Ro­dri­go Al­pí­zar

El Sol del Centro - - Portada - Ro­dri­go Al­pí­zar Vi­ce­pre­si­den­te de Ca­na­cin­tra

Los desafíos del Pla­ne­ta se con­cen­tran en tér­mi­nos de me­dio am­bien­te, cam­bio cli­má­ti­co apro­ve­cha­mien­to sus­ten­ta­ble de los re­cur­sos na­tu­ra­les, mi­gra­ción y po­bre­za, así co­mo en el des­plie­gue de la “eco­no­mía cir­cu­lar” pa­ra des­aco­plar el cre­ci­mien­to iner­cial de 3.6% del PIB glo­bal, de la ex­plo­ta­ción des­me­su­ra­da de los re­cur­sos na­tu­ra­les, y con­se­cuen­te­men­te; re­du­cir, re­usar y re­ci­clar mu­cho más de lo que ha­ce­mos aho­ra.

En la po­lí­ti­ca in­dus­trial del nue­vo go­bierno re­sal­ta el en­fo­que neo­na­cio­na­lis­ta, en es­pe­cial en el sec­tor ener­gé­ti­co, el cual ha si­do re­or­ga­ni­za­do por una re­for­ma ener­gé­ti­ca que lo­gró aper­tu­rar, pe­ro no tu­vo el tiem­po su­fi­cien­te pa­ra con­so­li­dar in­ver­sio­nes y mu­cho me­nos desa­rro­llar mer­ca­dos más com­pe­ti­dos. La pri­sa por de­mos­trar que no ser­vía aca­bo por des­acre­di­tar un pro­yec­to y pro­po­ner ideas que no tie­nen fon­do , es­tra­te­gia , aná­li­sis y mu­chas ve­ces ni si­quie­ra ra­zon.

En la po­lí­ti­ca in­dus­trial de la 4T, la re­cu­pe­ra­ción de Pe­mex y CFE po­drían ser­vir de pa­lan­ca pa­ra in­ver­sio­nes, em­pleos y mer­ca­dos siem­pre y cuan­do ver­da­de­ra­men­te in­cre­men­ten la pro­duc­ción na­cio­nal a un pre­cio com­pe­ti­ti­vo que im­pac­te en la pro­duc­ti­vi­dad y be­ne­fi­cio so­cial de lar­go pla­zo . La re­con­fi­gu­ra­ción de las re­fi­ne­rías y la cons­truc­ción de la re­fi­ne­ría de Dos Bo­cas Ta­bas­co, po­nen en evi­den­cia un des­fa­se cru­cial en el desa­rro­llo de for­ma en­dó­ge­na.

El prin­ci­pal des­fa­se de la re­for­ma ener­gé­ti­ca se re­fie­re a in­ver­sio­nes y mer­ca­dos. Los or­ga­nis­mos re­gu­la­do­res no con­su­ma­ron las po­lí­ti­cas y los pro­ce­di­mien­tos pa­ra me­jo­rar la com­pe­ten­cia y su­per­vi­sar que los nue­vos ju­ga­do­res transac­cio­na­les acom­pa­ña­ran la aper­tu­ra del sec­tor con in­ver­sio­nes de cor­to pla­zo que in­ci­die­ran en más com­pe­ten­cia y me­jo­res pre­cios. Al con­tra­rio, sin in­ver­sión, los mer­ca­dos se ajus­tan al sis­te­ma an­te­rior y se mi­me­ti­zan con la me­dio­cri­dad pre­via.

Por ejem­plo, en ca­so de los com­bus­ti­bles, que de por sí, es un área de am­plia vul­ne­ra­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, por­que an­tes de le re­for­ma ener­gé­ti­ca y de la aper­tu­ra de ese mer­ca­do a la in­ver­sión na­cio­nal y ex­tran­je­ra, só­lo se te­nían re­ser­vas es­tra­té­gi­cas pa­ra 4 días de com­bus­ti­bles, cuan­do lo mí­ni­mo re­co­men­da­do son 14 días. La in­ver­sión de­ri­va­da de la aper­tu­ra trae­ría in­ver­sio­nes pri­va­das en duc­tos, centros de al­ma­ce­na­mien­to y dis­tri­bu­ción, es­ta­cio­nes de ser­vi­cio y una red com­ple­men­ta­ria de ca­rro tan­ques pa­ra la ade­cua­da dis­tri­bu­ción de los com­bus­ti­bles en las di­fe­ren­tes re­gio­nes de Mé­xi­co.

Su­ce­de que el 95% de la dis­tri­bu­ción de com­bus­ti­ble si­gue sien­do rea­li­za­do por Pe­mex, es de­cir por una tron­cal prin­ci­pal de pro­duc­ción, im­por­ta­ción y dis­tri­bu­ción que se que­dó al mar­gen de la in­ver­sión pro­duc­ti­va 20 años y que no responde a las ne­ce­si­da­des del país des­de ha­ce mu­cho tiem­po.

La so­be­ra­nía ener­gé­ti­ca co­mo prin­ci­pio na­cio­na­lis­ta de ac­tua­ción del nue­vo go­bierno ha si­do pues­ta a prue­ba con el plan con­tra el ro­bo de com­bus­ti­ble, y que no só­lo des­ta­pó una co­la­de­ra de co­rrup­ción equi­va­len­te a 60 mil mi­llo­nes de pe­sos, sino que se hi­zo evi­den­te el de­fi­cien­te sis­te­ma de dis­tri­bu­ción de com­bus­ti­bles y lo im­per­fec­to de la re­for­ma ener­gé­ti­ca, que no só­lo NO tra­jo pre­cios más ba­jos de la ener­gía en ge­ne­ral, sino que revela la ur­gen­te ne­ce­si­dad de re­vi­sar to­do su con­tex­to, iden­ti­fi­car las áreas de ries­go y ac­tuar en con­se­cuen­cia con la re­for­ma de la re­for­ma. La emer­gen­cia que pro­vo­có la fal­ta de com­bus­ti­bles tam­bién re­ve­ló la vul­ne­ra­bi­li­dad del sis­te­ma de dis­tri­bu­ción de mer­can­cías en ge­ne­ral, de­pen­dien­te del trans­por­te te­rres­tre por au­to­trans­por­te de car­ga. La lo­gís­ti­ca in­dus­trial de­pen­de de los com­bus­ti­bles, la red de trans­por­te y la se­gu­ri­dad en las ca­rre­te­ras. Los cos­tos de transac­ción se ele­van con la in­se­gu­ri­dad y la co­rrup­ción a tal gra­do, que se­rá in­dis­pen­sa­ble re­pen­sar las prio­ri­da­des, las con­ce­sio­nes y los mer­ca­dos pa­ra ga­ran­ti­zar com­pe­ten­cia, re­ser­vas es­tra­té­gi­cas con­fia­bles y su­per­vi­sar a de­ta­lle a los gran­des ju­ga­do­res en es­te mer­ca­do.

Una po­lí­ti­ca in­dus­trial cer­te­ra lo­gra im­pac­tos re­gio­na­les y ma­cro­eco­nó­mi­cos, pe­ro tam­bién re­duc­ción de cos­tos de transac­ción a ni­vel mi­cro­eco­nó­mi­co, y de­fi­ni­ti­va­men­te, en el mer­ca­do de los de com­bus­ti­bles, con una red de in­fra­es­truc­tu­ra y ser­vi­cios que equi­va­len a más de 16 mil mi­llo­nes de dó­la­res del sec­tor pri­va­do que no se han vis­to.

Una po­lí­ti­ca in­dus­trial cer­te­ra es aque­lla que de­ter­mi­na los sec­to­res a apun­ta­lar pa­ra el desa­rro­llo me­dian­te es­tí­mu­los, nor­ma­ti­vi­dad e in­no­va­ción tec­no­ló­gi­ca. Cier­ta­men­te re­for­zar el en­fo­que de po­lí­ti­ca in­dus­trial, em­pe­zan­do por las in­dus­trias ener­gé­ti­cas es de vi­tal im­por­tan­cia pa­ra los de­más sec­to­res de la eco­no­mía, pe­ro no a cos­ti­llas de las em­pre­sas pro­duc­ti­vas del Es­ta­do, y mu­cho me­nos, pri­vi­le­gian­do in­tere­ses de la in­dus­tria tras­na­cio­nal -que co­mo ya vi­mos- entra a los mer­ca­dos, no pa­ra ge­ne­rar más com­pe­ten­cia y me­jo­res pre­cios, sino pa­ra mi­me­ti­zar­se con dis­tor­sio­nes pre­vias y ha­cer ren­tas sin in­ver­sión co­rres­pon­dien­te.

La emer­gen­cia que pro­vo­có la fal­ta de com­bus­ti­bles tam­bién re­ve­ló la vul­ne­ra­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.