Del dia­rio de Co­lón; jue­ves 11 de oc­tu­bre 1492

El Sol de Tulancingo - - Regional - Da­vid Cár­de­nas Ro­sas

Del dia­rio de abor­do.

Cris­tó­bal Co­lón.

“Na­ve­gó al su­does­te. Tu­vie­ron mu­cha mar, más que en to­do el via­je ha­bían te­ni­do.

Vie­ron par­de­las y un jun­co ver­de jun­to a la nao.

Vie­ron los de la ca­ra­be­la Pin­ta una ca­ña y un pa­lo, y to­ma­ron otro pa­li­llo la­bra­do a lo que pa­re­cía con hie­rro, y un pe­da­zo de ca­ña y otra hier­ba que na­ce en tie­rra, y una ta­bli­lla”

Es­tos ha­llaz­gos en el mar, die­ron a los ma­ri­ne­ros la cer­te­za de que se ha­lla­ban cer­ca de la tie­rra.

Los mo­ti­vos del amo­ti­na­mien­to de días an­te­rio­res ce­sa­ron. El al­mi­ran­te po­día ya es­tar se­reno.

“Los de la ca­ra­be­la Ni­ña, tam­bién vie­ron otras se­ña­les de tie­rra y un pa­li­llo car­ga­do de es­ca­ra­mo­jos. Con es­tas se­ña­les res­pi­ra­ron y ale­grá­ron­se to­dos. An­du­vie­ron en es­te día, has­ta pues­to el sol, 27 le­guas”

“Des­pués del sol pues­to, na­ve­gó a su pri­mer ca­mino al oes­te. An­da­rían 12 mi­llas ca­da ho­ra, y has­ta dos ho­ras des­pués de me­dia no­che, an­da­rían 90 mi­llas, que son 22 le­guas y me­dia. Por­que la ca­ra­be­la Pin­ta era más ve­le­ra e iba de­lan­te del al­mi­ran­te, ha­lló tie­rra e hi­zo las se­ñas que el al­mi­ran­te ha­bía man­da­do.

Es­ta tie­rra vi­do pri­me­ro un ma­ri­ne­ro que se de­cía Ro­dri­go de Tria­na”.

Es­to acon­te­ció el jue­ves 11 de oc­tu­bre y se es­ta­ba dan­do el des­cu­bri­mien­to de “nue­vas tie­rras” pa­ra los eu­ro­peos, y una nue­va con­for­ma­ción del ma­pa mun­dial. Los ma­ri­nos ha­bían par­ti­do de la Ba­rra de Sal­tes, a las 8:00 ho­ras del día vier­nes 3 de agos­to del 1492.

Cris­tó­bal Co­lón y sus tres na­ves; la San­ta Ma­ría, la Pin­ta y la Ni­ña car­ga­das de pro­vi­sio­nes, ma­ri­ne­ros y es­pe­ran­zas de en­con­trar una nue­va ruta co­mer­cial que cru­za­ra el Atlán­ti­co con­si­de­ra­ron que es­ta­ban lle­gan­do a su des­tino pla­nea­do. No fue así. Lle­ga­ron a otras tie­rras. Se en­con­tra­ron con pue­blos pa­cí­fi­cos que los mi­ra­ban ex­tra­ña­dos y al­gu­nos re­la­tos se­ña­lan que los ha­bi­tan­tes de es­tas is­las lo veían co­mo “se­res ve­ni­dos de las al­tu­ras”

Lue­go de ha­ber con­te­ni­do el za­fa­rran­cho de un amo­ti­na­mien­to, la no­che del 11 al 12 de oc­tu­bre se dio el an­sia­do gri­to de "¡Tie­rra!". Era la is­la de Gua­naha­ní, bau­ti­za­da por Co­lón co­mo San Sal­va­dor e iden­ti­fi­ca­da con la ac­tual Watling, una de las Baha­mas.

El “des­cu­bri­mien­to” y to­ma de po­se­sión de las is­las en nom­bre de los re­yes de Es­pa­ña dio pie a que nue­vos aven­tu­re­ros se hi­cie­ran a la mar y lle­ga­ran a es­te con­ti­nen­te, la co­lo­ni­za­ción y la con­quis­ta fue­ron in­me­dia­tos.

Es­pa­ña se po­se­sio­nó de las tie­rras y el con­ti­nen­te su­frió el va­sa­lla­je de gue­rre­ros, sa­quea­do­res y mu­cho, mu­cho tiem­po des­pués ca­da pue­blo lo­gró su in­de­pen­den­cia de Eu­ro­pa.

Sin du­da fue un en­cuen­tro no desea­do por una de las par­tes.

Al­gu­nos re­la­tos

se­ña­lan que los ha­bi­tan­tes de es­tas is­las veían a los re­cién lle­ga­dos co­mo “se­res ve­ni­dos de las al­tu­ras”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.