Un ge­nio para las ma­te­má­ti­cas

Que los jó­ve­nes de­jen atrás el mi­to de que los cálcu­los son di­fí­ci­les y desa­rro­llen to­do su po­ten­cial, es el pro­pó­si­to de es­te sis­te­ma

El Universal - - INSCRÍBETE - MA­RI­SOL MO­RE­LOS mo­re­los­ma­ri­[email protected]

La ha­bi­li­dad de rea­li­zar cálcu­los ma­te­má­ti­cos no so­lo es ne­ce­sa­ria a lo lar­go de to­da la vida, sino que, una co­rrec­ta for­ma­ción en es­ta área pue­de in­cre­men­tar el pa­no­ra­ma pro­fe­sio­nal pues, nin­gu­na ca­rre­ra pa­re­ce­rá di­fí­cil de lle­var.

Para apo­yar el apren­di­za­je de ma­te­má­ti­cas en los ni­ños, una bue­na op­ción es ele­gir pla­ta­for­mas di­gi­ta­les que les pa­rez­can atrac­ti­vas y, por me­dio de jue­gos, los im­pul­se en su de­sa­rro­llo ló­gi­co.

El te­ma en Mé­xi­co de­be­ría ser de es­pe­cial in­te­rés pues, de acuer­do con los re­sul­ta­dos más re­cien­tes de la prueba de me­di­ción de co­no­ci­mien­tos a ni­vel in­ter­na­cio­nal PI­SA, los es­tu­dian­tes del país se ubi­can por de­ba­jo de la me­dia mun­dial con 408 pun­tos, sien­do de 493 pun­tos el pro­me­dio para las ma­te­má­ti­cas en­tre los paí­ses eva­lua­dos.

Una de las op­cio­nes dis­po­ni­bles para me­jo­rar el apren­di­za­je en el área es Smar­tick, que cuen­ta con un sis­te­ma

on­li­ne que bus­ca fa­ci­li­tar la en­se­ñan­za de un mo­do efi­caz y di­ver­ti­do.

Ba­jo un es­ti­lo de en­se­ñan­za per­so­na­li­za­do, la apli­ca­ción di­se­ña pro­ble­mas ma­te­má­ti­cos es­pe­cí­fi­cos de acuer­do al per­fil del usua­rio. “Se tra­ta de un en­tre­na­dor per­so­nal ba­sa­do en una ta­ble­ta o compu­tado­ra que dic­ta ejer­ci­cios de acuer­do a las des­tre­zas y co­no­ci­mien­tos que ca­da per­so­na de­mues­tra en fun­ción a su com­por­ta­mien­to. El sis­te­ma, que se ha uti­li­za­do en más de 100 paí­ses, se ba­sa en la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y res­pon­de en tiem­po real a la ve­lo­ci­dad y ra­zo­na­mien­to con que los me­no­res in­ter­ac­túan con él”, ex­pli­có Ja­vier Arro­yo, crea­dor de la pla­ta­for­ma Smar­tick.

El em­pren­de­dor opi­na que la al­ta efec­ti­vi­dad que han re­gis­tra­do en la apli­ca­ción se de­be a que, a di­fe­ren­cia de otras op­cio­nes, no se vin­cu­la a la edad o los pro­gra­mas aca­dé­mi­cos de los usua­rios, sino a la ca­pa­ci­dad per­so­nal de ca­da uno lo que ade­más evi­ta frus­tra­cio­nes con la ma­te­ria y les im­pul­sa a lo­grar más.

“Que­re­mos ayu­dar a des­te­rrar el mi­to de que no se les dan las ma­te­má­ti­cas y lo­grar que en Mé­xi­co se mo­di­fi­quen los há­bi­tos de es­tu­dio en la ma­te­ria. Para no­so­tros es una sa­tis­fac­ción que des­pués de usar Smar­tick los ni­ños va­yan a la es­cue­la con más motivación y au­to­es­ti­ma por­que tie­nen más con­fian­za para apren­der”, agre­gó Arro­yo.

La app es­tá dis­po­ni­ble en iOS y An­droid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.