Ós­car Ma­rio Bete­ta

El Universal - - PORTADA - Ós­car Ma­rio Bete­ta om­be­lu­ni­ver­sal@gmail.com, @ma­rio­bete­ta

“An­drés Ma­nuel López Obra­dor man­tie­ne una ven­ta­ja de años, pe­ro aún que­da la du­da de lo que sus con­trin­can­tes ha­rán pa­ra evi­tar que se ha­ga de Los Pi­nos”.

Los ciu­da­da­nos que ejer­ce­rán su vo­to el pró­xi­mo pri­me­ro de julio tie­nen una do­ble y di­fí­cil ta­rea que ha­cer an­tes de plan­tar­se fren­te a las ur­nas: de­ci­dir por quién vo­tar y có­mo vo­tar. Es la con­fu­sión.

El car­go prin­ci­pal por el que van a su­fra­gar unos 30-40 mi­llo­nes de per­so­nas, de un pa­drón que mon­ta­ría al do­ble, es el de pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca. Des­pe­jar esa op­ción, en sí mis­ma, ya es di­fí­cil.

Di­fí­cil, por­que, con un es­ce­na­rio en el que hay tres can­di­da­tos con po­si­bi­li­da­des de ac­ce­der a ese pues­to, la reali­dad de hoy pue­de cam­biar en cual­quier mo­men­to.

Las en­cues­tas di­cen aho­ra que An­drés Ma­nuel López Obra­dor man­tie­ne una ven­ta­ja de años, pe­ro aún que­da la du­da de lo que sus con­trin­can­tes ha­rán pa­ra evi­tar que se ha­ga de Los Pi­nos.

Los erro­res que es­tá acos­tum­bra­do a co­me­ter en la vís­pe­ra, los plei­tos gra­tui­tos y a des­tiem­po que ha tra­ba­do, man­tie­ne y ati­za con dis­tin­tos sec­to­res, es­pe­cial­men­te el em­pre­sa­rial, po­drían de­fi­nir, co­mo él mis­mo di­ce, la má­xi­ma de que “la ter­ce­ra es la ven­ci­da”, pue­de ser su ven­ci­da.

El dis­cur­so de que las me­di­cio­nes son la fo­to­gra­fía de un mo­men­to es vie­jo, pe­ro real. Lo que di­ga hoy cual­quier ejer­ci­cio de­mos­có­pi­co pue­de cam­biar en un ins­tan­te. Ya ha ocu­rri­do en Mé­xi­co y en el mun­do. Así, na­die en su sano jui­cio po­dría dar na­da por un he­cho.

De­ten­ta­dor del po­der por 70 años inin­te­rrum­pi­dos, au­sen­te de és­te en­tre 2000 y 2012 y de re­gre­so ha­ce seis años, es ab­so­lu­ta­men­te im­pen­sa­ble que el PRI se re­sig­ne a per­der­lo.

Co­no­ce­dor pro­fun­do de la for­ma co­mo fun­cio­na el sis­te­ma, ce­re­bro y co­ra­zón que le dio vi­da por dé­ca­das y lo re­creó siem­pre con to­do ti­po de mé­to­dos, ese par­ti­do lu­cha­rá con to­dos los me­dios pa­ra re­va­li­dar su es­tan­cia en el má­xi­mo po­der po­lí­ti­co na­cio­nal.

Los 44 días que le que­dan pa­ra cris­ta­li­zar esa ha­za­ña pa­re­cen po­cos. Pe­ro no pue­de des­car­tar­se un vuel­co. Si AMLO no se tro­pie­za con su len­gua, el po­der cons­ti­tui­do bus­ca­rá ha­cer­lo caer. Es le­gí­ti­mo. Cual­quie­ra ha­ría lo mis­mo. No po­cos lo han he­cho.

Su can­di­da­to, Jo­sé An­to­nio Mea­de, repu­tado co­mo fun­cio­na­rio pro­bo y co­rrec­to, pre­pa­ra­do y ho­nes­to, acos­tum­bra­do a dar bue­nos re­sul­ta­dos, es la me­jor ca­ra que pue­de po­ner ese par­ti­do fren­te a una so­cie­dad in­ne­ga­ble­men­te de­sen­can­ta­da.

El cin­co ve­ces se­cre­ta­rio de Es­ta­do ha reite­ra­do que quien es­tá en la bo­le­ta es él, no el PRI, ni el Pre­si­den­te, ni to­dos cuan­tos le han he­cho da­ño a esa ins­ti­tu­ción. Si esa di­so­cia­ción es acep­ta­da so­cial­men­te, pe­se a la des­ven­ta­ja que tie­ne en las en­cues­tas, pue­de ga­nar. Con la es­tra­te­gia idó­nea, po­dría cris­ta­li­zar esa po­si­bi­li­dad. El pa­nis­ta Ri­car­do Ana­ya, igual­men­te, ha­rá to­do lo po­si­ble pa­ra al­can­zar al pun­te­ro, pe­ro con to­do y que las en­cues­tas lo ubi­can en se­gun­do lu­gar, de­be­rá en­fren­tar to­da­vía mu­chos obs­tácu­los.

Tan só­lo en la elec­ción de pre­si­den­te, pa­ra la ciu­da­da­nía es di­fí­cil de­ci­dir, aho­ra, por quién vo­tar. Al­gu­na si­tua­ción, un he­cho ines­pe­ra­do, que ja­más de­be de­jar de considerarse, po­drían ayu­dar­la a de­ci­dir in­clu­so en el úl­ti­mo mo­men­to.

Em­pe­ro, el tri­le­ma no con­clui­ría ahí. Los 18 mil 367 car­gos que es­ta­rán en jue­go en po­co más de un mes plan­tean se­rias di­fi­cul­ta­des en có­mo su­fra­gar, aun asu­mien­do que ese de­re­cho pa­ra ha­cer­lo por el can­di­da­to pre­si­den­cial se ha­ya su­pe­ra­do.

Vo­tar por 9 go­ber­na­do­res, 500 dipu­tados, 128 se­na­do­res, 984 dipu­tados lo­ca­les, mil 614 al­cal­des, mil 783 sín­di­cos y 13 mil 348 re­gi­do­res obli­ga a cru­zar un mun­do de bo­le­tas, de lo cual se pue­de es­pe­rar po­ca cla­ri­dad, cer­te­za y ra­pi­dez en el ejer­ci­cio de ese de­re­cho.

Aun así, la obli­ga­ción ciu­da­da­na es par­ti­ci­par. Ha­cer­lo por los que ca­da cual con­si­de­re me­jo­res, evi­ta­rá la­men­tos y dra­mas a pos­te­rio­ri.

Y ese ac­to de­be te­ner una co­rres­pon­den­cia. A lo me­nos que es­tán obli­ga­dos to­dos y ca­da uno de los con­ten­dien­tes, em­pe­zan­do por quie­nes quie­ren lle­var la di­rec­ción del país du­ran­te el pró­xi­mo se­xe­nio, es pre­dis­po­ner­se a re­co­no­cer, con ho­nes­ti­dad y ga­llar­día, ma­du­rez y ci­vi­li­dad, la vo­lun­tad po­pu­lar que, so­be­ra­na, se da­rá los go­ber­nan­tes que desea. Más aún por­que, co­mo se es­pe­ra, la con­tien­da se de­fi­ni­rá por un mar­gen muy pe­que­ño.

SOTTO VOCE… En el círcu­lo más cer­cano a Ri­car­do Ana­ya se co­men­ta que, en ca­so de ga­nar la Pre­si­den­cia, el ac­tual pre­si­den­te del PAN, Da­mián Ze­pe­da, se­ría el nue­vo Juan Ca­mi­lo Mou­ri­ño… Adán Au­gus­to López, can­di­da­to de Mo­re­na a la gu­ber­na­tu­ra de Tabasco, va en ca­ba­llo de ha­cien­da con 50.21% de la in­ten­ción del vo­to en la úl­ti­ma en­cues­ta de Mas­si­ve Ca­ller. Sus con­trin­can­tes no pin­tan. Ni pa­ra qué men­cio­nar­los. El de­te­rio­ro del am­bien­te eco­nó­mi­co, po­lí­ti­co y so­cial de esa en­ti­dad, cu­yo des­go­ber­na­dor, Arturo Nú­ñez, rep­ta siem­pre al ca­pri­cho de la pri­me­ra da­ma es­ta­tal, le garantizan el triun­fo… El se­gun­do de­ba­te en­tre los can­di­da­tos pre­si­den­cia­les, se­gún se pre­vé, ge­ne­ra­rá otro es­ce­na­rio en que al­guien ten­drá que de­jar de lan­zar las cam­pa­nas avu el o…Raúl Con­tre­ras Bus­ta­man­te, di­rec­tor de la Fa­cul­tad de De­re­cho de la UNAM, fue con­de­co­ra­do por la ALDF con la Me­da­lla al Mé­ri­to Do­cen­te por su bri­llan­te tra­yec­to­ria aca­dé­mi­ca, con mo­des­tia re­ci­bió ese re­co­no­ci­mien­to en nom­bre de la ins­ti­tu­ción que en­ca­be­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.