Aquí los Po­lí­ti­cos

El Sol de Tulancingo - - Portada -

Di­cen que no hay pla­zo que no se cum­pla. Así que se­gu­ra­men­te es­ta se­ma­na Leon­cio Pineda Go­dos de­ja­rá la di­ri­gen­cia es­ta­tal del Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal (PRI).

Al­gu­nas vo­ces anun­cia­ron su sa­li­da des­de ha­ce más de tres me­ses. Pe­ro eso no ocu­rrió. Si­guió tra­ba­jan­do. De he­cho, reali­zó una am­plia con­sul­ta a la mi­li­tan­cia hi­dal­guen­se. Re­co­rrió a pie ca­da rin­cón del es­ta­do, es­cu­chó a sus co­rre­li­gio­na­rios, to­mó nota y en­tre los re­sul­ta­dos de ese ejer­ci­cio des­ta­ca la ne­ce­si­dad de que el tri­co­lor se de­mo­cra­ti­ce.

Pa­re­ce que es el úni­co pre­si­den­te es­ta­tal del PRI que ha lle­va­do a ca­bo un re­co­rri­do de esa di­men­sión con el ob­je­ti­vo de co­no­cer lo que pien­sa y quie­re el priis­mo en ca­da una de las lo­ca­li­da­des que con­for­man es­te be­llo es­ta­do.

Pineda Go­dos es un hom­bre sen­ci­llo. Cuan­do se dia­lo­ga con él se dis­tin­gue por su fran­que­za, por su ho­nes­ti­dad. Un di­ri­gen­te jo­ven, na­da acar­to­na­do ni cor­ta­do con las ti­je­ras con que hi­cie­ron a los po­lí­ti­cos de éli­te. Por el con­tra­rio, su sen­ci­llez le ha per­mi­ti­do es­tar siem­pre en con­tac­to con las ba­ses priis­tas. No obs­tan­te, le to­có vi­vir uno de los mo­men­tos más di­fí­ci­les pa­ra el Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal hi­dal­guen­se: la derrota en las elec­cio­nes del uno de ju­lio de 2018 oca­sio­na­da por el efec­to An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor. Y de eso es­tán cons­cien­tes to­dos los priis­tas. Por ello hoy, Leon­cio Pineda se irá con el re­co­no­ci­mien­to de quie­nes con­for­man a ese ins­ti­tu­to po­lí­ti­co en la en­ti­dad. Y lo ha­ce con­ven­ci­do de que se re­quie­re la de­mo­cra­ti­za­ción del mis­mo. Por eso da el pri­mer pa­so, con esa hu­mil­dad que le ca­rac­te­ri­za. Aho­ra la in­cóg­ni­ta es quién en­tra­rá al re­le­vo. Ya se ha­bla de que se­rá una mujer y se men­cio­nan a Citla­li Ja­ra­mi­llo, ex ti­tu­lar de la Con­tra­lo­ría del es­ta­do; a Ca­ro­li­na Vig­giano, ex dipu­tada fe­de­ral; a Sa­yo­na­ra Var­gas, ex se­cre­ta­ria de Edu­ca­ción Pú­bli­ca de Hi­dal­go, y a la ac­tual se­cre­ta­ria ge­ne­ral del par­ti­do, Eri­ka Ro­drí­guez.

ABASTECERÁN GA­SO­LI­NA POR CO­LOR DE CALCOMANÍA

El go­bierno de la ciu­dad de Mé­xi­co pi­dió el apo­yo de la ciu­da­da­nía, con la fi­na­li­dad de que las ga­so­li­ne­ras des­pa­chen el com­bus­ti­ble con ba­se en un ca­len­da­rio si­mi­lar al del Hoy No Cir­cu­la, es de­cir, de acuer­do con el co­lor del en­go­ma­do de ca­da au­to­mó­vil.

Es­to pue­de ayu­dar a or­de­nar un po­co es­ta dis­tri­bu­ción, pe­ro si no hay vi­gi­lan­cia de la au­to­ri­dad po­dría oca­sio­nar ma­yo­res con­flic­tos en­tre los usua­rios. Po­dría pres­tar­se a que sean re­cha­za­dos aque­llos cu­yo co­lor de en­go­ma­do no co­rres­pon­da al día de car­ga.

En el es­ta­do de Hi­dal­go se es­pe­ra que es­te lu­nes las au­to­ri­da­des gu­ber­na­men­ta­les anun­cien una me­di­da si­mi­lar.

Oja­lá que se ha­ga, pe­ro no co­mo al­go vo­lun­ta­rio, sino co­mo una me­di­da obli­ga­to­ria y su­per­vi­sa­da por las au­to­ri­da­des.

Y co­mo da­to cu­rio­so, le co­men­to que de los casi 800 mil vehícu­los que cir­cu­lan en el es­ta­do de Hi­dal­go só­lo 293 son eco­ló­gi­cos, de los co­no­ci­dos co­mo hí­bri­dos y que fun­cio­nan con ener­gía eléc­tri­ca. Son muy po­cos, pe­ro hay que de­cir­lo tam­bién, son muy ca­ros y po­co ac­ce­si­bles pa­ra la gen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.