Pe­li­gro de las so­lu­cio­nes sim­plis­tas en jus­ti­cia pe­nal

La im­pu­ni­dad y las gra­ves vio­la­cio­nes a de­re­chos hu­ma­nos con­ti­núan en to­do el país. A dia­rio, se su­man ca­sos a la estadístic­a que no re­ci­ben res­pues­tas de las au­to­ri­da­des.

El Sol de Zacatecas - - Policiaca - MA­RA GÓ­MEZ CH­RIS­TEL Y CHRÍSTEL RO­SA­LES RO­SA­LES Ma­ra Gó­mez es coor­di­na­do­ra del Pro­gra­ma de Jus­ti­cia de Mé­xi­co Eva­lúa. Chrístel Ro­sa­les es in­ves­ti­ga­do­ra del mis­mo. @Doc­to­ra­ma­ra­go / @Ch­ri­s_­ros

An­te la de­ses­pe­ra­ción de la ciu­da­da­nía, cier­tas na­rra­ti­vas re­duc­cio­nis­tas en­cuen­tran eco en la con­ver­sa­ción pú­bli­ca. Co­mo la de­no­mi­na­da ‘puer­ta gi­ra­to­ria’, o la no­ción de que ‘el sis­te­ma es be­ne­vo­len­te con los de­lin­cuen­tes, pe­ro exi­gen­te con las víc­ti­mas’. Lo que es­tá detrás de es­tas na­rra­ti­vas es la idea in­co­rrec­ta de que los de­re­chos de víc­ti­mas e impu­tados son ‘un jue­go de su­ma ce­ro’, don­de el res­pe­to a los de­re­chos de uno im­pli­ca la vul­ne­ra­ción a los de­re­chos del otro. Co­mo si te­ner a más per­so­nas en las cár­ce­les, fue­ra si­nó­ni­mo de más se­gu­ri­dad y me­nos víc­ti­mas.

Hoy, le­gis­la­do­res de to­dos los par­ti­dos piden so­lu­cio­nes sim­plis­tas co­mo, pre­ci­sa­men­te, au­men­tar las pe­nas, ampliar la pri­sión pre­ven­ti­va au­to­má­ti­ca pa­ra más de­li­tos o, de plano, re­gre­sar al oscuro sis­te­ma in­qui­si­ti­vo, que per­mi­tía tan­tí­si­mas vio­la­cio­nes a de­re­chos hu­ma­nos.

En la actual Le­gis­la­tu­ra se han pre­sen­ta­do 362 ini­cia­ti­vas pa­ra re­for­mar la jus­ti­cia pe­nal. Del to­tal, 72% bus­ca li­mi­tar el ejer­ci­cio de de­re­chos, y 14% ampliar el ca­tá­lo­go de de­li­tos que ame­ri­tan pri­sión pre­ven­ti­va au­to­má­ti­ca. Ob­ser­va­mos —co­mo ca­da año— la pues­ta en marcha de la ‘ lo­co­mo­to­ra le­gis­la­ti­va’, con una ma­yor car­ga de con­tra­rre­for­mas y apues­tas pa­ra re­du­cir ga­ran­tías y li­ber­ta­des, pe­ro es­ca­sa de so­lu­cio­nes reales.

Es de­cir, el ries­go de re­tro­ce­so en la jus­ti­cia pe­nal es más gran­de que nun­ca.

Pe­ro de­be­mos ser cons­cien­tes de lo que po­dría per­der­se si la con­tra­rre­for­ma avanza. La jus­ti­cia pe­nal oral de cor­te acu­sa­to­rio ha si­do di­se­ña­da pa­ra pro­te­ger de igual ma­ne­ra los de­re­chos de víc­ti­mas e impu­tados ba­jo la ló­gi­ca del de­bi­do pro­ce­so. Por ejem­plo, per­mi­te res­pe­tar la pre­sun­ción de inocen­cia, ba­se de to­da de­mo­cra­cia; con­tro­la me­jor las de­ten­cio­nes eje­cu­ta­das por po­li­cías y miem­bros de las Fuer­zas Ar­ma­das; obli­ga a los fis­ca­les a apor­tar prue­bas an­tes de man­dar a al­guien a pri­sión; po­si­bi­li­ta una par­ti­ci­pa­ción más ac­ti­va de los jue­ces co­mo ga­ran­tes fun­da­men­ta­les de los de­re­chos hu­ma­nos de la ciu­da­da­nía, y per­mi­te más y me­jo­res re­pa­ra­cio­nes del da­ño a las víc­ti­mas.

El au­men­to de la pri­sión au­to­má­ti­ca no ha lo­gra­do con­te­ner la in­se­gu­ri­dad, ni mu­cho me­nos las gra­ves vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos. Los ca­sos en que los jue­ces liberan a per­so­nas impu­tadas se de­ben más a la ope­ra­ción de­fi­cien­te de po­li­cías y fis­ca­les en las fa­ses pre­vias del pro­ce­so, que a la pro­cla­ma­da ‘be­ne­vo­len­cia del sis­te­ma’ (véa­se nues­tra se­rie #Ca­sos­fa­lli­dos).

Ahí es­tá la aler­ta: hay que evi­tar que la ge­nui­na exi­gen­cia so­cial se uti­li­ce co­mo pre­tex­to pa­ra aco­tar los de­re­chos y li­ber­ta­des de la po­bla­ción.

En Mé­xi­co Eva­lúa es­ta­mos de­ci­di­dos a apor­tar no só­lo diag­nós­ti­cos, sino tam­bién pro­pues­tas de so­lu­ción fac­ti­bles que nos per­mi­tan tran­si­tar ha­cia la jus­ti­cia que to­dos desea­mos.

Por ello, es­te pró­xi­mo 22 de oc­tu­bre pre­sen­ta­re­mos la sép­ti­ma edi­ción del re­por­te Ha­llaz­gos, la eva­lua­ción más lon­ge­va, com­ple­ta y pre­ci­sa del sis­te­ma de jus­ti­cia pe­nal me­xi­cano.

Su pre­sen­ta­ción cons­ti­tu­ye una opor­tu­ni­dad in­me­jo­ra­ble pa­ra ana­li­zar los avan­ces y retrocesos del sis­te­ma, así co­mo pa­ra te­ner cer­te­za de si lo que se ha pro­pues­to des­de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, la Cá­ma­ra de Se­na­do­res, la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la República, la Se­cre­ta­ría de Go­ber­na­ción, la Pre­si­den­cia y el Po­der Ju­di­cial Fe­de­ral real­men­te sir­ve pa­ra for­ta­le­cer el sis­te­ma de jus­ti­cia pe­nal o no.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.