"

El Sol de Zacatecas - - Fin D - ERICK RA­MÍ­REZ

Hoy es­ta­mos co­mo si no hu­bie­ra fu­tu­ro", ha di­cho cer­te­ra­men­te en una en­tre­vis­ta re­cien­te el poe­ta por­tu­gués Jo­sé Luís Pei­xo­to.

En es­tos tiem­pos de pan­de­mia los pla­nes que te­nía­mos fue­ron can­ce­la­dos o pos­pues­tos, tiem­pos que obli­gan a la re­fle­xión so­bre cuál es nues­tro des­tino y quié­nes so­mos, se­gún ex­pli­có el lau­rea­do es­cri­tor al pe­rió­di­co El Uni­ver­sal en su edi­ción del 13 de oc­tu­bre.

Lo ci­to pa­ra no pla­giar, a la vez que no ha­ría jus­ti­cia a la pre­ci­sión de sus pa­la­bras: "En es­te tiem­po de pan­de­mia he­mos te­ni­do la opor­tu­ni­dad de pa­rar y mi­rar quié­nes so­mos, vi­vi­mos en un tiem­po en el que el fu­tu­ro cam­bió, su con­cep­to es muy dis­tin­to de lo que era, an­tes te­nía­mos la ilu­sión de que el fu­tu­ro era mu­cho más cla­ro de lo que es aho­ra".

No he en­con­tra­do una des­crip­ción más pre­ci­sa de es­tos tiem­pos tan ra­ros. Aña­di­ría quien es­cri­be que an­te es­ta im­po­si­bi­li­dad de ha­cer pla­nes por el no-fu­tu­ro pa­re­ce que que­re­mos re­gre­sar a un pa­sa­do que cree­mos más fe­liz. To­dos es­ta­mos ex­tra­ñan­do algo.

Son tiem­pos, los nues­tros, con no­tas de post­mo­der­nis­mo, nihi­lis­mo y exis­ten­cia­lis­mo, en los que es­ta­mos en el ca­mino de acep­tar que co­mo cul­tu­ra he­mos si­do de­rro­ta­dos con el de­sen­can­to co­mo la mar­ca, cuan­do la vi­da fu­tu­ra pier­de sen­ti­do por­que ya no se pue­de pla­near ca­si na­da. En­ton­ces nos vol­ca­mos a pen­sar en la con­di­ción hu­ma­na, la li­ber­tad y la res­pon­sa­bi­li­dad in­di­vi­dual, las emo­cio­nes, así co­mo el sig­ni­fi­ca­do de la vi­da.

Dis­cul­pa­rá us­ted el tran­ce fi­lo­só­fi­co, pe­ro los re­cien­tes even­tos en Mé­xi­co y el mun­do me obli­gan a pen­sar se­ria­men­te so­bre en dón­de es­ta­mos pa­ra­dos y ha­cia dón­de va­mos.

En los usos y cos­tum­bres re­gre­sa­mos al uso ma­si­vo del plás­ti­co y el au­to in­di­vi­dual pa­ra no con­ta­giar­nos. La otre­dad, el mie­do al otro, se ha­ce pre­sen­te por­que no sa­be­mos dón­de an­du­vo o si an­da­ba en­fer­mo.

En lo po­lí­ti­co, inex­pli­ca­ble es que en pleno 2020 exis­ta algo co­mo el Fre­naaa y per­so­na­jes del ca­li­bre de Juan Bos­co Abas­cal, que bus­can ac­ti­va­men­te ha­cer go­bierno al me­die­vo pa­ra evi­tar la igual­dad en­tre los se­xos, la li­ber­tad in­di­vi­dual y la de­mo­cra­cia.

Bue­na par­te de la po­lí­ti­ca en Mé­xi­co to­da­vía la ha­cen hom­bres vie­jos y ne­cios con ideas vie­jas y ne­cias, mien­tras que a los cua­dros jó­ve­nes se les ad­hie­re o se les re­cha­za.

Des­de el go­bierno se­gui­mos que­man­do di­ne­ro en las lla­mas del fi­ni­to pen­sa­mien­to pe­tro­le­ro cuan­do a la cien­cia se le cuen­tan los cen­ta­vos, es­to, con el agra­van­te de man­dar a los ni­ños a edu­car­se pa­ra el fu­tu­ro con tec­no­lo­gías de ha­ce 50 años.

En­ton­ces co­mo má­xi­ma ex­pre­sión de es­te des­an­dar lo avan­za­do man­da­mos a la pri­me­ra da­ma a su­pli­car pa­ra que Eu­ro­pa nos re­gre­se el Pe­na­cho de Moc­te­zu­ma, mi­to del Mé­xi­co prehis­pá­ni­co y en con­se­cuen­cia sim­bó­li­co de una gran­de­za pa­sa­da.

To­da­vía no po­de­mos ce­rrar las he­ri­das que de­jó la co­lo­nia y por eso que­re­mos des­truir las es­ta­tuas de Cris­tó­bal Co­lón y los con­quis­ta­do­res, exi­gir­les que se dis­cul­pen sus hi­jos co­mo si no fue­ran nues­tros me­dios her­ma­nos y que nos re­gre­sen nues­tro pa­sa­do.

Por eso que­re­mos el pe­na­cho de vuel­ta, pa­ra ver si nos da una idea de lo que fui­mos, lo que so­mos y ha­cia dón­de va­mos, aho­ri­ta que an­da­mos a os­cu­ras.

Es­pe­ro que es­ta de­pre­sión de las ideas sea pa­sa­je­ra. De­be de ser­lo. Es­te 2020, el an­ti-año, de­be ser una pau­sa pa­ra re­pen­sar­nos y ver ha­cia ade­lan­te con la es­pe­ran­za co­mo fuer­za, pues en el pa­sa­do no va­mos a en­con­trar las res­pues­tas pa­ra el fu­tu­ro.

De nue­vo ci­to a Pei­xo­to: "La es­pe­ran­za nos sal­va­rá, la es­pe­ran­za es el com­bus­ti­ble, es lo que te­ne­mos pa­ra se­guir vi­vien­do aun con di­fi­cul­ta­des tan gran­des co­mo la que es­ta­mos atra­ve­san­do".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.