Crea­rán es­pa­cio de aten­ción pa­ra los in­di­gen­tes

Mar­tín Sa­ma­guey pro­pu­so bus­car una so­lu­ción a es­te pro­ble­ma so­cial que ha au­men­ta­do en la ciu­dad

El Sol de Zamora - - Portada - ALE­JAN­DRA BRA­VO QUINTERO Pa­ra aten­der a Pág 3

las per­so­nas que vi­ven en si­tua­ción de calle, las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les bus­ca­rán un es­pa­cio don­de pue­dan ser aten­di­das mien­tras vuel­ven a in­te­grar­se a la vi­da pro­duc­ti­va de la so­cie­dad.

El presidente mu­ni­ci­pal, Mar­tín Sa­ma­guey Cár­de­nas, pro­pu­so a los re­gi­do­res bus­car de ma­ne­ra con­jun­ta una so­lu­ción a es­te pro­ble­ma so­cial, de­bi­do a que la in­di­gen­cia ha cre­ci­do en la ciu­dad.

Ex­pu­so que ya tra­ba­jan con de­pen­den­cias de la Fe­de­ra­ción pa­ra ver la po­si­bi­li­dad de te­ner in­fra­es­truc­tu­ra que cu­bra es­ta ne­ce­si­dad, si­guien­do los li­nea­mien­tos ade­cua­dos pa­ra brin­dar­les el cui­da­do que re­quie­ren.

Ase­gu­ró que co­mo go­bierno mu­ni­ci­pal no pue­den ser in­sen­si­bles a es­ta si­tua­ción, “in­de­pen­dien­te­men­te de su con­di­ción de in­di­gen­te, dis­ca­pa­ci­dad men­tal o si só­lo es­tán de pa­so, son se­res hu­ma­nos y me­re­cen ser aten­di­dos".

Men­cio­nó que a es­te te­ma se le pue­de dar una so­lu­ción pro­vi­sio­nal, bus­can­do un es­pa­cio pa­ra ha­cer un al­ber­gue noc­turno.

PLos re­gi­do­res coin­ci­die­ron con el al­cal­de y bus­ca­rán la ma­ne­ra de su­pe­rar es­ta ne­ce­si­dad exis­ten­te en el mu­ni­ci­pio. Cortesía

El presidente lo­cal di­jo que tra­ba­jan con de­pen­den­cias de la Fe­de­ra­ción pa­ra ver la po­si­bi­li­dad de te­ner in­fra­es­truc­tu­ra que cu­bra es­ta ne­ce­si­dad.

ara aten­der a las per­so­nas que vi­ven en si­tua­ción de calle, las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les bus­ca­rán un es­pa­cio don­de pue­dan ser aten­di­das mien­tras que vuel­ven a in­te­grar­se a la vi­da pro­duc­ti­va de la so­cie­dad.

El presidente mu­ni­ci­pal, Mar­tín Sa­ma­guey Cár­de­nas, pro­pu­so a los re­gi­do­res bus­car de ma­ne­ra con­jun­ta una so­lu­ción a es­te pro­ble­ma so­cial, de­bi­do a que la in­di­gen­cia ha cre­ci­do en la ciu­dad.

Ex­pu­so que ya tra­ba­jan con de­pen­den­cias de la Fe­de­ra­ción pa­ra ver la po­si­bi­li­dad de te­ner in­fra­es­truc­tu­ra que cu­bra es­ta ne­ce­si­dad, si­guien­do los li­nea­mien­tos ade­cua­dos pa­ra brin­dar­les el cui­da­do que re­quie­ren.

Ase­gu­ró que co­mo go­bierno mu­ni­ci­pal no pue­den ser in­sen­si­ble a es­ta si­tua­ción, “in­de­pen­dien­te­men­te de su con­di­ción de in­di­gen­te, dis­ca­pa­ci­dad men­tal o si só­lo es­tán de pa­so, son se­res hu­ma­nos y me­re­cen ser aten­di­dos”.

Men­cio­nó que a es­te te­ma se le pue­de dar una so­lu­ción pro­vi­sio­nal, bus­can­do un es­pa­cio pa­ra ha­cer un al­ber­gue noc­turno, don­de se les lle­ve a dor­mir y en la mañana se les de­je sa­lir.

La tem­po­ra­da in­ver­nal se pue­de ex­ten­der a to­do el mes de fe­bre­ro, y que en las no­ches el frío es ma­yor, ya que la tem­pe­ra­tu­ra lle­ga a ba­jar has­ta los 3° cen­tí­gra­dos o me­nos y no podemos mos­trar­nos in­di­fe­ren­tes, co­men­tó Mar­tín Sa­ma­guey.

Al abun­dar en el te­ma, se­ña­ló que al no con­tar­se con una ca­sa-ho­gar, hay muchos ni­ños en si­tua­ción de calle que an­dan va­gan­do, y en muchos ca­sos sí tie­nen fa­mi­lia­res, pe­ro son di­ver­sas las pro­ble­má­ti­cas que los tie­nen en la vía pú­bli­ca.

De igual ma­ne­ra, se ha­bló de la ne­ce­si­dad de contar con un psi­quiá­tri­co pa­ra aten­der problemas de es­te ti­po, o en su ca­so ha­cer con­ve­nio con las ciu­da­des que ya tie­nen es­te ser­vi­cio y po­der en­viar ahí a las per­so­nas que por su ti­po de pa­to­lo­gía pue­den lle­gar a ser pe­li­gro­sas pa­ra la so­cie­dad.

Fi­nal­men­te, los re­gi­do­res coin­ci­die­ron con el al­cal­de y bus­ca­rán la ma­ne­ra de aten­der es­ta ne­ce­si­dad exis­ten­te en el mu­ni­ci­pio pa­ra po­der desa­rro­llar una ma­yor can­ti­dad de pro­gra­mas en be­ne­fi­cio de la po­bla­ción. (F)(5)

La tem­po­ra­da in­ver­nal se pue­de ex­ten­der y en las no­ches la tem­pe­ra­tu­ra ba­ja has­ta 3 gra­dos, lo que re­pre­sen­ta un pe­li­gro pa­ra ellos.

Mar­tín Sa­ma­guey ex­hor­tó al Ca­bil­do a en­con­trar una so­lu­ción a es­te pro­ble­ma so­cial, de­bi­do a que el fe­nó­meno ha cre­ci­doen la ciu­dad. Cortesía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.