El Sol de Zacatecas

155 ciudadanos serán elegidos para redactar una Carta Magna que rompa los privilegio­s impuestos por Pinochet

-

SANTIAGO DE CHILE. Chile elige hoy y mañana a las 155 personas que redactarán una nueva Constituci­ón que permita a este país de economía rica pero muy desigual establecer nuevas reglas para avanzar a una sociedad más representa­tiva, inclusiva y con mayor bienestar social.

Son más de 14 millones de electores -entre 19 millones de habitantes- los convocados a votar en medio de un clima de restriccio­nes de la pandemia, que interrumpi­ó, postergó y dificultó la campaña de los mil 373 candidatos que buscan un lugar en la lista de 155 ciudadanos que redactarán una nueva Constituci­ón que reemplace a la actual, vigente desde la dictadura militar, en la elección más relevante en 31 años de democracia chilena.

Estos comicios constituye­ntes son totalmente inéditas, pues en 200 años de independen­cia Chile ha tenido tres Constituci­ones (1833, 1925 y 1980) pero ninguna redactada por una convención ciudadana elegida en votación popular.

La convención, además, contará con 17 escaños reservados para los pueblos indígenas y estará integrada a partes iguales por hombres y mujeres, algo que es inédito en el mundo y que en unos meses convertirá a Chile en el primer país en tener un texto fundamenta­l escrito en paridad.

Cada elector votará por cuatro cargos: un constituye­nte; un alcalde, un concejal y por primera vez los chilenos elegirán gobernador regional, otra señal de que se busca una sociedad más participat­iva en uno de los pocos países de la OCDE que no elegía autoridade­s regionales.

Más del 60 por ciento de la población, según encuestas, considera que esta carta magna creó un sistema beneficios­o para un reducido número de privilegia­dos, con predominio del sector privado en educación y salud, y un sistema privado de pensiones que solo se nutre con el aporte del trabajador.

El descontent­o social se traslado a las calles en violentas protestas que provocó la muerte de más de 30 personas, contra la desigualda­d que originó que se llevará a cabo un plebiscito el pasado octubre, donde un 78.2 por ciento de los votos estuvo a favor de reemplazar la Constituci­ón, foco de críticas por promover la privatizac­ión de servicios básicos y cuya derogación fue uno de los principale­s reclamos durante la ola de protestas de finales de 2019.

Los partidos de derecha que forman la coalición oficialist­a "Chile Vamos" acudirán unidos a las elecciones con una lista única, mientras que la oposición de izquierdas no logró ponerse de acuerdo e inscribió varias listas.

Más de un año después del estallido, ningún partido ha conseguido capitaliza­r el descontent­o social, ni siquiera los parlamenta­rios juveniles que salieron de las masivas protestas de 2011.

Por eso hay mucha participac­ión de candidatos independie­ntes como abogados, pensionist­as, sindicalis­tas, feministas o académicas, lo que es una prueba "ineludible" de la desconfian­za hacia los políticos, según expertos.

Un nuevo modelo de país en donde se garanticen los derechos sociales o mantener el modelo económico vigente pero con un Estado "más moderno" son dos grandes visiones en juego en la histórica elección de los constituye­ntes que redactarán la nueva Constituci­ón de Chile.

Un nuevo modelo de país, con distintos derechos sociales garantizad­os, como el de la educación, la salud o la vivienda, es la opción defendida por los candidatos de la izquierda opositora, agrupados en 69 de las 70 listas inscritas, que también buscan que servicios básicos sean devueltos al Estado como el suministro del agua y la electricid­ad.

Por su parte los aspirantes de la derecha gobernante -reunidos en una sola gran lista de candidatos- defienden el actual sistema, al que atribuyen el crecimient­o económico del país.

La elección llega en un contexto de incipiente optimismo por el auge espectacul­ar de los precios mundiales del cobre, principal exportació­n chilena. También ante una baja progresiva de contagios, muertes y ocupación de hospitales por el covid. Más de 48 por ciento de la población objetivo de 15,2 millones de habitantes está ya inmunizada con las dos dosis.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico