­di­co “mi­nu­cio­so” de la re­co­men­da­ción que emi­tió la Co­mi­sión Na­cio­nal de De­re­chos Hu­ma­nos (CNDH). El pla­zo pa­ra res­pon­der ven­ce el 20 de no­viem­bre, por ello no qui­so ade­lan­tar si la acep­ta­rán o no.

No obs­tan­te, acla­ró que no le gus­ta­ría te­ner que acu­dir al Se­na­do de la Re­pú­bli­ca pa­ra ex­pli­car la no acep­ta­ción.

La ma­gis­tra­da ex­pli­có que en el es­tu­dio que rea­li­zan se bus­ca de­li­mi­tar el te­ma ju­rí­di­co y ad­mi­nis­tra­ti­vo, ade­más de cui­dar que se cum­pla con la Ley Na­cio­nal de Eje­cu­ción Pe­nal que le di­ce al juez que el pro­ce­sa­do de­be es­tar en el lu­gar de la cau­sa pe­nal, y el sen­ten­cia­do en un lu­gar más cer­cano a su do­mi­ci­lio.

Au­na­do a lo an­te­rior, la re­pre­sen­tan­te del Po­der Ju­di­cial en­lis­tó una se­rie de as­pec­tos que de­ben cui­dar­se en ca­so de acep­tar, en­tre los que re­sal­ta que el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia no tie­ne a su car­go el sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio, y al cam­biar­los de cár­cel ha­bría un ries­go ca­da vez que de­ban ser tras­la­da­dos a sus au­dien­cias.

Los re­clu­sos ne­ce­sa­ria­men­te de­ben en­fren­tar su pro­ce­so en el lu­gar de la cau­sa, por lo que ca­da vez que tu­vie­ran au­dien­cias de­ben ser tras­la­da­dos, ya sea del cen­tro de Ti­za­yu­ca, Za­cual­ti­pán o bien Ato­to­nil­co el Gran­de, que son las cár­ce­les mu­ni­ci­pa­les que fun­gen co­mo re­clu­so­rios.

Co­men­tó que si bien la re­so­lu­ción no obli­ga, pe­ro sí di­ce pu­die­ran uti­li­zar me­dios di­gi­ta­les, aquí ex­pu­so que no es una cues­tión fá­cil, por­que “de­ben ser me­dios ofi­cia­les con un sis­te­ma ofi­cial el día que en al­gu­nas oca­sio­nes se ha he­cho con Ce­fe­re­sos y se tu­vo que ren­tar un sis­te­ma ofi­cial que se pa­ga en dó­la­res, y el Tri­bu­nal no po­dría sol­ven­tar el gas­to”.

La si­tua­ción le­gal de los re­clu­sos es otro pun­to que de­be ana­li­zar­se, ya que en ca­so de ha­ber al­guno que es­té am­pa­ra­do no po­drá ser tras­la­da­do, por­que eso ge­ne­ra­ría una des­ti­tu­ción del juez. “No va­mos a po­der desaca­tar ór­de­nes fe­de­ra­les, re­quie­re un es­tu­dio ju­rí­di­co pro­fun­do de ca­da cau­sa pe­nal, de ca­da per­so­na pa­ra no me­ter­nos a una si­tua­ción de no por cum­plir; voy a bus­car una des­ti­tu­ción de jue­ces y la mía”, ex­pre­só.

De ahí que in­sis­tió en que de­be de­li­mi­tar­se el te­ma ad­mi­nis­tra­ti­vo del ju­ris­dic­cio­nal, con­si­de­ran­do que el TSJ no tie­ne a su car­go el sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio.

Fo­to: Ba­si­lio Juá­rez

En en­tre­vis­ta pa­ra El Sol de Hi­dal­go, la re­pre­sen­tan­te del Po­der Ju­di­cial pun­tua­li­zó los al­can­ces de la re­co­men­da­ción de la CNDH. /

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.